Matrimonio homosexual en Uruguay

Mundo · Alver Metalli
COMPARTIR ARTÍCULO Compartir artículo
| Me gusta 0
8 abril 2013
El martes 2 de abril, el senado de Uruguay aprobó, con 23 votos a favor y 8 en contra, un proyecto de ley para legalizar los matrimonios de parejas del mismo sexo. El 10 de abril la reforma se discutirá en la cámara de los diputados, que tendrá que aprobar las modificaciones del senado. Pero sobre el papel hay números suficientes para que el proyecto llegue a ley del estado. En este caso, Uruguay sería el segundo país de América Latina, después de Argentina, que legalizaría los matrimonios homosexuales.

Hay que decir que en el frente "hetero" languidecen tanto los matrimonios civiles como los religiosos: en 1975 se celebraron 23.310 en Uruguay, en 2010 solo 10.629, según el Instituto nacional de estadística. Lo mismo sucede en Montevideo, la capital, donde se dieron 5.324 uniones civiles en 2008, frente a las 4.750 en 2009. ¿Pero aumentarán aquellas entre personas del mismo sexo ahora que podrán contraer legalmente matrimonio? Las dudas son muchas, y circulan entre los mismos que han sostenido el proyecto de ley. "Probablemente la norma no tendrá un uso frecuente", ha admitido una senadora que ha votado a favor, Constanza Moreira. "Se cuentan con los dedos de las dos manos el número de parejas que se han valido de la norma ya en vigor desde 2008 para la unión concubinaria" entre parejas de un mismo sexo, ha añadido el senador de Alianza Nacional, Carlos Moreira. No se prevé un gran interés, dicen otros parlamentarios uruguayos también favorables a la norma, y tampoco en el Registro Civil han recibido por ahora peticiones en este sentido de parejas homosexuales. En julio, después de 90 días de la publicación de la norma en el Diario oficial, se sabrá si son más los daños que causa la ley a los casados o beneficios a los llamados "discriminados" por la institución del matrimonio. Y no es todo.

A las parejas gays se les consentirá la adopción o el derecho a concebir a través de técnicas de fecundación in vitro. Y todos los padres podrán elegir el orden de los apellidos que dar a sus hijos: hasta ahora el primer apellido era siempre el del padre. También las causas de divorcio se han modificado y de ahora en adelante será suficiente "la voluntad de uno de los dos cónyuges" en vez de solamente la de la mujer, lo que actualmente se recoge en el Código Civil. En cuanto a los apellidos de los hijos, la norma permitirá a los padres, tanto homosexuales como heterosexuales, elegir por consenso el orden de los nombres.

Por parte de la Iglesia uruguaya han llovido críticas al proyecto, tanto en el periodo de la discusión en el senado, como después de su aprobación y la remisión a la cámara de los diputados para su confirmación. "Duro golpe al matrimonio y a la familia", ha afirmado el obispo Paolo Galimberti. Otro obispo uruguayo, Carlos Maria Collazzi, ha pedido a los católicos no "caer en la ambigüedad de creer que una cosa vale lo mismo que otra". De "guerra abierta contra la familia" ha hablado el obispo Jaime Fuentes, mientras el arzobispo de Montevideo, Nicolás Cotugno, ha reclamado que la norma no sea ratificada por la cámara de los diputados el próximo miércoles.

Traducción: María Borrero

Noticias relacionadas

Powell y la polarización española
Mundo · F.H.
En las últimas horas ha muerto el que fuera secretario de Estado de Estados Unidos, Colin Powell. Nacido en Harlem, de padres jamaicanos, creció al sur del Bronx y se graduó en el City College de Nueva York. ...
19 octubre 2021 | Me gusta 3
Tratados, Constitución y cómo evitar un Polexit
Mundo · Miguel de Haro Izquierdo
En el tablero de las relaciones internacionales se diseña y está en juego una importante partida sobre la primacía, a corto y medio plazo, sobre qué región y qué país van a poder dominar el mundo de los negocios, la economía, la cultura, el desarrollo tecnológico, la geopolítica, las...
13 octubre 2021 | Me gusta 4
Elecciones en Alemania. “Willkommen” al futuro
Mundo · Ángel Satué
Cuando pienso en la política alemana, siempre alcanzo a recordar a Helmut Kohl. También me saltan a la memoria Margaret Thatcher, Mitterrand y González, al que el tiempo mejoró. Los cuatro son parte del pasado político de Europa, y piezas fundamentales. ...
1 octubre 2021 | Me gusta 4