Tres hipótesis en el atentado de Turquía

España · Mara Maldo
COMPARTIR ARTÍCULO Compartir artículo
| Me gusta 0
14 marzo 2016
El presidente de Turquía, Erdogan, identifica en la “inestabilidad de la región” el contexto que origina los numerosos atentados terroristas que están flagelando a las ciudades más importantes de su país, como el de este domingo, con 34 muertos y 125 heridos en Ankara. Tiene razón, pero solo en parte.

El presidente de Turquía, Erdogan, identifica en la “inestabilidad de la región” el contexto que origina los numerosos atentados terroristas que están flagelando a las ciudades más importantes de su país, como el de este domingo, con 34 muertos y 125 heridos en Ankara. Tiene razón, pero solo en parte. Es verdad que el vecino conflicto sirio se ha desbordad hasta implicar a los kurdos, y el PKK constituye un factor de desestabilización, sin duda. Tampoco es un misterio que el avance de los elementos fundamentalistas a través de Turquía oculta tramas que afectan a los servicios secretos de medio mundo. Y aquí llegamos a la clave. La ambigüedad de la política de Erdogan con respecto a sus aliados, su atención a los Hermanos Musulmanes en más de uno de los países vecinos, el giro en sentido represivo de su gobierno hacia una auténtica persecución de los órganos de prensa, ¿todos estos factores son totalmente ajenos a lo que está pasando?

Es evidente que el PKK podría estar detrás del último atentado, o también el Daesh, pero no hay que infravalorar al extremismo de izquierdas, que ya ha protagonizado algunos graves episodios en los últimos meses. El gigante turco se enfrenta por tanto a verdaderas pesadillas. Si reacciona por su parte, como parece probable, la situación en la región irá a peor. Es una buena razón para que Europa y Estados Unidos abran con el gobierno de Erdogan un diálogo más sincero y decidido de lo que ha sido hasta ahora. Ser vecinos de Turquía y de su pueblo también significa decir a su gobierno la verdad.

El terrorismo hay que combatirlo sin indulgencia, y para eso hay que invertir en la legitimidad de las instituciones y en la salvaguarda de la democracia. En los túneles donde parece haberse precipitado Turquía, hay que encontrar una vía de salida que no solo consolide la “estabilidad” mediante la intervención de la policía y de los cuerpos especiales, sino que devuelva la esperanza a un país que vuelva a descubrir las razones de la convivencia entre los que son distintos. No depende solo de Erdogan. Aunque también depende de él.

Noticias relacionadas

Joseba Arregi. Un abrazo para la eternidad
España · Juan Carlos Hernández
“Todos compartimos esa base de debilidad, de sufrimiento, de dolor, de ser contingentes, de tener que morir. Desde ahí podemos encontrarnos unos a otros”. Hace unos meses escribía esto para nuestro periódico nuestro querido amigo Joseba Arregi, que ha fallecido en Bilbao tras una larga y dura...
15 septiembre 2021 | Me gusta 3
El estado anímico del votante
España · Javier Folgado
A pesar de todas sus diferencias ideológicas, a María, Jesús, Daniel, Laura les preocupan más o menos las mismas cosas en su día a día....
2 julio 2021 | Me gusta 6
Un perdón real y verdadero genera memoria democrática
España · Francisco Medina
En este mundo en que vivimos, el espacio intermedio en el que cada uno de nosotros hace acto de presencia, inter-accionamos. Ejercemos nuestra posibilidad de actuar, fruto de una decisión nuestra, y podemos generar un mundo más humano… o no. Para bien o para mal, nuestras acciones pueden generar...
1 julio 2021 | Me gusta 6