También en Bucha

Mundo · P.D.
COMPARTIR ARTÍCULO Compartir artículo
| Me gusta 2
4 abril 2022
Bucha, la ciudad cercana a Kiev, se ha convertido en otro desgraciado ejemplo de hasta dónde puede llegar la barbarie humana.

Las tropas de Putin, al abandonar esta localidad y otras cercanas a la capital de Ucrania, han segado cientos de vidas de civiles. En las últimas horas nos han sacudido las imágenes de hombres y mujeres, sobre todo hombres, asesinados a sangre fría, en algunos casos con las manos atadas a la espalda. Es difícil, si no imposible, explicarse cómo se puede tener la cruel cobardía de llevar a cabo una masacre de estas características contra personas indefensas. El mal siempre tiene una dimensión misteriosa.

Antes de que cada una de estas personas fuera privada de su vida, era evidente que cada una de ellas tenía un valor infinito, era intangible. Solo la idolatría de la ideología nacionalista puede haberlas convertido en algo menos que cosas, en objetivo de una violencia genocida. Es el mecanismo que, desgraciadamente, hemos visto usar por el terrorismo, el nazismo y el estalinismo. El sentido de la historia se identifica en este caso con el expansionismo ruso.

Es necesario que haya justicia para estas víctimas. Por eso, si no es posible juzgar a Putin y a sus colaboradores ante el Tribunal Penal Internacional, habrá que encontrar otras fórmulas. Pero ni siquiera una sentencia condenatoria será suficiente para hacer justicia a los asesinados. Tampoco la necesaria memoria. La exigencia de justicia de los vecinos de Bucha queda como una pregunta abierta que exige respuesta.

La hipótesis que nos llega a través de 20 siglos hasta el presente es que, también en Bucha, el Misterio que hace todas las cosas ha sido y es padre. Es una hipótesis escandalosa: también cuando, con las manos atadas a la espalda, los vecinos de la ciudad cercana de Kiev recibían un disparo en la cabeza, en ese momento de inmensa oscuridad y enemistad, había y hay una positividad que no era derrotada. La positividad de Dios, que ha hecho el mundo y la vida para el bien, incluso ante unas muertes tan negras, y que hace triunfar su Misericordia.

Noticias relacionadas

El voto y la rabia
Mundo · Javier Folgado
Europa ha suspirado aliviada ante la victoria de Macron en Francia ante las dudas que suponía el europeísmo de Le Pen en un contexto marcado por la amenaza rusa. ...
11 mayo 2022 | Me gusta 2
Una lección desde Ucrania
Mundo · Giorgio Vittadini
Primero la crisis financiera, luego el peligro del terrorismo, después el Covid-19 y ahora, cuando la pandemia parecía menos agresiva, la guerra. Parece que los desastres colectivos nunca tienen fin, y traen una sensación de derrota casi inevitable....
5 mayo 2022 | Me gusta 3
Francia y el sentido posmoderno
Mundo · Ángel Satué
En la primera vuelta de las elecciones presidenciales francesas se palpa el sentir de la Nación francesa. Las primeras preferencias del ciudadano francés. En la segunda vuelta, en cambio, se piensa en términos de mal menor, algo no muy de la diosa Razón pero que coloca presidentes en el Elíseo....
22 abril 2022 | Me gusta 4
Ver la belleza despierta el corazón
Mundo · Emilia Guarnieri
Estamos hechos para la belleza. ¿Pero con qué ánimo podemos hablar de belleza en medio de la guerra de Ucrania? ¿Qué puede arrancarnos de la nada?...
20 abril 2022 | Me gusta 2