Editorial

Cataluña cansada

Editorial · Fernando de Haro
COMPARTIR ARTÍCULO Compartir artículo
| Me gusta 2
15 febrero 2021
Los catalanes están cansados de su clase política y tienen miedo al virus. El miedo y el cansancio se han alimentado mutuamente.

Los catalanes están cansados de su clase política y tienen miedo al virus. El miedo y el cansancio se han alimentado mutuamente. Probablemente eso explica que la participación en las elecciones de este domingo haya sido de poco más del 53 por ciento. La abstención ha vuelto a ser la que hubo en las elecciones de 2006 y de 2010, cuando todavía no se había puesto en marcha el procés. Pero hay algunos catalanes más cansados que otros. Los catalanes constitucionalistas están un poco, solo un poquito, más cansados que los catalanes partidarios de la independencia. Por eso este domingo los partidos que apuestan por la secesión, por primera vez, obtuvieron más de la mitad de los votos (51,2 por ciento).

La victoria del PSC supone que el constitucionalismo ha vuelto a ganar las elecciones, en su versión más dispuesta a abrir un diálogo con el independentismo sin llegar a la plurinacionalidad. Gana el PSC y gana ERC y Podemos. Ganan los partidos que están cerca de Sánchez, pero no podrán gobernar. Durante los últimos tres años, tras la victoria de Ciudadanos, el constitucionalismo no ha sabido articular una propuesta que mantuviese la movilización de sus votantes. Sí se logró esa movilización tras las extravagancias de Puigdemont y de Junqueras. Muchos de ellos han tenido la sensación de que, tras la aplicación del 155, no había una hoja de ruta clara y que el independentismo volvía a ocupar muchos o todos los espacios. El desánimo en algunos casos se ha convertido en rabia, eso explica el ascenso de Vox. En otros ha alimentado la idea de que es conveniente sentarse a negociar. Eso explica el resultado de Illa, que es la apuesta por la fórmula de Sánchez. Un tercer grupo de votantes constitucionalista simplemente se ha quedado en casa.

Ahora que ERC se ha puesto por delante del partido de Puigdemont la incógnita es si Junqueras va a liderar un independentismo menos maximalista. Por lo pronto la formación ya ha vuelto a pedir un referéndum. El único referéndum conforme a la ley es el de una reforma del estatuto. Seguramente les parece poca cosa. Si ERC vuelve a gobernar y no se apea de sus reivindicaciones clásicas, todo volverá a quedar bloqueado. Quedará bloqueada, sobre todo, la prosperidad de Cataluña.

Noticias relacionadas

Del 15 al 4-M
Editorial · Fernando de Haro
Van diez años. Desde el 15 de mayo de 2011, el momento en que un grupo de indignados ocuparon la madrileña Puerta del Sol, al 4 de mayo de 2021, el día en que el centro-derecha obtuvo una rotunda victoria en las elecciones regionales y dejó tocados a los partidos que cuestionaban el...
10 mayo 2021 | Me gusta 1
Mueren, mueren y siguen muriendo
Editorial · Fernando de Haro
Siempre nos olvidamos. Siempre nos olvidamos de que lo que pasa en la India es lo que pasa en buena parte del mundo. 18 de cada 100 personas que viven en nuestro planeta han nacido en el subcontinente. Y lo que está ocurriendo es una tragedia...
4 mayo 2021 | Me gusta 9
¿A quién votar el 4-M?
Editorial · Páginas Digital
Este próximo martes se celebran unas elecciones en la Comunidad de Madrid que no habrían debido celebrarse. ...
3 mayo 2021 | Me gusta 6
Elogio de la complejidad
Editorial · Fernando de Haro
Elogio de la complejidad, sí. La complejidad es quizás uno de los síntomas más contundentes de que se entra en la realidad y no se somete a un esquema. ...
26 abril 2021 | Me gusta 4