Objetando por la libertad

Cultura · Iñigo Urien Azpitarte
COMPARTIR ARTÍCULO Compartir artículo
| Me gusta 0
4 septiembre 2008
En España, según Marañón, se ha hablado mucho de ciudadanía pero lo que se propugna es una ciudadanía consistente en comulgar con lo "políticamente correcto" y perseguir con la injuria, y si cabe con la cárcel, a quien piense en otra dirección.

Más de 435 padres vascos, número en aumento, no hemos delegado en el Estado la educación moral de nuestros hijos, uno de los fines de Educación para la Ciudadanía aunque sus impulsores quieran disfrazarla como una educación para los derechos humanos. Con esta Ciudadanía se busca, basta leer los preámbulos de los decretos, adoctrinar a los alumnos en una nueva moral que cambia, entre otras, la caridad y el amor en que algunos queremos educar a nuestros hijos por el buenismo y el relativismo. Porque la caridad y el amor son más grandes, más verdaderos y más humanos, recordando a aquellos revolucionarios, decimos ¡No pasarán! y ¡Ni un paso atrás!".

Noticias relacionadas

Con la lámpara encendida
Cultura · Javier Mª Prades López
Publicamos la homilía de Javier Prades durante el funeral de Mikel Azurmendi el pasado 9 de agosto en la parroquia del Espíritu Santo de San Sebastián...
12 agosto 2021 | Me gusta 9