Entrevista a David Pérez

Hay que tratar de entender al otro

Entrevistas · F. H.
COMPARTIR ARTÍCULO Compartir artículo
| Me gusta 2
4 octubre 2023
David Pérez es un histórico del socialismo catalán. Se afilió al PSC en 1980. Fue portavoz adjunto del Grupo Parlamentario Socialista. En este momento es diputado en el Parlament.

El PSC tuvo un muy buen resultado en las elecciones generales. ¿Han analizado ya las causas? 

Hicimos una campaña fundamentalmente basada en la actividad y en el trabajo que había hecho Pedro Sánchez. También fue una campaña basada en la necesidad de pasar página en Cataluña. Se mire como se mire, la situación en Cataluña está ahora muchísimo mejor de lo que estaba unos años atrás, cuando se recurrió el Estatuto al  Tribunal Constitucional. Todo lo que pasó  en Cataluña ya queda muy lejos. Dijimos eso y yo creo que conectamos con la inmensa mayoría. Se trata de no ir tanto en la línea del conflicto y del enfrentamiento. Dijimos: “vamos a intentar tirar hacia adelante todos juntos”. Subrayamos la importancia de que los políticos se dediquen a gestionar y a gestionar bien, que se note que la economía funciona, que se creen puestos de trabajo. Ese mensaje conectó con la mayoría de la sociedad catalana.

¿El PSC está  recibiendo más apoyo de anteriores votantes  de Esquerra o de votantes de Ciudadanos? ¿El trasvase de dónde llega?    

Llega fundamentalmente de la abstención. Nuestro electorado es de centro-izquierda y de centro. Creo que también nos han votado votantes del PP. El independentismo perdió muchos votos porque muchos votantes se dieron cuenta de que el independentismo está en un proceso que no lleva a ningún lado. Yo creo que eso también enganchó con una parte del independentismo. Hay gente cansada de todo lo que ha pasado. Y hay personas que, sin necesidad de renunciar a sus ideas,  – a  nadie se le pide que deje de ser independentista- tienen necesidad de que Cataluña funcione.

Las  exigencias de Puigdemont son exigencias… complicadas ¿no?      

Sí, por supuesto. El proceso de negociación se está llevando con prudencia, que es como se tiene que llevar. Y hay que esperar a ver cómo acaba.  Las exigencias van un poquitín más allá de lo que dicta el sentido común. Pero bueno, hay que hablarlo, hay que verlo y hay que llegar a un acuerdo. En Cataluña se han vivido momentos muy desagradables para todos. Eso es lo que no se tiene que repetir. Hay que actuar dentro de la Constitución y dentro de las leyes. Yo no quiero que nadie renuncie a nada. Lo que hay que hacer es a  hablar de tú a tú, que es lo que hacen todos los presidentes autonómicos.

Pero está la cuestión de la amnistía. ¿No lo considera un problema? 

Tienen que hablar con discreción y con calma.  Creo que hay una parte de España que también lo está deseando. El otro día leía una encuesta que decía que hay un 55% de andaluces que están en contra de la amnistía. Y  hay un 35%  que están a favor. Es increíble.

¿El PSC gobernará con Esquerra tras las elecciones catalanas? 

El proyecto del Salvador Illa se va a convertir en mayoritario. Y a partir de ahí intentaremos formar Gobierno con nuestro programa y con aquellas organizaciones que estén dispuestas a tirar hacia adelante. Cataluña necesita un Gobierno fuerte y que trabaje de manera decidida. Tenemos que ir paso a paso.

¿Cómo se pueden conciliar las posiciones entre el constitucionalismo y el independentismo en Cataluña? 

Bueno, de entrada, hay que intentarlo. De entrada hay que reconocer que  ninguna de las dos partes lo ha hecho bien. Ningún tribunal ha dicho que lo que hizo el independentismo fue un golpe de Estado. ¿Fue una rebelión? No lo sé. En el Tribunal Supremo, cuando se le preguntó al señor Rajoy si había  habido violencia en el proceso dijo que sí.  Y una abogada de las partes le pidió que pusiera un ejemplo de violencia. Y el señor Rajoy dijo que en aquel momento no recordaba ninguno. Ahora los tribunales europeos también tienen que tomar decisiones.

Desde la conciencia de que nadie tiene la razón absoluta, de que nadie actuó de manera perfecta y correcta se puede  intentar llegar a un acuerdo y acercar las posiciones. Yo soy muy respetuoso siempre con los otros partidos. El arco parlamentario es el resultado de la política. Por eso no se puede demonizar.  Si tú hablas de “comunistas bolivarianos,  franquistas, populistas, de  los que quieren romper España” te  quedas solo. Hay que intentar llegar a acuerdos con todo el mundo. Yo creo que esa es la esencia de la política.

¿Cómo ve a Feijóo? 

Estoy convencido de que no se siente cómodo con el acercamiento tan pronunciado a Vox. Pero tiene que plantarse. Estoy seguro de que con su temperamento estaría dispuesto a otra cosa.

¿Pero no están demasiado marcados los bloques? 

A mí me parece muy malo que haya dos partes irreconciliables. Eso es muy malo. Hay que mantener tu posición con convicciones, pero también  intentar entender al otro. Entenderlo. No creo ser sospechoso de ser proindependentista.  Pero estoy oyendo cada cosa… lo estoy oyendo de gente, que no ha sufrido ni vivido la mitad que yo.


Lee también: «Es posible también entender la política como un lugar de cooperación«


 

¡Sigue en Twiter los artículos más destacados de la semana de Páginas Digital!

 

Noticias relacionadas

12 M: “Más de lo mismo o una nueva ruta»
Entrevistas · Fernando de Haro
La decepción es común en los diversos frentes también en el campo político, pues cada trinchera sabe perfectamente que carece de fuerza para imponerse completa y claramente a la(s) contraria(s)....
8 mayo 2024 | Me gusta 2
La democracia no necesita un salvador
España · Carmen Martínez
En una democracia un presidente del Gobierno no puede decir cómo se ejerce la libertad de expresión. En una democracia liberal la libertad de expresión y de prensa son derechos fundamentales que sólo están limitados por otros derechos fundamentales. ...
30 abril 2024 | Me gusta 3
Puigdemont busca incentivar el «procés»
Entrevistas · Juan Carlos Hernández
Valentí Puig analiza el momento preelectoral en Cataluña que vive un momento de desconcierto y fatiga según el escritor para el que las urgencias de la sociedad catalana se alejan de la cuestión identitaria....
30 abril 2024 | Me gusta 2