Pueblo a pueblo, región a región

España · Páginas digital
COMPARTIR ARTÍCULO Compartir artículo
| Me gusta 5
25 mayo 2023
Este periódico ha realizado, en las últimas semanas, una serie de entrevistas sobre las elecciones de este domingo con personas de diferentes partidos e ideologías. De esas conversaciones ha salido un juicio que ofrecemos a nuestros lectores como material de reflexión.

Este domingo se celebran elecciones autonómicas y municipales después de una campaña en la que ha dominado un enfoque “nacional”. Un enfoque de este tipo no permite superar la distancia entre los ciudadanos y los políticos, los ciudadanos y los partidos. Como señalan las últimas encuestas, los partidos políticos resultan «confiables sólo para el 28% de los españoles». Algo semejante ocurre con el Gobierno y con el Parlamento. Este es un desafío serio. Como señala Juan Millán Querol, candidato del PP en la alcaldía de Barcelona, “hemos aprendido de la experiencia (…) Huiremos de los políticos que incentivan el conflicto, porque entendemos que la recuperación económica y la reconciliación social van de la mano. Una no es posible sin la otra. Una sociedad dividida, como quieren los populismos, no puede afrontar las reformas necesarias para el bien común y, además, destruye todas esas virtudes cívicas que nos permiten vivir en democracia y progresar”.

Aunque la solución de algunos problemas locales y regionales demanda debates, consensos y soluciones que han de afrontarse también a escala nacional o global, la política regional y local, es un espacio que, puede ayudar a superar parte de la distancia entre la sociedad y la clase política, ya que, hay una mayor confianza relativa en los ayuntamientos y en los gobiernos autonómicos.

En estos días de debates televisivos, no siempre gratificantes, hemos visto algo de dialogo, cierta escucha de propuestas y reconocimiento de divergencias. En la discusión pública estas diferencias pueden llegar a ser creativas. Pueden generar encuentros y caminos inesperados. En el debate sobre las soluciones a los problemas reales es más fácil poder encontrarse. Si se parte de las necesidades concretas las cosas cambian.

Como apunta el alcalde socialista de Alcañiz, Ignacio Urquizu “en los pequeños municipios la polarización se nota menos. En el nivel local, en poblaciones pequeñas e intermedias, las discusiones públicas tienen que ver con el alumbrado, la limpieza o el entramado urbano”. Todo eso genera un debate más sano, menos ideológico. En Alcañiz han sacado adelante unos presupuestos por unanimidad.

“Es posible también entender la política como un lugar de cooperación y colaboración, donde en muchas ocasiones, todos podemos ganar”, añade el alcalde socialista.

Se hace imprescindible la cooperación y coordinación interadministrativa fuera de la confrontación partidista. Así como la superación de la excesiva burocracia y la atracción de talento para el ejercicio de la política. Es necesario frenar el deterioro institucional y la degradación de los servicios públicos que en ocasiones se observa. Querol señala con acierto que “es necesario reintroducir una cultura de la responsabilidad en las instituciones. Lo que en catalán llamamos seny. No solo son necesarios mejores gobiernos municipales, sino alcaldes que gobiernen para todos, que no usen los ayuntamientos como laboratorios ideológicos». En este sentido, Eduardo Uriarte, histórico socialista, pide “más respeto hacia el Estado, más ciudadanía y menos partido ya que, en gran medida, la crisis está provocada por la debilidad el Estado y la excesiva influencia que puede tener un partido en la cosa pública”. No son deseables partidos políticos débiles sino partidos que no colonicen los espacios de la sociedad civil.

Tampoco “es deseable ni adecuado enfocar contra Sánchez las próximas elecciones locales (…) hay que analizar en cada caso lo mejor para la ciudadanía, pueblo por pueblo, ciudad por ciudad, región por región. Y todo el mapa es muy variable y nada homogéneo”, como apunta el ensayista Miquel Escudero. No se superará la polarización -añade- “si el único objetivo es sacar a Sánchez de la Moncloa, para lograrlo algunos piden otro cheque en blanco y hablan de voto útil (útil para ellos, claro). De proceder según esta consigna nos aseguraremos la frustración y la siembra del sectarismo”.

Hay un cambio pendiente, el que nos hace a todos vecinos, el que pasa por fortalecer el nivel local de gobierno hasta llegar a los barrios dónde la participación de los ciudadanos sea sinónimo de libertad para hacer con los demás.

 

¡Sigue en Twiter los artículos más destacados de la semana de Páginas Digital!

Noticias relacionadas

Eugenio Nasarre. In memoriam
España · Juan Antonio Ortega Díaz-Ambrona
Pocas muertes me han producido en los últimos años impresión y pena tan hondas como la de Eugenio Nasarre. Ya sé que todos desfilamos hasta el mismo final ineluctable. Pero el de Eugenio Nasarre me pilló muy de sorpresa porque parecía que aun no le tocaba....
26 febrero 2024 | Me gusta 1
Galicia vota conservador
España · Ángel Satué
Se ha visto en las elecciones gallegas que el Partido Popular ha conseguido allí maridar regionalismo con la idea de España. ...
19 febrero 2024 | Me gusta 3
Tractores y estado de ánimo
España · Carmen Martínez
La crisis agraria y las políticas europeas han lanzado a los agricultores a protestar provocando el corte de varias carreteras importantes de diferentes ciudades españolas. ...
12 febrero 2024 | Me gusta 4