Entrevista a Juan Carlos Girauta

`Es una frivolidad que el PP vaya a dejar ahora la ley del aborto como la dejó Zapatero`

España · José María Gutiérrez Montero
COMPARTIR ARTÍCULO Compartir artículo
| Me gusta 124
18 septiembre 2014
“Nos parece que el tema del aborto ha sido muy mal planteado, en términos absolutamente demagógicos y frívolos. El aborto es ante todo una tragedia y no se puede enfocar como un derecho. A partir de ahí, reconocemos la capacidad de la gente de actuar en conciencia, la necesidad de proteger un bien jurídico como es el nasciturus, que es un ser humano, es vida humana, aunque todavía no posea una personalidad civil. Por lo tanto no puede ser tratado como un grano, porque no lo es”.

¿Es posible que surja una tercera fuerza constitucionalista en España? ¿Es conveniente?

Es posible y además es deseable. Es posible porque ahí está la masa crítica. Los que han votado C’s o UPyD son una España constitucionalista, que busca la regeneración, y que se presenta como alternativa, por un lado, a los dos grandes partidos, y por el otro lado, como alternativa a las salidas revolucionarias como puede ser Podemos, que ha crecido de forma espectacular y que es un verdadero síntoma de la crisis. Por lo tanto, sí es posible y deseable esa tercera fuerza constitucionalista que quiere regenerar el país.

Después de la reacción de Rosa Díez y de las críticas recibidas por Sosa Wagner la unión de UPyD y Ciudadanos parece muy difícil.

La unión tiene fórmulas muy diversas aún inescrutadas. Existe la posibilidad del acuerdo explícito previo a unas elecciones, la coalición puntual, la coalición estable, la federación, la fusión, y una gran escala de grises que se pueden explorar.

Para el electorado católico hay tres cosas que suponen un problema a la hora de votar a Ciudadanos: su estatalismo, su defensa del laicismo y su postura sobre el aborto. ¿Hay algún modo de superar esos problemas?

Estatalismo ninguno, para nada. Ciudadanos es un partido liberal, rehúye el estatalismo absolutamente, y considera que hay que sacar las manos de la sociedad para no interferir en los procesos de creación de riqueza y en las libertades de las personas. Sobre el tema del laicismo, nosotros somos partidarios del estado que es. Un estado aconfesional, que es el que dice la Constitución. Nosotros somos tan revolucionarios que queremos que se cumpla la Constitución. En nuestra filosofía, nosotros somos partidarios del estado laico, pero no somos laicistas, porque el laicismo es una hostilidad hacia lo religioso. El estado laico no es hostil hacia el hecho religioso.

¿Y con respecto al aborto?

Nos parece que el tema del aborto ha sido muy mal planteado, en términos absolutamente demagógicos y frívolos. El aborto es ante todo una tragedia y no se puede enfocar como un derecho. A partir de ahí, reconocemos la capacidad de la gente de actuar en conciencia, la necesidad de proteger un bien jurídico como es el nasciturus, que es un ser humano, es vida humana, aunque todavía no posea una personalidad civil. Por lo tanto no puede ser tratado como un grano, porque no lo es. Dicho lo cual, hay que atender a la moral pública del momento, a la realidad social, y hay que conjugar todo ello, con estos requerimientos de principio antes aludidos. Nosotros consideramos una enorme frivolidad por parte de Zapatero al considerar el aborto en términos de derecho, consideramos una enorme frivolidad que Zapatero introdujera el derecho al aborto a los dieciséis años sin comunicación a los padres, consideramos todavía más frívolo que el Partido Popular, después de haber generado la polémica que ha generado, vaya a dejar la legislación tal y como la dejó Zapatero. A mí a título personal –ya que en este asunto Ciudadanos da un enorme margen a la conciencia de cada cual– me parece que la menos mala era la solución del consenso del año 85, no así la posterior ampliación de los supuestos por parte de la judicatura.

¿Si PP y Ciudadanos llegaran a un acuerdo para gobernar en Madrid cuál cree que sería su política con los conciertos educativos?

Nosotros somos muy realistas, y tenemos perfectamente clara la absoluta necesidad de mantener los regímenes diferentes dentro de la educación, y sabemos que en ello la escuela privada juega un papel indispensable. Sabemos que se tiene que hacer a través de conciertos.

¿Cuáles son las medidas más necesarias para acercar la política a los ciudadanos?

Acercar la política a los ciudadanos parece una expresión de marketing. Creo que los ciudadanos ya tienen planteamientos políticos. Cuando los ciudadanos se preocupan de los impuestos que pagan, o de la calidad de los servicios de salud, o de la educación, están teniendo preocupaciones que son políticas, aunque no las llamen así. Si los ciudadanos no se sienten cerca de nadie es porque los partidos políticos desde sus diferentes puestos en el gobierno o en la oposición no han sabido sintonizar con sus preocupaciones. En los últimos años ha habido un preocupante divorcio entre los políticos y la sociedad. Y eso ha llevado entre otras cosas al preocupante descrédito de los políticos con esa desafortunada expresión de “la casta”, que es bastante injusta. Es injusta, entre otras cosas, porque el político, en principio, aunque sea corruptible, se dedica a la política por el bien común. Yo conozco muchos políticos de todos los colores que están trabajando de acuerdo con sus convicciones, acertadas o no. El hecho de que la gente perciba a los políticos como un problema es un fracaso estrepitoso de esos propios políticos. A lo mejor, en lugar de ofrecer lo de siempre, desde unos despachos en los que se crean unas consignas y se improvisa un programa, lo que deberíamos hacer es tener los oídos abiertos y saber cuáles son los problemas que hacen que la gente esté desalentada y hacer de altavoz, articulando soluciones políticas estables, asumibles, no populistas, no demagógicas, no para contentar a nadie, sino pragmáticas, que no nos condenen económicamente. Prometer una renta pública a todo el mundo es muy fácil y alegra muchos oídos. El político tiene que combinar la responsabilidad con la transmisión de una preocupación genuina por los problemas de la sociedad.

¿Qué puede aportar una formación como Ciudadanos en un panorama como el actual?

Ciudadanos está aportando –y este es el sentido de su existencia como partido nacional– una visión renovada, fresca, positiva, sobre las posibilidades que España tiene, sobre el futuro y el potencial. No sobre las discusiones del pasado. No girando en torno a un negativismo y a un fatalismo que muchas veces es característico de las élites españolas. Ciudadanos es una opción que tiene todo el aliento y las ganas de regenerar el país, de que se cumplan las leyes, de que la Constitución se respete, de que la unidad de España sea una realidad indiscutible, de que la igualdad de los ciudadanos ante la ley sea cierta, no una frase, sea quien sea el que llegue ante un tribunal o ante un juez. Ciudadanos es una opción regeneradora, liberal-progresista, y una opción que quiere reformar desde el poder judicial hasta la administración, pasando por la educación y la división de poderes. Reformismo radical, pero reformismo.

Noticias relacionadas

Joseba Arregi. Un abrazo para la eternidad
España · Juan Carlos Hernández
“Todos compartimos esa base de debilidad, de sufrimiento, de dolor, de ser contingentes, de tener que morir. Desde ahí podemos encontrarnos unos a otros”. Hace unos meses escribía esto para nuestro periódico nuestro querido amigo Joseba Arregi, que ha fallecido en Bilbao tras una larga y dura...
15 septiembre 2021 | Me gusta 3
El estado anímico del votante
España · Javier Folgado
A pesar de todas sus diferencias ideológicas, a María, Jesús, Daniel, Laura les preocupan más o menos las mismas cosas en su día a día....
2 julio 2021 | Me gusta 6
Un perdón real y verdadero genera memoria democrática
España · Francisco Medina
En este mundo en que vivimos, el espacio intermedio en el que cada uno de nosotros hace acto de presencia, inter-accionamos. Ejercemos nuestra posibilidad de actuar, fruto de una decisión nuestra, y podemos generar un mundo más humano… o no. Para bien o para mal, nuestras acciones pueden generar...
1 julio 2021 | Me gusta 6