La ola, de Dennis Gansel

Cultura · Juan Orellana
COMPARTIR ARTÍCULO Compartir artículo
| Me gusta 0
26 noviembre 2008
¿Por qué? Porque, basándose en un hecho real, muestra las raíces antropológicas del totalitarismo y pone el dedo en la llaga de las enfermedades del hombre de hoy: soledad, carencias afectivas familiares, necesidad acrítica de pertenencia, búsqueda de sucedáneos de sentido; porque indica la potencia de la relación educativa a la vez que sus límites; porque desmitifica la conquista de las democracias occidentales, pendientes de un hilo.

¿De qué va? Inspirada en un caso ocurrido en California hace tres décadas, la película nos cuenta lo que sucede en un instituto cuando durante una semana al profesor Rainer Wenger se le ocurre la idea de un experimento que explique a sus alumnos cuál es el funcionamiento de los gobiernos totalitarios. En apenas unos días, lo que comienza con una serie de ideas inocuas, como la disciplina y el sentimiento de pertenencia grupal, se va convirtiendo en un movimiento real neofascista: La Ola.

¿Para quién? Para universitarios y adultos interesados en la crítica sociopolítica y cultural; para educadores, sociólogos, psicólogos y analistas; para los amantes del cine original y de propuestas inteligentes; para los seguidores del nuevo cine alemán; para los que disfrutaron de Napola, el film anterior de Dennis Gansel.

Noticias relacionadas

Con la lámpara encendida
Cultura · Javier Mª Prades López
Publicamos la homilía de Javier Prades durante el funeral de Mikel Azurmendi el pasado 9 de agosto en la parroquia del Espíritu Santo de San Sebastián...
12 agosto 2021 | Me gusta 9