Bertone, Merry del Val y los derechos humanos

España · Vicente A. Morro López
COMPARTIR ARTÍCULO Compartir artículo
| Me gusta 0
17 febrero 2009
El Secretario de Estado del Papa, Cardenal Tacisio Bertone, estuvo hace unos días en España. Su visita fue responder a la invitación de nuestra Conferencia Episcopal para pronunciar una conferencia como celebración del sexagésimo aniversario de la proclamación de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, el 10 de diciembre de 1948. La Iglesia, en España y en todo el mundo, como prueba de su aprecio, compromiso y alta estima por esta Declaración, ha celebrado esta efeméride con multitud de actos. Dada su condición de alto dignatario, el "número dos" dicen los medios para simplificar, del Estado Vaticano, se reunió, además, con diversas personalidades y cargos públicos de nuestro país. Pero, al contrario de lo que daban a entender algunos medios, estas visitas eran de cortesía: "además", acabamos de decir. Algunos de nuestros políticos y gobernantes, habitualmente ariscos, abruptos en sus expresiones y reacios a tratar con la Iglesia que camina en España, no dudaron en buscar la foto amable y hasta hacer "gestos" más o menos simpáticos (por ejemplo, nuestra Vicepresidenta cambió esta vez las citas de San Agustín, en latín, de nuestra embajada en Roma con ocasión del último Consistorio, por el color cuasi episcopal de su vestimenta, nada difícil de encontrar, supongo, dado el nutrido fondo de armario que posee a pesar de la crisis; unos seguimos siendo más iguales que otros).

Noticias relacionadas