Artur Mas, se acabó el baile

España · Francisco Pou
COMPARTIR ARTÍCULO Compartir artículo
| Me gusta 100
14 octubre 2014
Es lo que tienen las cosas, que al final llegan. Se acabó la función. El president Mas, en teoría president de todos los catalanes, con un mandato que le daba la Constitución española, resulta que no era president más que para los suyos, que cada vez son menos. De ´ridículo´ se habla con su propuesta de ´referéndum de juguete´.

Es lo que tienen las cosas, que al final llegan. Se acabó la función. El president Mas, en teoría president de todos los catalanes, con un mandato que le daba la Constitución española, resulta que no era president más que para los suyos, que cada vez son menos. De ´ridículo´ se habla con su propuesta de ´referéndum de juguete´.

“V no de victoria, sino V de vergüenza”, y “no entiendo nada” son algunas de las reacciones entre los periodistas “de la casa”, valedores de la consulta, desde sus medios de comunicación bien lubrificados con el dinero de todos administrado por Mas. El tiempo que le ha llegado a Mas es el de contrastar su promesa de consulta, y la realidad de su imposible. No habrá consulta vinculante el 9N, con lo que Mas (en un escenario político democrático moderno) debe dimitir, igual que Francesc Homs, portavoz de gobierno, un puesto de especial relevancia cuando quien gobierna tiene una agenda nacionalista, una ideología que acostumbra a crear “nuevas verdades” repitiendo viejas mentiras.

Es el fin de Mas. Es probablemente el fin de Convergencia, que podremos comparar con aquel fin de UCD, un centro democrático que pasó del poder a la nada. Convergencia tiene aún una base de alcaldes, que han sido claves en la campaña de secesión. La opción de votar “por lo local” en las locales hace que puedan lucir el voto de una herencia, pero ERC pasa sobradamente a Covergencia. Oriol Junqueras lo sabe, y sabe que le ha llegado su hora. Artur Mas ha sembrado división, y división ha recogido. No hay unidad entre los que tienen “romper la unidad” como objetivo político. La vida tiene también eso; que uno recoge de lo que ha sembrado, y semilla de división y sospecha la ha echado Convergencia a espuertas, de la mano de Artur Mas. La digestión va a ser lenta. Llegan tiempos de elecciones generales, tiempo de ERC dominando un baile que, ahora, va al son que Junqueras marca.

Noticias relacionadas

Joseba Arregi. Un abrazo para la eternidad
España · Juan Carlos Hernández
“Todos compartimos esa base de debilidad, de sufrimiento, de dolor, de ser contingentes, de tener que morir. Desde ahí podemos encontrarnos unos a otros”. Hace unos meses escribía esto para nuestro periódico nuestro querido amigo Joseba Arregi, que ha fallecido en Bilbao tras una larga y dura...
15 septiembre 2021 | Me gusta 3
El estado anímico del votante
España · Javier Folgado
A pesar de todas sus diferencias ideológicas, a María, Jesús, Daniel, Laura les preocupan más o menos las mismas cosas en su día a día....
2 julio 2021 | Me gusta 6
Un perdón real y verdadero genera memoria democrática
España · Francisco Medina
En este mundo en que vivimos, el espacio intermedio en el que cada uno de nosotros hace acto de presencia, inter-accionamos. Ejercemos nuestra posibilidad de actuar, fruto de una decisión nuestra, y podemos generar un mundo más humano… o no. Para bien o para mal, nuestras acciones pueden generar...
1 julio 2021 | Me gusta 6