Contraband

Cultura · Juan Orellana
COMPARTIR ARTÍCULO Compartir artículo
| Me gusta 0
15 marzo 2012
El director, actor y productorescandinavo Baltasar Kormakur se pone tras las cámaras para filmar una especiede remake a la americana de lapelícula Reykjavik-Rotterdam, que élhabía protagonizado en 2008, y que se basaba en una novela del islandés  Arnaldur Indridason. Así nace esta película,con guión de Aaron Guzikowski, y protagonizada por Mark Wahlberg y KateBeckinsale.

Esta película de género puro esun thriller de acción que gira en torno a un ex contrabandista, Chris, queahora se ha convertido en un honrado padre de familia. Cuando parece que eldelito ya pertenece a su pasado, su cuñado -metido en el negocio de la droga-le pone en una terrible disyuntiva. Si no le ayuda a conseguir un dineral quedebe, el mafioso Tim Briggs le matará y luego acosará a su familia. Así que,para salvar a los suyos, Chris tendrá que volver esporádicamente al delito, ytraer de Panamá millones de dólares falsos en un barco mercante.

La puesta en escena es purafórmula, pero el guión está bien tejido, el montaje es funcional, los actoresbrillantes y la película marcha como un reloj. Además, el guionista se preocupade dibujar un poco el perfil dramático de los personajes, y de esa manera hayun cierto componente ético en los conflictos, siempre a caballo entre un tonofatalista y el clásico voluntarismo del héroe americano. Una buenarecomendación para los amantes del género, pero eso sí, un pelín violenta.

Noticias relacionadas

EncuentroMadrid. Más allá del optimismo, la esperanza
Cultura · Elena Santa María
Decía recientemente J.Á. González Sainz en este periódico que lo llenamos todo de ruido, los bares, las tiendas, las calles… pero “un alma está hecha de preguntas y de voces interiores, y si el alma está ensordecida por el ruido el alma no respira”. ...
15 octubre 2021 | Me gusta 3
Wittgenstein y el sentido de la vida
Cultura · Costantino Esposito
Hace cien años se publicaba su Tractatus logico-philosophicus. El filósofo vienés ponía en el centro de su reflexión el límite o la imposibilidad del decir. Solo cuando se acepta el límite del conocimiento se abre el discurso al Misterio. ...
6 octubre 2021 | Me gusta 2