Desconocimiento y prejuicio, unidos contra el Papa

Mundo · Roberto de la Cruz
COMPARTIR ARTÍCULO Compartir artículo
| Me gusta 0
8 mayo 2009
El Parlamento Europeo rechazó ayer la propuesta del grupo Liberal para reprobar a Benedicto XVI por sus declaraciones sobre el SIDA. Algunos socialistas, entre ellos Josep Borrell, la apoyaron, siguiendo el criterio contrario al que parece haber fijado en España el grupo parlamentario del PSOE. La distorsión de las palabras del Papa y el prejuicio revelan un desinterés por los hechos.

Ayer, el Parlamento Europeo. Antes el Congreso de los Diputados y el Parlamento belga. Las iniciativas para censurar al Papa demuestran que quienes la promueven utilizan grandes titulares sacados de contexto. En último término, pretenden desacreditar las enseñanzas que ante el flagelo del SIDA predica la Iglesia. ¿Por qué? Por prejuicio. Sólo atendiendo al trabajo educativo de quienes allí se encuentran podrían comprender lo parcial de su posición. Y es que la educación funciona. Lo recordaba hace poco en estas mismas páginas la directora del Meeting Point de Kampala, Rose Busynge. En Uganda, gracias a las tareas que desarrollan estos centros, el SIDA se ha reducido del 18% al 3%.

El portavoz del PP en el Parlamento Europeo, Jaime Mayor Oreja, se refería ayer a la iniciativa de la Eurocámara. Se trata de una proposición cargada de un enorme simbolismo. Argumentaba hace unos días el portavoz del PSOE en el Congreso que no apoyarán la censura porque en el Congreso no se puede reprobar a un jefe de Estado. A renglón seguido, expresaba su rechazo total a las palabras del Papa. Mejor, a los entresacados de la entrevista que concedió Benedicto XVI a los periodistas durante su vuelo hacia África (www.vatican.va/holy_father/benedict_xvi/speeches/2009/march/documents/hf_ben-xvi_spe_20090317_africa-interview_sp.html).

Si no se atiende a la realidad, si no se miran los hechos, sólo quedan las interpretaciones. Ya vemos los resultados. Tendremos que recomendar a los promotores de la censura una visita al Meeting Point, a los Centros de la Comunidad de San Egidio o a tantos otros lugares en los que la Iglesia trabaja en la lucha contra enfermedad. Si quieren seguir instalados en el prejuicio, mejor ahorrarse el billete.

Noticias relacionadas

Todo nos parece una mierda
Mundo · Luis Ruíz del Árbol
El próximo 9 de junio se celebran las elecciones al Parlamento Europeo. Las encuestas pronostican un espectacular ascenso de la extrema derecha, y yo me pregunto por qué estos partidos encuentran en el electorado católico un valioso caladero de votos....
20 mayo 2024 | Me gusta 3
Los hombres que odiaban su tiempo
Mundo · GONZALO MATEOS
Se equivocan porque no miran la realidad, la que es, la que sucede. Sólo imponen su persona y su ideología. Porque lo que convoca atracción, lo que une, es la realidad, no nuestro poder o nuestras ideas personales....
17 mayo 2024 | Me gusta 6
Elecciones europeas: habitar nuestro tiempo
Mundo · Emilia Guanieri
Guarnieri, la que fue durante muchos años presidente del Meeting de Rimini, recurre a la propuesta contenida en el libro "Abitare il Nostro Tempo" (de Julián carrón, Charles Taylor y Rowan Willians) para afrontar el reto que provoca el “cansancio” de la política....
14 mayo 2024 | Me gusta 1
Israel no puede conseguir más en Gaza
Mundo · P. D.
La presión internacional se ha limitado hasta ahora a pedir que entrara la ayuda, en lugar de ampliarse para abarcar cuestiones como la reconstrucción y permitir que la población reanudara su vida....
7 mayo 2024 | Me gusta 0