´Only to be with you´, U2

Educación para la ciudadanía: ocasión para la laicidad (II)

España · Fernando de Haro
COMPARTIR ARTÍCULO Compartir artículo
| Me gusta 0
5 marzo 2008
Los pensadores que están escribiendo "los manuales alternativos" de la asignatura de Educación para la Ciudadanía destinados a los colegios católicos están convencidos de que hay que sustituir la educación religiosa por los valores comunes de una "ética universal". Quizás les convendría escuchar al Defensor del Pueblo, socialista de tradición judía. Enrique Múgica ha defendido que la Educación para la Ciudadanía es aceptable, siempre y cuando tenga unos "contenidos plurales". Si no, que escuchen otra vez el Joshua Tree de U2: "I have climbed the highest mountains, I have run trough the fields, only to be with you". El "contenido único" de la asignatura es expresión de un poder político que quiere crear una sociedad uniformada. Se pretende imponer un consenso de valores comunes que censura la pregunta sobre la raíz de esos valores. Cada una de las chicas y de los chicos de las nuevas generaciones que tendrán que ser educados en las próximas décadas no son sólo ciudadanos anónimos de una España que tiene que funcionar con orden. Son adolescentes que cuando estudian, se enamoran, se pelean con sus padres, se divierten con sus colegas o se asoman a la política, ven surgir en ellos el deseo de felicidad, de eternidad, de que tenga un sentido y un significado lo que hacen ("only to be with you").

Es lo que en la tradición bíblica se denomina corazón. Los creadores de la asignatura de Educación para la Ciudadanía y los redactores de sus manuales están convencidos de que hay que cortar el vínculo que une a cada uno de los valores que quieren afirmar con ese deseo, lo consideran subjetivo, incapaz de fundamentar la convivencia democrática. Es, en el fondo, un miedo a la libertad, a la conciencia que busca con obstinación un significado (suena otra vez Joshua Tree: "I have crawled, I have scaled these city walls only to be with you").

Es violento que el Estado rompa el nexo entre valor y sentido. Quiero, por ejemplo, educar en actitudes que prevengan la violencia contra las mujeres; quiero afirmar el valor del respeto hacia el otro y el valor de una diferencia no sometible a mi capacidad de posesión. Bien está. Pero lo que no está bien, lo que constituye un atentado contra la conciencia, es que un maestro no pueda suscitar, responder, considerar objetiva la pregunta sobre el sentido de que yo "esté por mi chica". Es terrorismo educativo constatar ese enamoramiento, afirmar el valor del respeto que le debo a la personada amada y no detenerse en la evidencia de que ese amor tiene que ver con el significado de mi vida, de la suya y del mundo (Joshua Tree: "I can't live").

Cuando se pretenden afirmar unos valores sin ofrecer una experiencia sobre su origen, se firma la condena a un moralismo asfixiante. El Estado haría bien en no sofocar y sí alentar los diferentes modos en los que en la sociedad española expresa la objetividad de esa exigencia de significado. Ésa sí sería una buena educación para la ciudadanía. Sería, como reclama Múgica, plural ("I believe in the Kingdom Come, but yes I'm still running"). El Estado no puede detener la carrera.

 

Noticias relacionadas

La política y las identidades
España · F.H.
Es nefasto que la religión se convierta en política. Sabemos lo que eso significa en la India, en Pakistán, en Oriente Próximo y en algún rincón más del mundo. Es nefasto que la religión se convierta en política pero es casi tan nefasto o más que la política se convierta en religión. ...
26 mayo 2021 | Me gusta 4
El penúltimo escalón de la razón
España · F.H.
El niño que me pidió limosna me dio el bendito momento en el que te implicas, en el que el búnker de tu profesionalidad neutra se abre y te sale de la cabeza una pregunta: ¿qué será de él?...
21 mayo 2021 | Me gusta 7
La libertad más allá de los moralistas
España · F.H.
La pandemia, mira por dónde, ha vuelto a poner de moda la palabra libertad. En realidad para nosotros, la gente moderna, la palabra libertad siempre ha estado de moda, ha sido quizás la palabra esencial, la más importante, la que más nos ha hecho vibrar. ...
12 mayo 2021 | Me gusta 6
Un mena: 4.700 euros
España · C.M.
Lo que más me entristeció de ese día fue tener la tentación de mirar hacia otro lado. ...
3 mayo 2021 | Me gusta 5