La crisis en Latinoamérica: descenso de las remesas

Mundo · Luis Enrique Marius
COMPARTIR ARTÍCULO Compartir artículo
| Me gusta 0
13 octubre 2008
En términos generales, existen serias preocupaciones sobre el impacto que esta crisis financiera internacional, cuyo epicentro se encuentra en los Estados Unidos, pueda afectar de forma determinante en la situación y el desarrollo en Latinoamérica.

Sin lugar a dudas es una preocupación con mucho fundamento debido a una serie de factores, entre los cuales podemos citar la importancia que tiene el mercado consumidor de los Estados Unidos para muchas de nuestras economías, las estrechas relaciones financieras que existen históricamente entre los sistemas financieros de nuestros países con la "metropolis" del norte, la existencia de países que tienen la misma moneda (Panamá y Ecuador), la existencia de varios Tratados de Libre Comercio, etc.

Sin embargo, desde ciertos gobiernos de Latinoamérica se ha expresado, sobre otras cosas, una generalizada preocupación por la previsible reducción de las remesas provenientes de migrantes latinoamericanos que viven o trabajan en los Estados Unidos.

La preocupación es válida por cuanto recientemente el Banco Interamericano de Desarrollo editó un informe con relación a las remesas recibidas en América Latina desde EEUU y España en 2007, en millones de dólares. México recibe 23.979; Brasil 7.075; Colombia 4.520; Guatemala 4.128; El Salvador 3.695; en toda Latinoamérica se reciben 65.482 millones de dólares de Estados Unidos.

No podemos olvidar los orígenes de esta migración, son latinoamericanas y latinoamericanos que, buscando mejores condiciones de vida y de trabajo, se han visto obligados a migrar. Y esto, fundamentalmente y en su mayoría, no lo hicieron detrás de una utopía o del canto de sirena del "new deal", sino que buscaban legítimamente mejores oportunidades para vivir con una dignidad que no siempre encontraron. Pero eran oportunidades y condiciones que no podían encontrar en sus propios países, más allá de las históricas y sistemáticas promesas que recibieron en cada proceso electoral.

La tristeza nos cabe cuando son representantes de las mismas clases dirigentes fracasadas de nuestros países los que se lamentan de las muy seguras e importantes reducciones en las remesas que los latinoamericanos que trabajan en los Estados Unidos envían a sus familias, con mucho sacrificio y demostrando, independientemente de las dificultades, la plena vigencia del valor de la solidaridad.

Noticias relacionadas

Librarnos de las batallas culturales
Mundo · Francisco Medina
El pasado 24 de junio, la Supreme Court norteamericana dictó sentencia en el que venía a rectificar el criterio sentado en pronunciamientos anteriores en relación a la cuestión del aborto (en concreto, en la famosa Sentencia Roe vs. Wade y en otra, Planned Parenthood of Southeastern Pa. vs...
1 julio 2022 | Me gusta 4
La violencia nunca es la última palabra
Mundo · Pierluigi Banna
Este año Pentecostés no solo se celebró en la iglesia de San Francisco en Owo (Nigeria) sino que se “consumó”. El martirio, que nunca debe buscarse directamente, siempre representa un reclamo potente al verdadero sentido de Pentecostés, no solo para los cristianos sino también para quien...
17 junio 2022 | Me gusta 1
Elecciones legislativas francesas: LIF y 3i
Mundo · Ángel Satué
En Francia hay elecciones legislativas este fin de semana. Una nueva primera vuelta, en un país que viene dividido de serie de las elecciones presidenciales, y que se dividirá aún más políticamente si en cada circunscripción se va a una segunda vuelta, pues en estas se vota para que otro no...
10 junio 2022 | Me gusta 2
En el mundo irreal de Putin, cualquier mentira vale
Mundo · Adriano dell'Asta
En los días que siguieron a la invasión de Ucrania se planteó muchas veces el tema de su posible justificación, una cuestión incluida en el orden del día por el mismo Putin, con una relectura de la historia que tiene unas características digamos que un poco fantasiosas pero que permiten sin...
24 mayo 2022 | Me gusta 0