Cristianofobia y el asombro

Los medios ante las matanzas de los cristianos

Mundo · Maria Laura Conte - Oasis
COMPARTIR ARTÍCULO Compartir artículo
| Me gusta 0
20 enero 2010
Hay quien la ha llamado de una manera definitiva "cristianofobia", otros han reconocido en ella la traducción práctica del grito "matémosles a todos", otros se asombran por el hecho de que países de mayoría musulmana en el Extremo Oriente se hayan mostrado más extremistas y violentos incluso que ciertos países de Oriente Medio. Ciertamente los ataques trágicos en Iraq en los días de la fiesta católica de Navidad, la matanza de los coptos en Egipto en ocasión de la Navidad ortodoxa y una serie demasiado larga de iglesias atacadas en Malasia en torno a la Epifanía no han dejado indiferente a la prensa mundial. Presentamos sólo algunos de los numerosos fragmentos significativos publicados en los últimos días.

El periódico árabe Asharqalawsat (con página web también en inglés) no se ha limitado a proponer la crónica de los hechos de Malasia retomando la agencia internacional Reuters (http://www.aawsat.com/english/news.asp?section=1&id=19460) (que da voz a los cristianos amenazados: «"Hay extremistas en este país y el Gobierno parece incapaz de hacer nada",  dijo Wilson Matayun, un vendedor que asiste a la misa en la iglesia de San Antonio, en Kuala Lumpur. "Estoy perdiendo la fe en el Gobierno"»), sino que a propósito de los hechos de Egipto ha dejado a Hussein Shobokshi, uno de los principales articulistas de fondo de este medio, el espacio para una condena radical en un artículo titulado "Matémoslos a todos". En un fragmento escribe el autor: "Un castigo colectivo es un castigo que se centra en las víctimas inocentes, esto es algo que no puede ser aceptado por la religión, la moral, la lógica, ni por nadie con conciencia".

El New York Times, que ha reservado frecuentemente espacio para la información sobre los ataques y atentados contra los cristianos, a propósito de Malasia, ha descartado la justificación religiosa y ha identificado las causas de la violencia con acontecimientos político-estratégicos-electorales: «"La religión se ha convertido en una herramienta mucho más útil para las partes que dependen del juego de las divisiones entre etnias", el señor Ooi comentó: "Les resulta difícil hablar de las cuestiones raciales, pero no sobre temas religiosos. Estamos viendo el resultado del oportunismo político en las últimas dos décadas". La línea entre la raza y la religión se difumina en un país donde la Constitución equipara musulmán con las identidades malayas, dijo Jacqueline Ann Surin, editora de The Nut Graph, una web de análisis de noticias de Malasia. "Malasia tiene la peculiaridad de que tenemos la carrera basada en la política y en la última década más o menos hemos visto una escalada de esta idea de que los malasios malayos son superiores", dijo. "Esto se ha hecho más evidente por los intentos constantes de liderazgo de las UMNO para promover la noción de ‘ketuanan Melayu', o la supremacía malaya o la dominación". La Organización Nacional de Malayos Unidos es el partido de gobierno».

También el New York Times en un artículo titulado "Alá-el Mundo" (http://atwar.blogs.nytimes.com/2010/01/11/allah-the-word/?scp=1&sq=malaysia%20Anthony%20Shadid&st=cse), de Anthony Shadid, articulista de fondo que vive en Bagdad, manifiesta una cierta sorpresa al subrayar que provenga de un país como Malasia y no de un país de Oriente Medio -del que se conozca universalmente el rigor en el respeto a las prácticas musulmanas-, la guerra violenta que se ha abierto en el terreno de la lengua. Es decir, la pretensión de que la palabra Alá sea de uso exclusivo de los musulmanes, sea algo sólo para ellos incluso hasta el punto de poderla defender con las armas: «Nadie podría mostrar a Oriente Medio como un faro de la tolerancia. De hecho, nunca la tolerancia en la región ha coincidido tanto con su diversidad, su verdad se manifiesta en la extinción de las orgullosas comunidades de judíos y cristianos de Iraq y la lucha sectaria que hierve a fuego lento y en ocasiones explota en Egipto y el Líbano. Una contienda en gran parte del Oriente Medio está en marcha para reivindicar todo lo de la historia al poder. En el fondo, esa contienda gira en torno al eje de la identidad, que ahora más que nunca se define religiosamente. Pero en el Oriente Medio el árabe coloquial, procedente de la milenaria lengua en la que los musulmanes creen que Dios habló a Mahoma, todavía tiene que convertirse en un campo de batalla. Inshallah, si Dios quiere, todos hablan sobre todo de un tiempo futuro, de una convocatoria al día siguiente a la salida del sol por el este. Lo mismo ocurre con In Allah rad, si Dios lo quiere. La palabra Alá ocupa prácticamente todos los saludos, felicitaciones y condolencias, cuando se habla de la partida y de la llegada, y en el nacimiento y la muerte, muchos siglos de perfeccionamiento de los mutuos intercambios sociales que garantiza que casi ningún momento es difícil. Kater khair Allah, diría un cristiano en la ciudad de Hikmat a su vecino musulmán».

Pero la expresión más drástica ha sido usada por el Wall Street Journal, que expresamente ha hablado de "cristianofobia islámica" (http://online.wsj.com/article/SB10001424052748704130904574643821742562800.html) y ha denunciado la ignorancia que reina soberana a propósito del tema de las persecuciones de los cristianos en el mundo musulmán: «En Egipto, siete cristianos coptos fueron asesinados por un musulmán armado cuando salían de una misa de medianoche en la ciudad sureña de Nag Hammadi. En Pakistán, más de 100 hogares cristianos fueron saqueados por una turba de musulmanes en julio pasado en la aldea de Bahmaniwala. En Iraq, ese mismo mes, siete iglesias cristianas fueron atacadas en Bagdad y Mosul, en el espacio de tres días. Tales atrocidades -y hay decenas de otros ejemplos- son tristes recordatorios de que cuando se trata de la persecución, algunos grupos han sufrido gravemente como los cristianos en tierras musulmanas. Menos aún han sufrido con la poca atención recibida».

Hay poco para asombrarse según el WSJ si los cristianos se van de estos países, su madre patria, y emigran a Europa y USA: «Puede parecer natural que al menos se prestara atención en Occidente a la difícil situación de los cristianos. En cambio, la atención prestada se centró en la "islamofobia", como sucedió en el mal llamado Consejo de Derechos Humanos de la ONU. En noviembre, gran parte de Europa se volvió loca en el referéndum suizo para prohibir la construcción de minaretes (aunque no de las mezquitas). Pero la tolerancia de Occidente por su gran población musulmana está en agudo contraste con la intolerancia del mundo musulmán y la persecución de las minorías religiosas. Eso es un hecho que debería tenerse en cuenta la próxima vez que los occidentales se reprendan a sí mismos por su propia supuesta "intolerancia"».

www.oasiscenter.eu

Noticias relacionadas

Paladas de ceniza
Mundo · Fernando de Haro
El trabajo de la misión de la OMS en China para conocer los orígenes del virus nos indica hacia dónde vamos. La misión llegó más de un año después de que todo hubiese empezado. Sus miembros solo pudieron realizar las visitas que les había programado el Gobierno. ...
15 febrero 2021 | Me gusta 5
Ramy Essam, el megáfono de la revolución egipcia
Mundo · Riccardo Paredi
Hace diez años, el 25 de enero de 2011, un joven egipcio de 23 años llamado Ramy Essam salió a la plaza de Tahrir junto a millones de compatriotas pidiendo “pan, libertad y dignidad”. ¿Qué le diferenciaba del resto de manifestantes? Su guitarra y su voz. ...
29 enero 2021 | Me gusta 2
Una ayuda para levantarnos
Mundo · Francisco Medina
El pasado 31 de diciembre se publicó en el Boletín Oficial del Estado un Real Decreto-Ley (el Real Decreto-Ley 36/2020, de 30 de diciembre), conteniendo una serie de medidas destinadas, en principio, a la ejecución del llamado Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, así como a la...
15 enero 2021 | Me gusta 4
Cuando “muere” la verdad, solo vale una presencia
Mundo · Luca Doninelli
Leo siempre con gran interés los editoriales de Páginas Digital y me ha llamado mucho la atención el de esta semana, “En el Capitolio el fin de un mundo”, que tal vez merecería un verbo en el título para quitar de la cabeza al lector la idea de que en el Capitolio solo se haya acabado “un...
15 enero 2021 | Me gusta 2