La estrategia de Ankara genera problemas a la UE y a EE.UU

España · Caleb J. Wulff
COMPARTIR ARTÍCULO Compartir artículo
| Me gusta 0
29 julio 2015
La reunión extraordinaria de la OTAN, celebrada este martes a petición de Turquía, se convocó en virtud del artículo 4 del tratado, que prevé consultas entre los estados miembros frente a un peligro para alguno de ellos, un hecho extraño en la historia de la OTAN. La motivación aducida era la amenaza que el Isis representa para Turquía y tanto el procedimiento como la motivación han sorprendido a muchos observadores.

La reunión extraordinaria de la OTAN, celebrada este martes a petición de Turquía, se convocó en virtud del artículo 4 del tratado, que prevé consultas entre los estados miembros frente a un peligro para alguno de ellos, un hecho extraño en la historia de la OTAN. La motivación aducida era la amenaza que el Isis representa para Turquía y tanto el procedimiento como la motivación han sorprendido a muchos observadores. La sorpresa deriva de la repentina iniciativa de Ankara frente al Isis, respecto al cual hasta ahora había tenido una actitud bastante “suave”, sin impedir de facto en su territorio el comercio clandestino de petróleo, notable fuente de financiación para el califato, y dejando pasar por sus fronteras armas y combatientes.

En cambio, desde la semana pasada la aviación turca está atacando las posiciones del Isis y Ankara, finalmente, ha permitido a los aviones americanos utilizar la base de Incirlik para sus misiones. La OTAN ha excluido cualquier intervención directa en Siria, aunque ha expresado su total solidaridad con Turquía en su lucha contra el terrorismo. Por su parte, Erdogan ha invitado a la OTAN a implicarse más en cuando se ataca a uno de sus miembros. Como ejemplo, citó el atentado de Suruc, atribuido al Isis, que provocó 32 muertos pero que es difícil considerar como un ataque directo contra Turquía. Por otra parte, hasta hace muy poco el propio gobierno de Ankara no parecía ver en el Isis una amenaza directa, y el atentado de Suruc también afecto a los voluntarios que llevaban ayudas a los kurdos sirios de Kobane que luchan contra el Isis, lo que lo convierte más en una represalia contra los kurdos que en un ataque a los turcos.

La convocatoria de la OTAN parece entonces tener un significado político para cubrir el cambio de estrategia de Turquía, motivado por lo demás con una justificación discutible. Se mantiene por tanto la pregunta sobre cuáles son los motivos reales que se esconden tras este cambio. Un inicio de respuesta nos llega de la noticia del acuerdo entre Turquía y Estados Unidos para la constitución de una gran zona franca en el norte de Siria, a lo largo de la frontera con Turquía, para poner bajo control a los opositores “demócratas” de Assad (las comillas se deben a que están por ver los parámetros que permiten tal definición) y a los propios turcos. La formación de esta área sería imposible sin la intervención de tropas terrestres, que no pueden ser más que turcas. La idea ha sido bien acogida por los opositores sirios y puede representar un alivio también para los refugiados sirios. Ankara ya se ha referido a la repatriación en esa zona de casi dos millones de refugiados sirios que están en su territorio. Habrá que esperar que al menos sus condiciones de vida puedan mejorar un poco, porque su seguridad difícilmente lo hará. También habrá que prever que los milicianos del califato no desistan fácilmente en su intento de recuperar el control de la zona, tampoco podemos esperar que no estallen conflictos entre las diversas facciones rebeldes, y por último es probable una reacción del régimen de Assad ante la sustracción de territorio por parte de otro estado que además hubo un tiempo en que era aliado.

El objetivo inmediato de Erdogan probablemente sea acabar con Assad antes que con el califato. Además, con su entrada en Siria participaría directamente en las negociaciones sobre la solución política del problema sirio, apoyada por Rusia y, llegados a este punto, tal vez también por EE.UU, con la formación de un gobierno de transición que lleve a una nueva organización del país. De otro modo, la única alternativa es una Siria como Libia. El acuerdo alcanzado por EE.UU con Teherán probablemente sea el factor que ha hecho decidir a Erdogan, porque Irán ya es parte de la solución, dado su apoyo al régimen de Assad, y el acuerdo nuclear también le permitirá formar parte de las negociaciones. Estas dos potencias regionales no están en desacuerdo entre sí, como en cambio sí lo están Arabia Saudí con Irán, y por tanto pueden enfrentarse por la vía diplomática, apoyando a Turquía en los intereses de los sirios sunitas y a Irán en los de los alauitas chiítas.

Pero en escena hay un tercer elemento incómodo, representado por los kurdos, hasta ahora los opositores más firmes frente al Isis, contra quien han combatido tenazmente y con éxito. Sin embargo, los kurdos son un problema para Turquía desde hace tiempo debido a sus peticiones de independencia. Esta población indoeuropea, musulmana suní, se divide entre Turquía, Iraq y Siria, pero siempre ha soñado con la creación de un Kurdistán independiente. Los kurdos en Iraq han alcanzado una notable autonomía, gracias al enfrentamiento entre árabes iraquíes sunitas y chiítas, pero en Turquía han sido reprimidos durante mucho tiempo y en concreto una de sus organizaciones, el PKK, ha sido declarada terrorista internacional.

Hay que recordar que su fundador y líder, Abdullah Ocalan, halló refugio en Italia durante los años 1998 y 1999, donde pidió asilo político, que le fue rechazado por el gobierno D`Alema por presiones turcas y americanas. Se refugió entonces en Kenia, donde fue arrestado por agentes turcos y ahora cumple cadena perpetua en Turquía. En los últimos años se preparó un proceso de pacificación que parecía que iba a prosperar por fin con una solución al problema kurdo, pero ahora la estrategia de Erdogan parece que también cambia en este punto. Con ocasión de la reunión de la OTAN, ha unido a los kurdos del PKK con los terroristas del Isis. Sobre el terreno, los turcos están bombardeando también las bases kurdas en Iraq y, según afirman los kurdos, también Siria, donde el PKK colabora con otras formaciones kurdas en la lucha contra el califato.

Hay quien vincula esta ruptura con la situación en Turquía tras las últimas elecciones, en las que el partido de Erdogan no ha alcanzado la mayoría, y ahora es difícil negociar la constitución del nuevo gobierno. El partido kurdo ha obtenido en cambio un buen resultado electoral y acusa ahora a Erdogan de querer reabrir la cuestión kurda para ir a unas nuevas elecciones y ganarlas presentándose como el defensor de Turquía ante los ataques externos e internos. Sigue pendiente el hecho de que la oleada de arrestos tras los últimos atentados parece afectar más al PKK y a otros movimientos de izquierda y opositores al gobierno que a los seguidores del Isis. La nueva estrategia de Ankara parece así plantear a EE.UU y a la UE más problemas de los que puede resolver.

Noticias relacionadas

Una presidenta (Ayuso) en Nueva York
España · Ángel Satué
Isabel Díaz Ayuso estuvo recientemente una semana fuera de España, en los Estados Unidos de América, buscando inversiones para la región madrileña, que preside. ...
14 octubre 2021 | Me gusta 4
Homenaje a Mikel Azurmendi
España · PD
Páginas Digital junto con la Fundación Pablo VI organizan un homenaje a Mikel Azurmendi con el título “Un hombre de razón y corazón abiertos” ...
13 octubre 2021 | Me gusta 1
Contemplando el reflejo estelar
España · Marco Bersanelli
Emblema de la inmensidad, el cielo estrellado se ha hecho cercanísimo a pesar de su lejanía remota. La propia vida brotó de esa materia y de su energía...
7 octubre 2021 | Me gusta 4
Joseba Arregi. Un abrazo para la eternidad
España · Juan Carlos Hernández
“Todos compartimos esa base de debilidad, de sufrimiento, de dolor, de ser contingentes, de tener que morir. Desde ahí podemos encontrarnos unos a otros”. Hace unos meses escribía esto para nuestro periódico nuestro querido amigo Joseba Arregi, que ha fallecido en Bilbao tras una larga y dura...
15 septiembre 2021 | Me gusta 4