Nínive: a pesar del genocidio

España · Fernando de Haro
COMPARTIR ARTÍCULO Compartir artículo
| Me gusta 75
16 agosto 2018
El Meeting de Rímini estrena la versión italiana de Niniveh, mi película sobre el genocidio que han sufrido los cristianos en la llanura que rodea a Mosul. El documental fue grabado cuando el Daesh todavía controlaba la ciudad. A muy pocos kilómetros de donde filmábamos se sucedían los combates y tuvimos la ocasión de visitar las posiciones que los yihadistas acababan de abandonar. En algunas casas ocupadas todavía había comida de los combatientes. Algunas de las personas que nos ayudaron en nuestro trabajo escuchaban los mensajes de radio del que entonces pretendía ser el ejército del nuevo califato. Querían saber si tenían que volver a escapar.

El Meeting de Rímini estrena la versión italiana de Niniveh, mi película sobre el genocidio que han sufrido los cristianos en la llanura que rodea a Mosul. El documental fue grabado cuando el Daesh todavía controlaba la ciudad. A muy pocos kilómetros de donde filmábamos se sucedían los combates y tuvimos la ocasión de visitar las posiciones que los yihadistas acababan de abandonar. En algunas casas ocupadas todavía había comida de los combatientes. Algunas de las personas que nos ayudaron en nuestro trabajo escuchaban los mensajes de radio del que entonces pretendía ser el ejército del nuevo califato. Querían saber si tenían que volver a escapar.

La película reconstruye el abandono de pueblos cristianos como Qaraqosh, Teleskof o Batnaya hace ahora cuatro años. Se marcharon 120.000 personas ante la inminente llegada de los yihadistas. Todavía no se ha esclarecido por qué el ejército de Iraq y los Peshmergas (el ejército kurdo) no los protegieron. ¿Fue simplemente por la debilidad de los que deberían haber defendido a la población civil (en este caso formada por bautizados)? ¿Es una locura pensar, como sostienen algunos, que había un cierto acuerdo para repartirse la Llanura de Nínive, zona disputadísima entre suníes, chiitas y kurdos? La comarca que rodeó Mosul ya fue en los años 70 del pasado siglo un lugar en el que se llevó a cabo una intensa política para alterar la composición demográfica en favor de los suníes. Hace cuatro años las ciudades de Nínive eran muy atractivas para un Kurdistán definitivamente independiente que extendiera sus fronteras desde la cercana Erbil. También lo era y lo sigue siendo para suníes y chiitas. Este mismo mes de agosto el Consejo de la Provincia de Nínive ha hecho frente al Gobierno Federal que quería asentar a 450 familias suníes al sur y al este de Mosul.

Un año después de la liberación definitiva de Mosul, los cristianos están volviendo a sus ciudades de origen. Es un milagro si se tiene en cuenta la situación en la que quedaron. Eran auténticos pueblos fantasmas, como se puede ver en el documental. Destruidos por los feroces combates entre el Daesh de un lado y el ejército de Iraq y los Peshmergas de otro. Los bombardeos, necesarios, de los estadounidenses, lo habían dañado todo. Las iglesias estaban profanadas, las tumbas abiertas y saqueadas. En este momento el 45 por ciento de las familias que huyeron han vuelto, el 35 por ciento de las casas que habían sido destruidas son ya habitables. Avanzan también los trabajos de recuperación de las iglesias.

¿Qué ha hecho posible este milagro en Nínive? Desde luego la fidelidad de los cristianos de Iraq a su vocación. No se puede entender que personas que han sufrido tanto -muchas de ellas ya habían huido dos veces antes de salir de Nínive- hayan vuelto a su lugar de origen sin la conciencia de que estar allí es un modo de responder a la misión que Dios les ha encomendado. La ayuda internacional ha sido, por otra parte, decisiva. Fue fundamental que en 2016 la secretaria de Estado de Estados Unidos declarase que lo sucedido había sido técnicamente un genocidio. Con Trump en la Casa Blanca, tan cerca de Arabia Saudí, esa declaración no hubiera tenido lugar. Como también fue determinante el pronunciamiento en el mismo sentido del Parlamento Europeo. Para vergüenza de Naciones Unidas nunca hubo una declaración semejante de la organización internacional que sucumbió a la presión de Riad. De lo que se deduce que la movilización política, en el ámbito nacional e internacional, es muy importante cuando se trata de hacer frente a la persecución de los cristianos. Los cristianos de Iraq tienen una fe de la que se puede aprender, obispos con sentido de la historia y laicos con capacidad de moverse de forma inteligente en el endiablado tablero iraquí. Y luego está el dinero, claro. El Gobierno de Bagdad apenas ha aportado fondos para la reconstrucción y los 7 millones que se han gastado ya provienen de las donaciones de organizaciones eclesiales, especialmente de las católicas.

Pero todavía quedan muchos interrogantes para que el genocidio que se produjo hace cuatro años sea compensado. El patriarca Sako ha recordado recientemente la necesidad de que sean desarmadas las milicias confesionales, que siempre codiciarán Nínive, la conveniencia de fortalecer al ejército nacional. El cardenal de Bagdad no para de insistir en que es necesario un proyecto-país para que Iraq salga del túnel en el que entró con la guerra de 2003. La rotundidad, por ejemplo, con la que Bagdad frenó el referéndum de independencia de los kurdos hace un año, fue decisiva para impedir una fragmentación que hubiera menoscabado la libertad y seguridad de los cristianos. Ha sido el sunismo radical el que los ha amenazado en los últimos años. Es un incógnita qué hará el Gobierno que se formará en los próximos días tras la victoria de la coalición liderada por el clérigo chiita Muqtada al Sadr (gran enemigo en tiempos de Estados Unidos, alejado de Irán y empeñado en acercarse a los suníes). La Administración Trump no tiene una posición clara, solo se mueve en función de su acuerdo con Arabia Saudí.

Niniveh muestra cómo una circunstancia tan adversa como un genocidio puede ser la ocasión para que la fe crezca.

Noticias relacionadas

El estado anímico del votante
España · Javier Folgado
A pesar de todas sus diferencias ideológicas, a María, Jesús, Daniel, Laura les preocupan más o menos las mismas cosas en su día a día....
2 julio 2021 | Me gusta 5
Un perdón real y verdadero genera memoria democrática
España · Francisco Medina
En este mundo en que vivimos, el espacio intermedio en el que cada uno de nosotros hace acto de presencia, inter-accionamos. Ejercemos nuestra posibilidad de actuar, fruto de una decisión nuestra, y podemos generar un mundo más humano… o no. Para bien o para mal, nuestras acciones pueden generar...
1 julio 2021 | Me gusta 5
Nacionalismo, Freud y principio de realidad
España · Ángel Satué
Ser español. Una identidad nacional que es premisa fundamental en mi persona. Verdadera. Compruebo que me corresponde. Como respirar y comer, como amar y soñar. ...
25 junio 2021 | Me gusta 3