Entre suspiros y latidos

Sociedad · ÁNGEL SATUÉ
COMPARTIR ARTÍCULO Compartir artículo
| Me gusta 2
9 febrero 2023
Suspiro y latido cabalgan nuestros miedos, nuestros deseos, nuestras ganas de vivir. En el suspiro anhelamos, y en el latido vivimos.

En este momento un latido sostiene la vida. Siempre es un latido. Un latido deseado y esperado, que lo esperamos bajo el derrumbe de los edificios de Turquía y Siria, o en el herido que cae al suelo en Ucrania, o en el accidente de tráfico que vemos, cómodamente, tras la ventanilla, mientras suspiramos.

Lo que no va en lágrimas, va en suspiros, dice nuestro refranero, y también dice mi madre. Lo que no se pierde por un lado, se pierde por otro. Ese suspiro es casi más fugaz que el latido del corazón. Suspiro y latido cabalgan nuestros miedos, nuestros deseos, nuestras ganas de vivir. En el suspiro anhelamos, y en el latido, fugaz, vivimos. Suspirar mucho puede paralizarnos en el vivir, hacernos sufrir. ¿Por qué suspiráis? Dice la canción. Latir, en cambio, siempre es vivir, aunque como todo buen drama, también sufrir.

Ese suspiro se escucha de nuevo en la política española. En nosotros siempre está. No duerme. El latido, es igual, está dentro de nosotros, no descansa, pero estaba extramuros de la política.

Puede ser un suspiro de ansiedad, para muchos, o de hartazgo y fatiga, para otros, o cargado de razones, porque el aborto es así. Vuelve a estar en primera página en los medios, Tribunal Constitucional mediante, VOX mediante, 8-M mediante e Ideología de Género, mediante y, ya se sabe, a los suspiros los carga el diablo y lo que no va en lágrimas, va en…

Suspirar dice mucho de nosotros. El objeto por el que suspiramos, lo dice todo. Suspirar también puede ser llorar. Suspirar puede ser albergar esperanza. Suspirar puede ser tratar de acelerar el reloj. Suspirar es un misterio, cómo todo lo humano. Suspirar por el latido de un niño es, hoy por hoy, un acto de humanidad, un misterio, algo humano.

Lee también: ¡Llego tarde!

Por el latido también suspira la madre (y el padre) que ya lo es (ya lo son), antes del parto, llena de miedos, y llora o ríe, o llora y ríe. La madre violada, que siempre llora y a veces, reirá, si llega a ver su hijo. La madre drogadicta que vive en la calle y aborta, por suspirar un mejor futuro para ese primer latido.

Escuchar un latido es tal vez la prueba del algodón de nosotros mismos, de nuestra sociedad. Ese latido está lleno de vida, de una suma de suspiros contradictorios, de miedos o esperanzas. Lo que no va en lágrimas, va en suspiros. ¿Qué llevo ahí, en mi suspiro?  ¿Qué siento al oír mi propio latido, que me acompaña desde antes de nacer? ¿Quién soy yo para que te acuerdes de mí?

 

¡Sigue en Twiter los artículos más destacados de la semana de Páginas Digital!

Noticias relacionadas

Un milagro como tú
Sociedad · Luis Ruíz del Árbol
El cristianismo no es deducible de la naturaleza o de la historia de ninguna de las maneras. El acontecimiento cristiano es una disrupción radical en el tiempo, totalmente gratuita e imprevisible, y por eso su acceso no está reservado a quienes poseen determinados conocimientos previos....
18 junio 2024 | Me gusta 2
Cultura católica y sentido común
Sociedad · Joan Mesquida Sampol
Joan Mesquida Sampol responde al artículo publicado en estas páginas por Costantino Esposito sobre la tensión entre tradición y novedad cristiana. Para Mesquida Sampol la secularización no supone dificultades insalvables para creer en Dios, pero sí que hace prácticamente imposible creer en...
13 junio 2024 | Me gusta 6
Taylor Swift y el deseo infinito de amar y ser amado
Sociedad · Isabella García-Ramos Herrera
El huracán de The Era’s Tour llega esta semana a Madrid, trayendo consigo a miles de fans (swifties) a las puertas del Santiago Bernabéu para disfrutar del espectáculo de más de tres horas durante los días 29 y 30 de mayo. Frente a semejante fenómeno, vale la pena preguntarse ¿quién es...
28 mayo 2024 | Me gusta 8
La verdad es adecuación a la realidad
Entrevistas · Juan Carlos Hernández
Entrevistamos al autor de "El dilema de Neo" (Rialp). La lucidez sirve para buscar la verdad y solo la encuentran quienes se enamoran de ella, aunque entrañe sacrificios, pero a la vez conlleva satisfacciones. La lucidez y el asombro van juntos....
27 mayo 2024 | Me gusta 0