Preguntas inaplazables

Cultura · F.H.
COMPARTIR ARTÍCULO Compartir artículo
| Me gusta 45
26 marzo 2020
Se llamaba, se llama, Fermín González, era de Jaén. Lo trajo a Madrid la Guerra Civil y aquí se quedó. Fermín ha estado trabajando 20 años de voluntario en el Hospital Centro de Cuidados Laguna de Madrid. De voluntario en el centro de paliativos, se dedicaba a agarrar de la mano a los que estaban solos para acompañarlos en sus últimos momentos. A Fermín el coranavirus le sorprendió hace unos días. Cuando le ingresaron pidió el móvil, un cargador, las gafas de cerca y su Biblia.

Se llamaba, se llama, Fermín González, era de Jaén. Lo trajo a Madrid la Guerra Civil y aquí se quedó. Fermín ha estado trabajando 20 años de voluntario en el Hospital Centro de Cuidados Laguna de Madrid. De voluntario en el centro de paliativos, se dedicaba a agarrar de la mano a los que estaban solos para acompañarlos en sus últimos momentos. A Fermín el coranavirus le sorprendió hace unos días. Cuando le ingresaron pidió el móvil, un cargador, las gafas de cerca y su Biblia.

Estos son buenos días para releer ese gran reportaje de una tragedia que en cierto modo se parece a esta. La Premio Nobel Svetlana Aleksievich escribió un gran reportaje hablando con los supervivientes de la fuga radioactiva de Chernobil, en lo que ahora es Ucrania. No sabemos el número exacto de muertos indirectos pero pudieron ser decenas de miles. Una de las personas que sufrió aquella tragedia decía: “Vivimos en una tierra contaminada (como nosotros), aramos, sembramos…Traemos hijos al mundo. ¿Quiénes somos? ¿Cuál es pues el sentido de nuestro sufrimiento? ¿Por qué hay tanto sufrimiento? Ahora discutimos mucho sobre esto mi amigos y yo. Hablamos de ello a menudo. Nosotros estamos como la gente de Chernobil hace 35 años, estamos ante el desastre virológico, no nuclear. Pero sería un desastre que estuviéramos delante de esto sin hacernos las preguntas que se hacía la gente de Chernobil. No sería humano.

Noticias relacionadas

Un Hemingway inglés
Cultura · Silvia Guidi
Se acaban de cumplir treinta años de la muerte de Graham Greene, un escritor que sabía ver “la belleza que existe de verdad, no imaginaria, en lo que todos, convencionalmente, consideran y llaman feo, torcido, desagradable”....
6 mayo 2021 | Me gusta 4
La dificultad para ver a Cristo
Cultura · Angelo Scola
El nuevo dios con minúscula nos domina hasta tal punto que corremos el riesgo de volvernos incapaces de captar el misterio. Pero hay una alternativa...
8 abril 2021 | Me gusta 5