Big Society en España

`Se ha cultivado demasiado una cultura que pone en manos del Estado toda la responsabilidad`

Mundo · PaginasDigital
COMPARTIR ARTÍCULO Compartir artículo
| Me gusta 0
31 octubre 2010
Páginas Digital continúa recogiendo reacciones sobre la aplicación de la propuesta de Big Society del primer ministro del Reino Unido a España. Responde en esta ocasión el catedrático de Economía Mikel Buesa.

¿Qué le parece la propuesta de la Big Society de Cameron? ¿Es interesante para España?

Creo que la idea de Cameron, especialmente por lo que implica de introducción de incentivos a la reducción de costes para la prestación de los servicios públicos al hacer participar en ella al sector privado, es interesante. Pero también creo que las reformas del Estado del Bienestar tienen que ir más lejos. Por ejemplo, la reforma del sistema de pensiones tiene que entrar en la definición de todos sus elementos; o en el caso de la sanidad, además de entrar en la gestión, es preciso tener en cuenta las economías de escala para cerrar unidades ineficientes; hace falta también establecer fórmulas de copago para moderar la demanda, etc.

Uno de los pilares del proyecto Cameron es la descentralización. ¿Mejora la gestión de los recursos cuanto más cerca está de quienes reciben los servicios? No lo creo. La descentralización está muy bien cuando no existen economías de escala. Pero no es así cuando éstas son relevantes. Y en muchos servicios públicos lo son. En esos casos, la descentralización conduce a la creación de unidades de prestación de servicios ineficientes. Por ejemplo, esto pasa en la sanidad española con las unidades de trasplantes de corazón.

Uno de los efectos de la propuesta sería adelgazar la administración pública para dar más peso a sistemas de gestión que recurran a los conciertos (educativos y sanitarios). ¿Lo cree necesario en nuestro país?

En general creo que la entrada de la iniciativa privada en la prestación de los servicios públicos es deseable. Pero se tiene que definir muy bien su marco regulador para evitar caídas en la calidad o deficiencias en su cobertura.

¿Por qué en España nos resistimos tanto a una prestación de los servicios públicos no directamente realizada por las administraciones?

Porque, lamentablemente, se ha cultivado demasiado una cultura que pone en manos del Estado toda la responsabilidad. Ello ha permitido que muchas veces los agentes privados hayan podido eludir sus responsabilidades en casos de daños o incluso de estafas. El problema está en que todo ello alimenta muchos circuitos de corrupción. Por eso creo que es necesario empezar a modernizar el país en este terreno y dar y exigir responsabilidad al sector privado.

Noticias relacionadas

El “regalo” que una generación de jóvenes pide a la política
Mundo · Filippo Campiotti
Esta carta se publicó originalmente en Il Sussidiario el 23 de marzo. Es la carta de un joven ingeniero que propone una nueva forma de hacer política. Aunque se refiere a la política italiana, lo que dice es muy pertinente también para la política española....
6 abril 2021 | Me gusta 3
El realismo de la fraternidad
Mundo · Michele Brignone
La visita del Papa a Iraq ha sido una inyección de esperanza para una población probada durante décadas de guerra. Frente a los males del país, Francisco ha señalado el camino del desarme de los corazones...
24 marzo 2021 | Me gusta 3
El Papa y el islam. Tres pilares de un magisterio
Mundo · Andrea Tornielli
Un hilo conductor une los discursos de Bakú, El Cairo y Ur, señalando la necesidad de una auténtica religiosidad para adorar a Dios y amar a los hermanos, y de un compromiso concreto por la justicia y la paz...
21 marzo 2021 | Me gusta 2
Hablarse de corazón a corazón
Mundo · Giovanna Parravicini
La historia favorece un tiempo nuevo, sobre todo en el diálogo interreligioso. Un tiempo de encuentros donde se puede hablar de corazón a corazón...
5 marzo 2021 | Me gusta 3