Tierra Santa

Pizzaballa: ´no nos interesa sólo la paz, sino la memoria de la encarnación´

Mundo · PaginasDigital
COMPARTIR ARTÍCULO Compartir artículo
| Me gusta 0
14 mayo 2009
"Sed un puente de diálogo y de colaboración constructiva", ha dicho el Papa a los fieles durante la Misa celebrada en Belén. Un abrazo, eso es lo que Benedicto XVI ha dado a los cristianos, el abrazo de quien conoce bien los sufrimientos de todos los que son víctimas de la guerra, los que pierden a seres queridos y se ven obligados a dejar su casa.

El Papa ha hablado delante del muro, el símbolo de la división entre Israel y los territorios palestinos. Los muros no son para siempre, ha dicho, y ha exhortado a los cristianos a construir "una cultura de paz que supere la situación actual de miedo, de agresión y de frustración".

El Custodio de Tierra Santa, padre Pierbattista Pizzaballa, ha estado con el Papa estos días. Después de todo lo que se ha dicho de este viaje, no habla con términos medios. "Estamos aquí -dice-, no para la paz o la reconciliación: esto viene después, sino sobre todo para mantener viva la memoria de la encarnación".

Padre Pizzaballa, estos días la atención se ha centrado en la reconciliación entre la Iglesia y el mundo hebreo. ¿Cuál le parece el tema central de la peregrinación de Benedicto XVI?

Está naturalmente lo que han subrayado todos: el reforzamiento del diálogo con Israel, pero también con los palestinos y con el islam. Pero el corazón del viaje está en lo que el Papa ya había dicho: una visita de ánimo a la comunidad cristiana, un abrazo. Era necesario. Nuestra gente se va, los números menguan.

El mensaje de Belén -ha dicho el Papa- es el de unidad, de redención y de cumplimiento del hombre que proclama el Evangelio. ¿Este mensaje cómo interpela a su vocación de pastor?

Me identifico mucho con sus palabras. En general, la prensa busca las frases con un impacto político más directo, que en realidad se enmarcan en un contexto que en primer lugar es pastoral y espiritual. Me he sentido reclamado, como cristiano y como pastor, a las raíces de nuestro estar aquí. Que no es por la paz o por la reconciliación: esto viene después. Es sobre todo para mantener viva la memoria de la encarnación, que no es un mensaje sino un hecho que realmente ha sucedido.

En la homilía de Belén el Papa volvía a dirigirse a los fieles cristianos para exhortarles a no tener miedo y a permanecer. ¿Cómo desafía esto a su misión?

Ha sido una invitación muy importante porque son muchos los que se van. Permanecer, a pesar de las dificultades, los problemas, los miedos y las presiones, requiere un acto de valentía. Se necesita un coraje, una especie de pasión, que sólo la fe puede dar.

Usted ha dicho que "el muro más peligroso es el que se ha construido durante años dentro de los corazones de todos. ¿Cómo desafía esto a su fe?

También el muro físico es peligroso, que quede esto claro. Aun así, es verdad: como hombre que vive aquí y como pastor, puedo decir que hay que hablar en contra del muro que se ha levantado, pero también hay que trabajar para conjurar el riesgo de que esta lucha cree rencor y odio dentro de nosotros. Hay que empeñarse para que se mantenga siempre la libertad, una serenidad interior. Hay que trabajar contra el muro pero no contra los israelíes ni contra los palestinos.

El viaje de Benedicto XVI es una peregrinación. En su opinión, ¿tiene también una dimensión política?

Es inevitable: todo en Tierra Santa es político. En consecuencia, como se intenta hacer con el Papa -y esto vale para todos aquí-, todos los gestos y expresiones que tienen fundamentalmente un significado religioso, espiritual o simplemente humano adquieren un significado político. El Papa se ha pronunciado en esto, en lo otro… pero sin un significado político directo, sino con una visión de fe.

¿Qué espera de esta visita del Papa?

Espero sobre todo que la comunidad cristiana se sienta un poco más animada. Y que esta fatigosa serie de encuentros que ha sido esta visita no se quede en un paréntesis, sino que sea el inicio de algo nuevo.

Noticias relacionadas

El “regalo” que una generación de jóvenes pide a la política
Mundo · Filippo Campiotti
Esta carta se publicó originalmente en Il Sussidiario el 23 de marzo. Es la carta de un joven ingeniero que propone una nueva forma de hacer política. Aunque se refiere a la política italiana, lo que dice es muy pertinente también para la política española....
6 abril 2021 | Me gusta 3
El realismo de la fraternidad
Mundo · Michele Brignone
La visita del Papa a Iraq ha sido una inyección de esperanza para una población probada durante décadas de guerra. Frente a los males del país, Francisco ha señalado el camino del desarme de los corazones...
24 marzo 2021 | Me gusta 3
El Papa y el islam. Tres pilares de un magisterio
Mundo · Andrea Tornielli
Un hilo conductor une los discursos de Bakú, El Cairo y Ur, señalando la necesidad de una auténtica religiosidad para adorar a Dios y amar a los hermanos, y de un compromiso concreto por la justicia y la paz...
21 marzo 2021 | Me gusta 2
Hablarse de corazón a corazón
Mundo · Giovanna Parravicini
La historia favorece un tiempo nuevo, sobre todo en el diálogo interreligioso. Un tiempo de encuentros donde se puede hablar de corazón a corazón...
5 marzo 2021 | Me gusta 3