El señorío de Mourinho

Cultura · Cristian Serrano
COMPARTIR ARTÍCULO Compartir artículo
| Me gusta 0
16 diciembre 2012
En una reunión improvisada, el técnico don José de Portugal al más puro estilo el padrino o erase una vez América, no metió el dedo en el ojo a nadie pero en un tono poco agradable y desafiante ante Antón Meana, con el que tengo el gusto de trabajar en radio MARCA, se permitió el lujo de crear una nueva escena de esta película a la que se le ve fecha de caducidad. Esta vez se rodó el entrenador top y el periodista de mierda. Lástima no sea un film sino la triste realidad que acompaña al Real Madrid.

¡Silvino Louro también ha evolucionado! No empujó a nuestro compañero como ya hizo con Herrerín en 2010.

En las últimas cuarenta y ocho horas Mourinho ha acrecentado la fe de sus seguidores y han tratado a Meana del mismo modo en que un vampiro reacciona al ver un crucifijo. Pues bien, reflexionen creyentes de José Mário dos Santos Mourinho Félix porque es él y no otro quien asegura tener tres ovejas negras en el vestuario.

Por si fuera poco el nacido en Setúbal, imaginen la escena, acompañado por su corte, tuvo que tener la última palabra y decir: "Mientras sea entrenador del Real Madrid te respetaré siempre, cuando deje de serlo, serás una persona más de la calle y entonces veremos…".

Y encima, no contento con esto, va y le exige las fuentes. Sí, se las exige el mismo que viste y calza de dar sin nombrar, de halar del Barcelona, Messi o su propio Benzema sin hacer mención explícita alguna.

Vaya papeleta tiene Florentino, quien a esta hora no ha reaccionado. Después de halagarle, respaldarle en público y hablar del sometimiento que recibe su pupilo, horas después éste reacciona de un modo, déjenme decirlo, impropio de la casa blanca.

Lo reconozco, a mí me ha dolido, ya he vivido este caciquismo en la ciudad que me vio nacer. Me repugna esta diferencia de clases, lo mismo que yo era el pequeño en dicho lugar, Antón también muy joven, el cual trabaja su información y cuida bien sus fuentes, ve como uno que mira por encima del hombro ha de tener la razón por las buenas o por las malas.

Mourinho está más nervioso que nunca, algo se le escapa de las manos, lo primero que no ha tenido claro es que trabaja en el REAL MADRID, el mejor equipo del mundo del siglo XX, dentro y fuera del campo.

El déficit de juego que arrastra a los madridistas, se ha visto acallado por el propio entrenador que tiene tiempo para mirar a muchos otros sitios. Ah, y recuerden, solo porque es él, si fuera otro, hace mucho se habría pedido su dimisión.

Noticias relacionadas

La dificultad para ver a Cristo
Cultura · Angelo Scola
El nuevo dios con minúscula nos domina hasta tal punto que corremos el riesgo de volvernos incapaces de captar el misterio. Pero hay una alternativa...
8 abril 2021 | Me gusta 5
Solidarios. La vida más allá de uno mismo
Cultura · Ángel Satué
Antonio Rubio Plo nos acerca a la vida de Svetlana Alexievich, de Antonio Guterres, de Mahamat Saleh Haroun, de Andrea Riccardi y de Antoinette Kankindi. ¿Quiénes son estas personas? ...
9 marzo 2021 | Me gusta 1