Happening Venezuela 2009

Protagonista, libre del poder

Mundo · Wilson Señora de la Fuente
COMPARTIR ARTÍCULO Compartir artículo
| Me gusta 0
18 mayo 2009
Normalmente se hace coincidir la figura del protagonismo con una persona que tiene éxito profesional o social. Afirma Luigi Giussani: "Ser protagonista no quiere decir tener la genialidad o la espiritualidad que tienen algunos, sino tener un rostro propio, único e irrepetible, en toda la historia y la eternidad", ¿qué significa ser protagonista hoy? Así se dio inicio al encuentro de clausura del Happening 2009, que contó con la participación de Leopoldo López, ex alcalde el Municipio de Chacao y responsable de las Redes Populares, y Fernando De Haro, periodista y director de informativos de Popular TV.

López participó en la introducción del Happening 2008 cuando aún era alcalde del municipio de Chacao, en esa oportunidad cerró el encuentro afirmando "tanto Estado como sea necesario y tanta sociedad como sea posible", actualmente coordina las Redes Populares y señala que el título del Happening 2009, "Protagonistas o Nadie", constituye una provocación que debe favorecer la acción desde la reflexión. Señala que hay quienes permanecen viendo el país desde las gradas, reclamando a quienes teóricamente deben ser protagonistas que ejecuten los cambios que consideran necesarios, pero si esa actitud se masifica prevalecerá el estancamiento de la sociedad. "La transformación de la Venezuela que hoy tenemos a la Venezuela que merecemos requiere que hagamos de esta frase, ‘Protagonistas o Nadie', una realidad (…) porque la posibilidad de que el cambio impacte en la realidad depende de cada uno de nosotros y éste es el enfoque de las Redes Populares", afirma.

En el año 2000 inició una campaña "casa por casa" que lo llevó a la alcaldía, no tenía el apoyo de los medios de comunicación ni de los partidos políticos, sin embargo apostaron por el contacto directo con la necesidad de las personas que vivían en el municipio. En el año 2004 hubo varios que le propusieron que se lanzara a la Alcaldía Metropolitana, sin embargo, conjuntamente con su equipo de trabajo, decidieron terminar lo que habían comenzado y fue elegido por cuatro años más, en los cuales procuraron trabajar sobre la construcción de una alternativa para la ciudad de Caracas para el año 2008, "con una gran dificultad, y es que Caracas y Venezuela tienen una gran muralla entre dos países opuestos", señala. Sin embargo, para construir esa Venezuela que quiere hay que eliminar estas barreras y hacer un solo país.

Las Redes Populares es un concepto sencillo que pretende "ayudar a romper esas barreras, es una organización de organizaciones que busca darle las herramientas a los líderes para que puedan ser mejores líderes, fundamentalmente a través de la formación y el acompañamiento. Hoy en Venezuela el verdadero desafío que tenemos es el del liderazgo, más que el de una candidatura o un cargo, las Redes buscan impulsar grandes cambios a partir de pequeñas cosas". Cuenta López que la Señora Ilse, del Municipio Libertador, perteneciente a las Redes, hablaba con mucho orgullo de un logro que había impulsado en su comunidad, cuando favoreció la construcción de "policías acostados" o reductores de velocidad, podría verse como algo muy elemental, hasta banal, que no lleva a grandes transformaciones para el país, sin embargo aquella mujer afirmaba que los reductores de velocidad tenían que ver con la vida, porque impedían la muerte de niños al ser atropellados por vehículos, por lo que aquella iniciativa permitía salvar vidas. "¿Qué podemos hacer nosotros frente a la situación actual?", preguntó López a los asistentes. "Asumir la posición de líder y la opción social para el cambio político, visualizando la Venezuela que anhelamos, tenemos que ver la tierra prometida, tenemos que saber a dónde vamos".

Fernando De Haro, por su parte, agradeció al Happening la invitación y valoró el testimonio de Leopoldo López y lo que significa tener un líder social como él, "en el que se puede reconocer claramente que la primera política es la vida, que ante todo está la primacía de la persona, la primacía de la sociedad", y que toma en cuenta que partiendo de las necesidades se rompen barreras que permiten abrazar una experiencia unitaria. De Haro comentó su experiencia estando en una entrega de premios a famosos en la ciudad de León, España. Comentaba que todos querían saludar a los famosos y cuanto más banal era el motivo por el cual eran famosos más estaban interesados en que se les mirara y en hablar. Se evidenciaba una desesperada búsqueda de la fama y del aplauso complaciente, lo cual es una expresión de cómo la cultura contemporánea crea atajos para ser protagonistas: ser protagonistas es igual a ser famosos. Sin embargo, estaba claro también una necesidad humana esencial, el deseo de ser reconocido y amado, "¿por qué estos famosos requerían del aplauso? Porque necesitaban ser reconocidos y amados, el problema es que este reconocimiento de la fama no es capaz de acompañar la vida, necesitamos un reconocimiento capaz que te haga darte cuenta que no eres fruto del azar, que no eres un destello fugaz en la historia, un momento en un universo sin sentido, el problema es ser reconocido de una forma cálida, auténtica, verdadera, capaz de sostener el tiempo, el sufrimiento, el esfuerzo", señaló.

La fama es quizás la forma más vulgar de esta expresión de protagonismo, pero hay otras, señala, como la del héroe. Para ilustrar este elemento de su exposición citó la obra El General y su laberinto, de Gabriel García Márquez, en la que se cuentan los últimos días de Bolívar y en la que García Márquez retrata un Bolívar acabado pese a todas sus victorias. "No hay proyecto capaz, salga o no salga, de hacerte realmente protagonista". De Haro, citando una conferencia de Octavio Paz, explicaba por qué todos los proyectos políticos, si no tienen algo más detrás, son incapaces de saciar el corazón del hombre. "Todo el siglo XX está lleno de campos de exterminio, de muerte, ha sido el fruto de pensar que el protagonismo era el fruto del proyecto, y si no nos damos cuenta de que un proyecto político, una ideología, es incapaz de hacernos protagonistas, porque no sacia nuestro deseo, volveremos a caer en el gran desastre del siglo XX, vosotros no lo recordáis porque sois jóvenes, pero ésta ha sido la gran trampa del siglo XX". De Haro parafraseó a Octavio Paz y comentó: "yo como cristiano digo: se entreabren las puertas de la Revelación y aparece la Presencia, la presencia de un Dios encarnado que permite que las cosas no se desvanezcan, (…) que el yo recupere el verdadero protagonismo".

Decía Luigi Giussani en el año 76: "si percibimos con radicalidad que nuestra relación con Cristo es lo más importante, eso juzgaría todo, lo que somos, lo que hacemos. Es necesario que empecemos a tomar en serio nuestro yo, que empecemos a tomar en serio la fe, la relación que yo en este momento tengo con Cristo, que ha hecho posible que la vida sea más humana". Culminó De Haro afirmado que "el protagonismo es ver que estamos en una aventura, en la aventura de sorprender un abrazo real, humano, apasionante, que es al que aspira todo hombre, en cada circunstancia. Yo tengo que agradecer que después de 20 años tengo amigos que me ayudan a reconocer este abrazo que me ayuda a hacer más protagonista".

Fue evidente la conmoción y correspondencia entre los asistentes frente a las palabras de Fernando De Haro y Leopoldo López. En el espacio de preguntas Leopoldo López recalcó la importancia de participar en política independientemente de pertenecer a un partido, para dignificar la política desde lo social. El gran desafío hoy es la lucha contra la desesperanza. Frente a la pregunta de cómo se puede construir a partir de la propia identidad, De Haro señaló que hay varias formas de relacionarse con la política: "una que es utópica, que no sirve, que es pensar que la política es todo, que puede darte satisfacción y plenitud humana, porque piensas que puedes ser feliz porque tu proyecto político se alcanza, mientras que la política es un elemento secundario, lo primero es pararse frente a la necesidad del otro. No basta hacer, puedes pasarte la vida luchando por un proyecto y no basta, el primer problema es que cuando tú te levantes puedas tener un momento de ternura contigo mismo que te permita reconocer aquello que te abraza y te hace crecer, que puedas decir al acostarte ‘hoy yo soy más yo', si no estás siempre en función del poder. A mí lo que me hace ser más yo es reconocer el Misterio de Dios presente".

Fue evidente la conmoción y correspondencia entre los asistentes frente a las palabras de Fernando De Haro y Leopoldo López. En el espacio de preguntas Leopoldo López recalcó la importancia de participar en política independientemente de pertenecer a un partido, para dignificar la política desde lo social. El gran desafío hoy es la lucha contra la desesperanza. Frente a la pregunta de cómo se puede construir a partir de la propia identidad, De Haro señaló que hay varias formas de relacionarse con la política: "una que es utópica, que no sirve, que es pensar que la política es todo, que puede darte satisfacción y plenitud humana, porque piensas que puedes ser feliz porque tu proyecto político se alcanza, mientras que la política es un elemento secundario, lo primero es pararse frente a la necesidad del otro. No basta hacer, puedes pasarte la vida luchando por un proyecto y no basta, el primer problema es que cuando tú te levantes puedas tener un momento de ternura contigo mismo que te permita reconocer aquello que te abraza y te hace crecer, que puedas decir al acostarte ‘hoy yo soy más yo', si no estás siempre en función del poder. A mí lo que me hace ser más yo es reconocer el Misterio de Dios presente".

Noticias relacionadas

El Gobierno de los talibanes echa a andar
Mundo · Oasis Center
Con el nombramiento de los nuevos viceministros se ha completado el gobierno ad interim de Afganistán. Los elegidos vuelven a ser exclusivamente varones, aunque se han incluido algunos (pocos) representantes de minorías étnicas, como un miembro de la comunidad hazara (minoría chiita) como...
28 septiembre 2021 | Me gusta 1
Es hora de salir del conflicto entre occidentalismo e islamismo
Mundo · Michele Brignone
El vigésimo aniversario del 11-S coincide con el fracaso occidental en Afganistán, un fracaso más cultural que político y militar. Estos dos hechos imponen una reflexión sobre la relación entre Occidente y el mundo musulmán....
24 septiembre 2021 | Me gusta 3
El futuro del avispero afgano (parte III)
Mundo · Ángel Satué
Tras analizar los planos ideológico y estratégico, conviene hacer un ejercicio de cierta prospectiva, pues se prevé que la zona va a quedar inestable por décadas....
23 septiembre 2021 | Me gusta 3
El “nuevo” gobierno talibán de Afganistán
Mundo · Claudio Fontana
Tras conocer la composición del nuevo gobierno talibán en Afganistán, a pesar de que han prometido que será provisional, ya hemos podido ver que, contra lo que habían anunciado, es todo menos “inclusivo”....
21 septiembre 2021 | Me gusta 1