Mil veces volvería a decir sí

España · María José Rocha Poza
COMPARTIR ARTÍCULO Compartir artículo
| Me gusta 303
1 abril 2014
www.paginasdigital.es por su interés publica una de las intervenciones que se produjo hace unos días en la presentación del manifiesto “Es bueno que tú existas” en Parla (Madrid).

www.paginasdigital.es por su interés publica una de las intervenciones que se produjo hace unos días en la presentación del manifiesto “Es bueno que tú existas” en Parla (Madrid).

Hace ocho años nació mi hijo Pablo, un niño querido y deseado. El parto se complicó y los médicos tuvieron que hacerme una cesárea urgente porque Pablo venía con cuatro vueltas de cordón umbilical y esto le ocasionó una parada cardiorrespiratoria de quince minutos de duración añadido a una aspiración pulmonar, con este diagnóstico era muy difícil que mi hijo viviera. Todo lo que sucedió en esa noche fueron momentos muy críticos para él y para toda la familia que esperaba en el hospital a que sucediera un milagro.

Las horas siguientes fueron igual de complicadas porque no había mejoría alguna, desde el primer momento los médicos nos dijeron cuál era la situación del estado de Pablo y nos repetían una y mil veces las secuelas que iba a tener y la vida de hospital que íbamos a llevar, ingreso tras ingreso.

Los médicos insistían en la calidad de vida de Pablo, querían saber qué tenían que hacer si seguían repitiéndose las paradas respiratorias y nos preguntaron a su padre y a mí cuál era nuestra postura y qué queríamos nosotros que hicieran ellos, si seguir reanimándole o dejarle por sí solo a sabiendas de que esto fuera imposible.

Nosotros no dudamos ni un instante en decir que le ayudaran a salir adelante. Esto no estaba en nuestra mano y tan sólo podíamos aceptar la voluntad de Otro sobre la vida de Pablo y la nuestra misma. Mil veces que me preguntaran, volvería a decir sí, un sí lleno de amor y confianza.

Yo le pedí a la Virgen que intercediera a su hijo para que hiciera un milagro y así lo hizo, ¿por qué pasan estas cosas? La vida es un misterio y está en manos de Dios. Y es Él, el único que sostiene mi vida y da significado a cada circunstancia cotidiana de mi familia.

La opinión de un médico es la opinión de un médico, lo que se nos dice es que tengamos la libertad de “decidir” por nosotros mismos y que el sufrimiento lo tenemos que evitar a cualquier precio; esto es verdad pues el corazón del hombre está hecho para otra cosa, pero esto no es ser libre, sino que nos reduce, sin el sufrimiento uno no puede crecer como persona. La libertad sólo se pone en juego ante Otro más grande que el propio sufrimiento, que te cambia la vida.

Esta es mi experiencia, es cierto que en mi vida cotidiana y en la de mi hijo hay muchos momentos difíciles y dolorosos pero cada uno de ellos está traspasado por el amor, cada uno de ellos me hace mendigar el amor de Otro más grande y cada uno de ellos me hace ser cada vez más dependiente de Cristo como Pablo lo es de mí.

Esta es la tarea para la que Dios me ha elegido, y esta tarea está llena de sacrificios que se convierten en petición y ofrenda y se convierten en alegría, la alegría de haber creído en la gracia del Señor, la alegría de la fe.

Mi hijo tiene una parálisis cerebral y si alguien se pregunta si Pablo es feliz digo que sí, cada sonrisa, cada pequeño gesto es un signo de amor.

Noticias relacionadas

Joseba Arregi. Un abrazo para la eternidad
España · Juan Carlos Hernández
“Todos compartimos esa base de debilidad, de sufrimiento, de dolor, de ser contingentes, de tener que morir. Desde ahí podemos encontrarnos unos a otros”. Hace unos meses escribía esto para nuestro periódico nuestro querido amigo Joseba Arregi, que ha fallecido en Bilbao tras una larga y dura...
15 septiembre 2021 | Me gusta 3
El estado anímico del votante
España · Javier Folgado
A pesar de todas sus diferencias ideológicas, a María, Jesús, Daniel, Laura les preocupan más o menos las mismas cosas en su día a día....
2 julio 2021 | Me gusta 6
Un perdón real y verdadero genera memoria democrática
España · Francisco Medina
En este mundo en que vivimos, el espacio intermedio en el que cada uno de nosotros hace acto de presencia, inter-accionamos. Ejercemos nuestra posibilidad de actuar, fruto de una decisión nuestra, y podemos generar un mundo más humano… o no. Para bien o para mal, nuestras acciones pueden generar...
1 julio 2021 | Me gusta 6