Obama y la Iglesia

Mundo · Lorenzo Albacete
COMPARTIR ARTÍCULO Compartir artículo
| Me gusta 0
18 mayo 2012
El apoyo prestado por el presidente Barack Obama al reconocimiento de los matrimonios homosexuales sigue estando en el centro del debate político americano, con gran decepción para esa parte del Partido Republicano más interesada en discutir de economía y empleo. Para los comentaristas políticos, sin embargo, resulta particularmente interesante observar las reacciones de las tradicionales Black Churches, las iglesias protestantes a las que pertenecen sobre todo los norteamericanos negros. Los miembros de estas iglesias son contrarios al matrimonio gay por motivos bíblicos, pero apoyan decididamente al presidente en sus políticas sociales progresistas.

Dan Gilgoff, redactor de religión de CNN.com, ha escrito un interesante artículo sobre cómo están afrontando esta cuestión los pastores de algunas de estas Black Churches. Dice, por ejemplo: "El domingo por la mañana, al dirigirse a su vasto público, compuesto en su mayoría por negros, el reverendo Wallace Charles Smith no midió sus palabras al expresar su posición respecto al reciente anuncio del presidente Obama a favor del matrimonio homosexual. La Iglesia está en contra, dijo, provocando gritos de ‘Amén' entre los bancos de la iglesia. Sin embargo, Smith no pronunció una condena plena del presidente. ‘Podemos estar en desacuerdo con él en este punto en particular', dijo desde el púlpito de la iglesia baptista de la Shiloh en Washington. ‘Pero lo tendremos presente en nuestra oración… rezad por el presidente Barack Obama'."

El motivo para mantener separada la enseñanza de la Biblia de otras cuestiones, según Smith, es el hecho de que la comunidad negra tiene desafíos más grandes que afrontar, "desafíos más grandes ante los que debemos luchar", decía mientras toda la congregación en pie lanzaba aún más gritos de "amén".

También otros pastores han abordado este tema por todo el país en sus sermones dominicales, con implicaciones políticas importantes, dado que estas iglesias dieron un apoyo esencial a Obama en 2008. Pero no hubo un enfoque unívoco ante las observaciones de Obama, afirma Gilgoff: "En Baltimore, Emmett Burns, un ministro negro bien situado políticamente y que declaró haber apoyado a Obama en 2008, intervino en la iglesia baptista de Rising Sun para retirar públicamente su apoyo al presidente, a causa de su defensa del matrimonio homosexual. ‘Amo al presidente, pero no puedo aprobar lo que ha hecho', dijo Burns en la iglesia. En una entrevista a la CNN, Burns anunció que el apoyo de Obama a la legalización del matrimonio homosexual le llevará a la derrota en noviembre".

Por otro lado, el reverendo Calvin Butts, un influyente pastor negro de New York City, aun sin suscribir las opiniones de Obama, denunció a aquellos que estén dispuestos a "asistir a la discriminación, marginación y literalmente al odio hacia otros en nombre de Dios", añadiendo que "Dios es amor". Gilgoff subraya que, como Smith en Washington, muchos ministros negros distinguen entre la oposición al matrimonio homosexual y la opinión sobre Obama. "No entiendo por qué no se puede discutir", dijo el reverendo Tim McDonald de Atlanta. "Yo tengo que hacerlo. Se puede decir perfectamente que yo estoy en contra (del matrimonio gay), pero eso no significa que yo sea contrario al presidente".

Según un sondeo del Pew Research Center realizado en abril, el 49% de los afroamericanos es contrario a la legalización del matrimonio homosexual, mientras que el 39% está a favor. Por el contrario, los blancos son un 47% a favor y un 43% en contra. Gilgoff recuerda que "los pastores afroamericanos han sido parte relevante del movimiento en contra del matrimonio homosexual. En Carolina del Norte, los líderes negros han liderado, con éxito, la campaña a favor de una enmienda constitucional que prohibiera el matrimonio homosexual y de convivencia. En California, en 2008, el 70% de los afroamericanos se declaró a favor de la proposición 8, que incluía la prohibición estatal del matrimonio homosexual, a pesar de que el 94% de los votantes negros en California apoyaba a Obama".

El reverendo McDonald, fundador de un grupo llamado African-American Ministers Leadership Council, ha declarado a Gilgoff  que él está en contra del matrimonio homosexual, pero que le preocupan más cuestiones como la salud, la educación y el trabajo. "Pero señala que muchos pastores negros hablan del matrimonio homosexual mucho más que antes. ‘Hace tres años, no se hablaba casi nada de este tema', afirma McDonald".

Y continúa: "En Atlanta, en la histórica iglesia baptista de Ebenezer, donde Martin Luther King Jr. comenzó su ministerio, el reverendo Ralph Warnock abordó las declaraciones del presidente al final de su sermón: ‘El presidente tiene derecho a tener su propia opinión', dijo Warnock. ‘Es el presidente de los Estados Unidos, no el pastor de los Estados Unidos'. Warnock dijo que hay sitio para los gays en la Iglesia y que ‘no es un problema que haya que resolver ahora'".

Il Sussidiario

En conclusión, los fieles negros parecen estar divididos frente al matrimonio homosexual, aunque muchos de los que se oponen dicen seguir apoyando a Obama. En la iglesia baptista de Shiloh en Washington, Shauna King dijo que, a pesar de no apoyar el matrimonio homosexual, respeta la decisión del presidente. "Creo que es sincero en lo que dice y que es una opinión personal", afirmó esta mujer de 38 años, madre de dos hijos.

La semana pasada, un grupo de líderes negros hizo pública una carta en defensa de la posición de Obama sobre al matrimonio gay declarando su respeto por aquellos que piensan diferente. "El presidente ha aclarado que su apoyo es al matrimonio civil entre parejas del mismo sexo, comprometiéndose a proteger el derecho de las instituciones religiosas a decidir de forma independiente sobre sus sacramentos", dice la carta. "Habrá quien trate de utilizar este tema para dividir nuestra comunidad. Como pueblo, no podemos permitir tal división".

Los pastores negros que predican a favor del matrimonio homosexual saben que podrían tener que pagar un precio, según Carlton Pearson, obispo negro de Chicago, que ha declarado haber perdido a casi 6.000 miembros de su iglesia desde que empezó a predicar que gays y lesbianas son aceptados por Dios. "Muchos predicadores no se plantean la cuestión teológica, es una decisión de mercado. No pueden permitirse perder a sus parroquianos ni sus ingresos". Y continúa: "Yo me he tomado la Biblia en serio, no sólo en sentido literal. Es más importante lo que Jesús dijo sobre Dios que lo que la Iglesia dice sobre Jesús".

Es a esto a lo que cada uno de nosotros, blanco o negro, homosexual o no, debe responder verdaderamente: sin lo que la Iglesia dice de Jesús, ¿qué importancia tiene lo que Jesús dice de Dios… y de nosotros?

Noticias relacionadas

Democracia y mundo árabe
Mundo · Wael Farouq
Las dificultades a las que se enfrenta la democracia para encontrar derecho de ciudadanía en el mundo árabe tienen su origen en visiones parciales, defensivas, de posiciones contrapuestas entre distintas corrientes de pensamiento. Un conflicto interpretativo que pierde de vista el corazón, la...
29 junio 2021 | Me gusta 2
Sigue siendo el tiempo de la persona
Mundo · Giovanna Parravicini
Caso Navali, caso Protasevic, el pensamiento único sigue ejerciendo represión, pero a pesar de ello en Rusia, en algunas personas, se abren paso “milagros” de apertura...
16 junio 2021 | Me gusta 3
Para no morir de régimen
Mundo · Giovanna Parravicini
Dan Gilgoff, redactor de religión de CNN.com, ha escrito un interesante artículo sobre cómo están afrontando esta cuestión los pastores de algunas de estas Black Churches. Dice, por ejemplo: "El domingo por la mañana, al dirigirse a su...
23 mayo 2021 | Me gusta 2
Marruecos. Crecen las ganas de laicidad
Mundo · Alessandro Balduzzi
Aunque el islam sigue influyendo de manera significativa en la vida política y social del país magrebí, desde hace años varias voces disidentes rechazan el papel de la religión y piden un estado laico...
12 mayo 2021 | Me gusta 2