Editorial

Cataluña cansada

Editorial · Fernando de Haro
COMPARTIR ARTÍCULO Compartir artículo
| Me gusta 2
15 febrero 2021
Los catalanes están cansados de su clase política y tienen miedo al virus. El miedo y el cansancio se han alimentado mutuamente.

Los catalanes están cansados de su clase política y tienen miedo al virus. El miedo y el cansancio se han alimentado mutuamente. Probablemente eso explica que la participación en las elecciones de este domingo haya sido de poco más del 53 por ciento. La abstención ha vuelto a ser la que hubo en las elecciones de 2006 y de 2010, cuando todavía no se había puesto en marcha el procés. Pero hay algunos catalanes más cansados que otros. Los catalanes constitucionalistas están un poco, solo un poquito, más cansados que los catalanes partidarios de la independencia. Por eso este domingo los partidos que apuestan por la secesión, por primera vez, obtuvieron más de la mitad de los votos (51,2 por ciento).

La victoria del PSC supone que el constitucionalismo ha vuelto a ganar las elecciones, en su versión más dispuesta a abrir un diálogo con el independentismo sin llegar a la plurinacionalidad. Gana el PSC y gana ERC y Podemos. Ganan los partidos que están cerca de Sánchez, pero no podrán gobernar. Durante los últimos tres años, tras la victoria de Ciudadanos, el constitucionalismo no ha sabido articular una propuesta que mantuviese la movilización de sus votantes. Sí se logró esa movilización tras las extravagancias de Puigdemont y de Junqueras. Muchos de ellos han tenido la sensación de que, tras la aplicación del 155, no había una hoja de ruta clara y que el independentismo volvía a ocupar muchos o todos los espacios. El desánimo en algunos casos se ha convertido en rabia, eso explica el ascenso de Vox. En otros ha alimentado la idea de que es conveniente sentarse a negociar. Eso explica el resultado de Illa, que es la apuesta por la fórmula de Sánchez. Un tercer grupo de votantes constitucionalista simplemente se ha quedado en casa.

Ahora que ERC se ha puesto por delante del partido de Puigdemont la incógnita es si Junqueras va a liderar un independentismo menos maximalista. Por lo pronto la formación ya ha vuelto a pedir un referéndum. El único referéndum conforme a la ley es el de una reforma del estatuto. Seguramente les parece poca cosa. Si ERC vuelve a gobernar y no se apea de sus reivindicaciones clásicas, todo volverá a quedar bloqueado. Quedará bloqueada, sobre todo, la prosperidad de Cataluña.

Noticias relacionadas

Pobres desconocidos
Editorial · Fernando de Haro
A consolar, simplemente a consolar a los que hay al otro lado de la línea. Es a lo que dedican el tiempo los funcionarios de buena voluntad de la Seguridad Social que atienden el teléfono para resolver dudas sobre el Ingreso Mínimo Vital. ...
1 marzo 2021 | Me gusta 2
Un aviso
Editorial · Fernando de Haro
¿Son las noches de violencia en Barcelona y en otras ciudades españolas el síntoma de que la llamada ola social del COVID ya está aquí? No parece....
22 febrero 2021 | Me gusta 9
Recibirse con estima
Editorial · Fernando de Haro
Vuelve el debate. En realidad siempre ha existido tensión entre los dos socios del Gobierno español. Solo circunstancias excepcionales pueden mantener unida a la socialdemocracia (PSOE) y a una formación de nueva izquierda (Podemos). Vuelve el debate. ...
8 febrero 2021 | Me gusta 5
Es el mercado
Editorial · Fernando de Haro
Probablemente el COVID no sea la causa. Probablemente el COVID no ha hecho más que desvelar lo que ya estaba resquebrajado, lo que era débil, lo que estaba a punto de romperse. ...
31 enero 2021 | Me gusta 2