El italiano Antonio Tajani, nuevo Presidente del Parlamento europeo

España · PaginasDigital
COMPARTIR ARTÍCULO Compartir artículo
| Me gusta 1.784
18 enero 2017
Por primera vez en la Historia del Parlamento europeo (también llamada ´eurocámara´), un italiano presidirá una institución cuyas primeras elecciones se celebraron en 1979 y que ya tiene alrededor de ochocientos miembros, habida cuenta de que Unión Europea cuenta con 28 estados miembros. A pesar de que Tajani representa a un partido minoritario dentro del Parlamento europeo (la Forza Italia de Silvio Berlusconi), se encontraba al frente de los conservadores europeos, agrupados en torno al Partido Popular Europeo (PPE). Sabido es que, en el conjunto de instituciones europeas, la Comisión tiene mucha más fuerza e importancia que el Parlamento, pero también que este va cogiendo cada vez más peso como consecuencia de la cada vez mayor influencia de las instituciones europeas sobre las políticas nacionales de sus Estados miembros. Con la designación de Tajani, por otra parte, Italia sigue fortaleciendo su presencia en los principales organismos europeos. Mientras la Comisión está presidida por un luxemburgués (Jean-Claude Juncker) y el Consejo por un polaco (Donald Tusk), al tiempo que las presidencias de turno de la UE son rotatorias (cada seis meses un país diferente, la última de Italia tuvo lugar en el segundo semestre de 2014), ahora tenemos a una italiana al frente de la política internacional de la Unión Europea (la exMinistra de Asuntos Exteriores de Renzi, Federica Moguerini); a un italiano presidiendo el Parlamento europeo (Antonio Tajani, desde el 17 de enero); y, lo más importante, a otro italiano al frente de la principal institución financiera: el Banco Central Europeo (BCE), en manos de Mario Draghi. Todo un éxito para la diplomacia italiana que, sin embargo, no logra que esto se traduzca en una mejoría de la nación transalpina.

Como decimos, a pesar de que Italia ostenta la categoría de ´país fundador´, no ha sido hasta 2017 (coincidiendo con el 60 aniversario de la firma de los Tratados de Roma) cuando un italiano se ha hecho con la presidencia de la eurocámara. Así, Tajani, un leal colaborador de Berlusconi desde que Forza Italia se presentara por primera vez a unas elecciones generales en Italia allá por 1994, ha logrado el puesto gracias al apoyo del ala conservadora y euroescéptica de la institución: los ´tories´ británicos (elegidos en tiempos de Cameron pero ahora bajo control de Theresa May), y los ultraconservadores polacos de Jaroslaw Kaczynski. Tras cuatro rondas de votación que se prolongaron durante más de doce horas, Tajani logró 351 papeletas de los eurodiputados frente a las 282 del segundo candidato más votado. Fue entonces cuando Tajani hizo su primer discurso a la cámara: ´Necesitamos un Parlamento Europeo fuerte y un buen presidente. Que parezca un presidente, no un primer ministro´.

La presidencia de Tajani nace bajo el entendimiento entre populares y liberales, ya que estos últimos decidieron retirar en el último momento a su candidato y sus 68 escaños fueron a parar, en principio, a Tajani (aunque no se puede asegurar que fuera así al ser el voto secreto). En principio, el acuerdo entre ambas formaciones se traduce en un acuerdo escrito por el que ambas fuerzas se comprometen a impulsar la mejora de la seguridad interior y exterior de Europa, las políticas medioambientales y la inversión en crecimiento y empleo.

Hay que decir que en el triunfo final de Tajani también resultó decisivo el apoyo euroescéptico. En ese sentido, Tajani se había comprometido previamente a ser ´neutral, al servicio de todos los europeos, centrado en las cosas que realmente importan: seguridad, migración y empleo´. Lo que le permitió ganar el voto del Reino Unido, ya que los ´tories´ o conservadores británicos quieren reducir el radio de acción de la Unión Europea. Quien puede salir perjudicado del acuerdo para que Tajani presida el Parlamento europeo es seguramente el Presidente del Consejo, Donald Tusk, que tiene, entre otros problemas, el del que el gobierno de su propio país no le apoye: en todo caso, Tusk tiene asegurado su puesto hasta mayo, y veremos entonces si es capaz o no de revalidar mandato.

Lo que sí debe destacarse es que el Partido Popular Europeo (PPE) ve fortalecida de nuevo su posición ya que en este momento ocupa la presidencia de las tres principales instituciones comunitarias, lo que ya sucedió entre entre 2009 y 2012. Y no parece que vaya a haber un cambio de tendencia: de momento, en Reino Unido y España gobiernan los conservadores; en Alemania da la impresión de que Merkel logrará un cuarto mandato; en Francia el conservador Fillon, tras haber arrasado en las primarias a sus rivales Juppé y Sarkozy, parece no tener rival ni a izquierda ni a derecha, aunque ya se verá en las presidenciales de mayo; y solo queda, entre los principales países europeos, la Italia de Gentiloni, en manos de los socialdemócratas pero donde en cualquier momento puede surgir una alianza entre los tres principales partidos de derecha (Forza Italia, Fratelli d´Italia y la Liga Norte). Claro que en este último caso el asunto no será tan fácil, porque, por un lado, está un Movimiento Cinque Stelle en auge (liderando desde hace meses las encuestas), y por otro los socialdemócratas del PD tienen en Matteo Renzi un valor muy seguro que seguramente se revalorizará con el paso del tiempo tras el batacazo del pasado ´referendum´.

Noticias relacionadas

¡Pim! ¡Pam! ¡Pum!
España · Gonzalo Mateos
Desmontemos dos mitos que en España se toman por axiomas. El primero es que en educación es imposible llegar a acuerdos. No es cierto, los vemos alcanzar casi a diario. ...
22 junio 2022 | Me gusta 4
Coalición vs colisión
España · Gonzalo Mateos
Aunque nos parezca extraño, lo normal es la coalición. Recuerdo la cara de asombro de mis amigos europeos cuando en una cena les dije que en España nos había costado cuarenta años de democracia lograr tener un primer gobierno nacional de más de un partido. ...
25 mayo 2022 | Me gusta 5