Financiación: federalismo asimétrico y más deuda

Mundo · M. Medina
COMPARTIR ARTÍCULO Compartir artículo
| Me gusta 0
13 julio 2009
Zapatero ya se puede ir de vacaciones. Ha conseguido este fin de semana salir del laberinto en el que estaba metido desde que el tripartito catalán rechazara el acuerdo de financiación y desde que el resultado de las elecciones del 1 de marzo le dejara solo en el Congreso, con dificultades para sacar adelante los presupuestos. Ha convertido el sudoku de la financiación autonómica en una oportunidad para recuperar a sus socios catalanes. Y lo ha conseguido gracias al método utilizado y al aumento del gasto.

El método de negociación ha consistido en aplicar el modelo de bilateralidad del Estatuto de Cataluña. El modelo de financiación llega cerrado al Consejo de Política Fiscal y Financiera. Tras una negociación con el tripartito y el resto de las comunidades autónomas tienen que aceptarlo o rechazarlo. Montoro, que sabe bien cómo de mal lo pasó Andalucía cuando rechazó el anterior modelo, se ha apresurado a anunciar que las comunidades del PP votarán en contra pero cogerán el dinero.

En el plano político estamos pues ante un federalismo asimétrico que, por la vía de los hechos, supone el fin del modelo territorial consagrado en la Constitución. En el plano económico, la decisión supone "poner en marcha la máquina del déficit y de la deuda". El acuerdo que intentó cerrar Solbes estaba basado en un incremento de 9.000 millones de euros adicionales, ahora ese incremento se eleva a 11.000 euros adicionales. Esto es lo que permite atender las reivindicaciones del tripartito, y argumentar que todas las comunidades ganan.

La semana pasada Luis Espadas, el secretario general de Presupuestos, hizo unas declaraciones que rápidamente el Ministerio de Economía y Hacienda desmintió. Espadas pronóstico que la deuda pública puede llegar al 90 por ciento del PIB en 2011. Todo el argumento del Gobierno para incurrir en más gasto es que nuestra deuda pública es la más baja de los países de nuestro entorno. Eso era en 2007. Somos el país con más paro de la Unión Europea, el país con más déficit comercial y ahora se nos dispara la deuda. Seremos más pobres.

Noticias relacionadas

La violencia nunca es la última palabra
Mundo · Pierluigi Banna
Este año Pentecostés no solo se celebró en la iglesia de San Francisco en Owo (Nigeria) sino que se “consumó”. El martirio, que nunca debe buscarse directamente, siempre representa un reclamo potente al verdadero sentido de Pentecostés, no solo para los cristianos sino también para quien...
17 junio 2022 | Me gusta 1
Elecciones legislativas francesas: LIF y 3i
Mundo · Ángel Satué
En Francia hay elecciones legislativas este fin de semana. Una nueva primera vuelta, en un país que viene dividido de serie de las elecciones presidenciales, y que se dividirá aún más políticamente si en cada circunscripción se va a una segunda vuelta, pues en estas se vota para que otro no...
10 junio 2022 | Me gusta 2
En el mundo irreal de Putin, cualquier mentira vale
Mundo · Adriano dell'Asta
En los días que siguieron a la invasión de Ucrania se planteó muchas veces el tema de su posible justificación, una cuestión incluida en el orden del día por el mismo Putin, con una relectura de la historia que tiene unas características digamos que un poco fantasiosas pero que permiten sin...
24 mayo 2022 | Me gusta 0
El voto y la rabia
Mundo · Javier Folgado
Europa ha suspirado aliviada ante la victoria de Macron en Francia ante las dudas que suponía el europeísmo de Le Pen en un contexto marcado por la amenaza rusa. ...
11 mayo 2022 | Me gusta 2