Persiguiendo Mavericks

Cultura · Juan Orellana
COMPARTIR ARTÍCULO Compartir artículo
| Me gusta 0
22 noviembre 2012
Tras el éxito cosechado por la Disney con la historia real deSoul Surfer, la Fox 2000, división dela Fox, lanza otra historia del mundo del surf, basada en la vida real de JayMoriarty. Lo curioso es que, tratándose de una película bastante convencional,-casi una tv movie si no fuera por las espectaculares secuencias- ha contadocon dos importantes directores, como son Michael Apted (Amazing Grace) y Curtis Hanson (L.A.Confidential) que tuvo que abandonar la dirección por motivos de saludcuando faltaban tres semanas de rodaje.

La película tiene dos niveles. Por un lado está la historiade superación deportiva de un chaval, Jay (Jonny Weston), que quiere dominarlas olas más imponentes de California, llamadas mavericks. Por otro, una trama cruzada de búsquedas del padre,tanto por parte de Jay -abandonado por su padre cuando era niño y que vive consu inestable madre (Elizabeth Shue)- como por parte de su mentor Frosty (GerardButler). Frosty está felizmente casado y tiene dos hijas, pero es un padreausente marcado por la muerte prematura de sus progenitores. Estas tramas devínculos, a las que se añaden los amores de sus respectivas parejas, son lospilares sobre los que se teje la historia de superación y autoexigencia delsurf. Sin duda la cinta trasmite valores positivos sobre los vínculos depertenencia, la familia, y el afán de superación, pero rezuma un vitalismovoluntarista radical. Ofrece una confusa escala de valores en la que el éxitoen las conquistas de autodominio deportivo parece convertirse en el único motorde la vida. Es cierto que Frosty acaba anteponiendo el cuidado de sus hijas asu pasión por el surf, pero en conjunto el acento está puesto en el reto de lasolas como ideal. Esa positividad vitalista contrasta con una mirada nadareligiosa sobre la vida, desembocando en un buenismo poco satisfactorio.

La articulación del guión y la puesta en escena es muytelevisiva y plana, aunque nos brinda unos planos de Mavericks realmenteespectaculares.

Noticias relacionadas

EncuentroMadrid. Más allá del optimismo, la esperanza
Cultura · Elena Santa María
Decía recientemente J.Á. González Sainz en este periódico que lo llenamos todo de ruido, los bares, las tiendas, las calles… pero “un alma está hecha de preguntas y de voces interiores, y si el alma está ensordecida por el ruido el alma no respira”. ...
15 octubre 2021 | Me gusta 2
Wittgenstein y el sentido de la vida
Cultura · Costantino Esposito
Hace cien años se publicaba su Tractatus logico-philosophicus. El filósofo vienés ponía en el centro de su reflexión el límite o la imposibilidad del decir. Solo cuando se acepta el límite del conocimiento se abre el discurso al Misterio. ...
6 octubre 2021 | Me gusta 2