No es casualidad

Cultura · Cristian Serrano
COMPARTIR ARTÍCULO Compartir artículo
| Me gusta 187
25 febrero 2014
Dentro y fuera del campo, similar situación. Mientras trata de recuperar la mejor versión el Barcelona vuelve a padecer en su campo maldito. Desde que la Real Sociedad logró su último ascenso a primera, el Barça no gana en Anoeta. En lo extradeportivo ocurre lo mismo. Se sienten maltratados y perseguidos con el caso Neymar, pero saldan cuentas con Hacienda.

Dentro y fuera del campo, similar situación. Mientras trata de recuperar la mejor versión el Barcelona vuelve a padecer en su campo maldito. Desde que la Real Sociedad logró su último ascenso a primera, el Barça no gana en Anoeta. En lo extradeportivo ocurre lo mismo. Se sienten maltratados y perseguidos con el caso Neymar, pero saldan cuentas con Hacienda.

El año uno del Tata Martino sigue generando murmullo. Con paso firme en la Champions, hizo del Etihad Stadium su particular lugar de reivindicación para los dudosos. Volvió la liga y con ella la versión más pobre de toda la temporada. Cayó en todo: ambición, estilo, profundidad e intensidad. La Real logró resarcirse de las penas sufridas en Copa para volver a afianzar los tiempos dorados que se viven en la Concha.

Por momentos el Barcelona pareció aburrido y conformista. Se dejó llevar por los de Arrasate la noche en que el Tata se reveló a escondidas camino del vestuario y acabó expulsado. El sopor se apoderó del conjunto catalán. Los donostiarras, electrizantes, ansiosos, mostraron sus mejores argumentos. Precisión en el pase, intensidad en la presión, y perfecta definición ante la portería de Valdés fueron las bases de una gran victoria que permitió dormir líder al Madrid.

Martino, sabedor del buen hacer de la Real, quiso innovar para no verse sorprendido. Ese fue el mejor pretexto para que los vascos realizaran un gran partido. El Barcelona sabe jugar a lo de siempre, cualquier modificación será cocción a fuego lento. A Bartra y Montoya les queda mucho tiempo de madurez, lo mismo que Song no es Busquets. Además la delantera quedó sin referencia clara.

No es casualidad ni la victoria donostiarra ni la derrota azulgrana. Jagoba montó un espectacular tridente formado por Griezmann y Vela con Canales de acompañante. Vuelven a ser candidatos a Europa. Son un equipo sólido, maduro, que además practica un juego vistoso. Martino no debería inventar, al menos por ahora, otro juego distinto al aprendido. De lo contrario, se repetirán estos extraños resultados.

Noticias relacionadas

La Europa de Milan Kundera
Cultura · Antonio R. Rubio Plo
Un europeo es el que tiene nostalgia de Europa decía Milan Kundera uno de los grandes novelistas contemporáneos que falleció justo hace un año....
11 julio 2024 | Me gusta 1
La misericordia se hizo carne
Cultura · Antonio R. Rubio Plo
En "Filosofía de la misericordia" encontramos un lenguaje carnal para la misericordia. Bien podríamos decir, y pienso que el autor estaría de acuerdo, que la misericordia se hizo carne y habitó entre nosotros. Toca ahora que nuestra carne se haga misericordia....
2 julio 2024 | Me gusta 3
Para conocer a Chesterton
Cultura · Antonio R. Rubio Plo
En este año estamos celebrando el 150 aniversario de Gilbert Keith Chesterton y una buena introducción a su vida y obra es leer una biografía, la escrita por Joseph Pearce en 1996, que se ha convertido en un clásico....
17 junio 2024 | Me gusta 1
¿Cultura católica? No una tradición, un presente
Cultura · Costantino Esposito
¿Existe un pensamiento cristiano como experiencia viva que tenga la capacidad original de comprender las cuestiones fundamentales que emergen en la vida de las personas, y que puede contribuir a reconocer un sentido que ilumine la historia de cada uno, tanto personal como socialmente?...
23 mayo 2024 | Me gusta 9