Sánchez avisa: urge tender puentes

España · Fernando de Haro
COMPARTIR ARTÍCULO Compartir artículo
| Me gusta 698
22 mayo 2017
Sánchez no ha ganado las primarias del PSOE, ha arrasado. Contra todos los medios tradicionales (apoyado por la guerra de guerrillas en redes sociales y por internet), contra los poderes económicos (apoyado con las herramientas de la sociedad líquida y por esa Sexta que concibieron líderes populares para pescar en el río revuelto de la polarización).

Sánchez no ha ganado las primarias del PSOE, ha arrasado. Contra todos los medios tradicionales (apoyado por la guerra de guerrillas en redes sociales y por internet), contra los poderes económicos (apoyado con las herramientas de la sociedad líquida y por esa Sexta que concibieron líderes populares para pescar en el río revuelto de la polarización).

Susana Díaz ha sido, en efecto, la candidata-Cruzcampo, incapaz de cruzar Despeñaperros, espejismo de una Andalucía que es tradicional en su socialismo. Candidata del sur, a la que le ha faltado conocimiento real de dónde está su partido, contacto con esa izquierda urbana y postmoderna que está en otra clave. Su falta de discurso y de trabajo han hecho lo demás. Con la derrota de Susana Díaz ha sido archivado el PSOE de los 80, de los 90, también el PSOE de Zapatero, que esto va muy rápido, que ya no queda nada del pasado, del remoto y del reciente. El apoyo de la vieja guardia más que beneficiar a Susana le ha perjudicado. Pedro Sánchez ha sabido conectar con los militantes más jóvenes, y ha tenido un formidable jefe de campaña: Rajoy y los casos de corrupción de su partido. Cada nueva revelación de los sumarios sumaba miles de votos. Sánchez sabía que su fuerza era Rajoy. Esperemos que Rajoy no piense que su fuerza es Sánchez, que no piense que el nuevo secretario general puede ser un aliciente para recuperar, por la vía del miedo, los votos que perdió.

No es probable que prospere una moción de censura. Sánchez ha sido muy contradictorio a lo largo de su campaña. Unas veces la ha defendido y otras se ha distanciado de ella. La estabilidad está seguramente garantizada porque el ego de Iglesias y el ego de Sánchez impiden un acuerdo.

Pero en cualquier caso la victoria de Sánchez es un serio aviso. Hay un sector de la población, especialmente joven, que antes se identificaba con los postulados del centro-izquierda y que ahora, indignada por la corrupción, descontenta con la política económica y muy crítica con las instituciones, se radicaliza. Por eso es más necesario que nunca superar la polarización, tender puentes. El miedo trae victorias viejas y pírricas.

Noticias relacionadas

Un mena: 4.700 euros
España · C.M.
Lo que más me entristeció de ese día fue tener la tentación de mirar hacia otro lado. ...
3 mayo 2021 | Me gusta 5
Aprender de la crisis para descubrir lo que nos une
España · Ignacio Carbajosa
A veces es necesario un ejercicio de razón, ligado a la memoria, para sorprender en acción “eso que nos acomuna”, de modo que podamos caer en la cuenta de que es mucho más real, concreto y digno de atención que las descalificaciones que gratuitamente lanzamos de un bando a otro. ...
28 abril 2021 | Me gusta 32
Votar y reconstruir
España · Compañía de las Obras
El 4 de mayo los madrileños elegirán a sus representantes en la asamblea regional. Las citas electorales son siempre ocasión para mirar lo que ha sucedido, tomar conciencia de lo que aún no está resuelto y hacer propuestas para mejorar. ...
28 abril 2021 | Me gusta 11