Educación y nacionalistas: las razones de una obsesión

España · Francisco Pou
COMPARTIR ARTÍCULO Compartir artículo
| Me gusta 733
5 octubre 2016
Lo decía esta semana el president de la Generalitat de Cataluña Carles Puigdemont. Puigdemont es un nacionalista autoinvestido de la mosaica misión de conducir el viaje del “procés” de desconexión. Y el “procés” es mucho más que un objetivo de derecho administrativo, de organización territorial o de autodeterminación. Es, sobre todo, una “weltanschaung”, una cosmovisión del mundo en torno a la nación, que encarna el Estado. Una forma de vivir, una forma de mirar. Y de inocular.

Lo decía esta semana el president de la Generalitat de Cataluña Carles Puigdemont. Puigdemont es un nacionalista autoinvestido de la mosaica misión de conducir el viaje del “procés” de desconexión. Y el “procés” es mucho más que un objetivo de derecho administrativo, de organización territorial o de autodeterminación. Es, sobre todo, una “weltanschaung”, una cosmovisión del mundo en torno a la nación, que encarna el Estado. Una forma de vivir, una forma de mirar. Y de inocular.

Pues volviendo a Puigdemont, resulta que nos decía esta semana que la educación es, literalmente, “una de las obsesiones del Govern”. Verán a continuación por qué.

Podríamos intuir que la “obsesión educativa” del Govern proviene de la preocupación sobre el fracaso escolar endémico en Cataluña, a la triste cabeza hoy del fracaso en Europa. El gasto asignado a educación en Cataluña (competencia del Govern) en relación al PIB está ahora a los niveles de Laos, Perú o Guatemala. Lo recordaba esta semana el portavoz de la fundación Jaume Bofill. Hay otros instrumentos “educativos” o adoctrinantes, como TV3, la televisión pública catalana que, sin embargo, se mueven con volúmenes de recursos y asignaciones presupuestarias récord. El coste medio por empleado de TV3 es de 62.000 euros.

¿Qué le preocupa al Govern? ¿Cuál es el contenido de esa obsesión educativa? Carles Puigdemont continuaba hablando muy claro esta semana: “la educación es una viga maestra en la construcción del nuevo Estado”. El objetivo educativo no es la persona: es la viga que construye el tótem. Y quizá la referencia más próxima, las comunidades autónomas en España, y la incongruencia de una enésima ley, la ley Wert, no apuntan a un proyecto educativo lo suficientemente atractivo como para sacarnos del fracaso escolar. Si es cara la educación, vean lo que es la ignorancia. Nos saldrá caro.

Noticias relacionadas

Joseba Arregi. Un abrazo para la eternidad
España · Juan Carlos Hernández
“Todos compartimos esa base de debilidad, de sufrimiento, de dolor, de ser contingentes, de tener que morir. Desde ahí podemos encontrarnos unos a otros”. Hace unos meses escribía esto para nuestro periódico nuestro querido amigo Joseba Arregi, que ha fallecido en Bilbao tras una larga y dura...
15 septiembre 2021 | Me gusta 3
El estado anímico del votante
España · Javier Folgado
A pesar de todas sus diferencias ideológicas, a María, Jesús, Daniel, Laura les preocupan más o menos las mismas cosas en su día a día....
2 julio 2021 | Me gusta 6
Un perdón real y verdadero genera memoria democrática
España · Francisco Medina
En este mundo en que vivimos, el espacio intermedio en el que cada uno de nosotros hace acto de presencia, inter-accionamos. Ejercemos nuestra posibilidad de actuar, fruto de una decisión nuestra, y podemos generar un mundo más humano… o no. Para bien o para mal, nuestras acciones pueden generar...
1 julio 2021 | Me gusta 6