Entrevista a Wael Farouq

`Dejémonos de discursos abstractos`

Mundo · P.V.
COMPARTIR ARTÍCULO Compartir artículo
| Me gusta 1.216
17 mayo 2017
Cerca de 35 cristianos coptos fueron atacados cuando se dirigían a visitar un monasterio. Es la última matanza de cristianos en Egipto, la última de una serie infinita. Hablamos con el profesor egipcio Wael Farouq.

Cerca de 35 cristianos coptos fueron atacados cuando se dirigían a visitar un monasterio. Es la última matanza de cristianos en Egipto, la última de una serie infinita. Hablamos con el profesor egipcio Wael Farouq.

¿Está de algún modo unido este atentado con la reciente visita del Papa?

Seguramente. La visita del Papa ha mostrado un gran cambio no solo durante la propia visita, que ha sido el mayor evento de la historia en Egipto, durante el cual la misa se retransmitió por televisión a millones de musulmanes; también está el acuerdo histórico con la iglesia copta, la gente en pie en las barcas del Nilo para ver al Papa, todo esto sin duda ha provocado a los terroristas.

¿Hasta el punto de desatar tanta violencia?

Le cuento un episodio que tuvo lugar estos días, un hecho que antes de la visita del Papa sería inimaginable. Por primera vez, un imán que predica por televisión fue denunciado y llevado al tribunal por decir que los cristianos son infieles. Este episodio ya muestra un cambio en marcha en los palacios del poder pero también entre la gente común, musulmanes incluidos, que lo ha denunciado. Como el director de la biblioteca de Alejandría, pidiendo que el texto del discurso del Papa se explique en las escuelas públicas. Son musulmanes que no tienen miedo. De ahí el atentado, para hacer creer que las cosas no están cambiando.

Entonces hay esperanza, ¿aunque sea manchada de sangre?

Le digo la verdad, es la primera vez en mi vida que mi esperanza disminuye día tras día, pero no por la gente común a la que veo cambiar, ni por los musulmanes que van a Europa y cada vez están menos convencidos de la posibilidad de una convivencia pacífica.

¿Entonces?

Por los sistemas de poder occidentales e islámicos, por la ideología del islam político, que es la fuente del mal de verdad. Ver a Trump vendiendo armas a Arabia Saudí por miles de millones de dólares es muy doloroso, cuando sabemos que la gran parte de esas armas hasta ahora han terminado en manos del Isis. Nos perdemos en discursos estúpidos como el choque de civilizaciones, o entre identidades y religiones distintas, y esa no es la cuestión.

¿Y cuál es?

Recientemente hice un estudio para la revista Oasis y me sorprendió el 99% de las preguntas que los musulmanes plantean en internet. No se refieres al velo ni a la mezquita. Lo que les preocupa es la posibilidad de vivir armónicamente en Europa con la sociedad que les acoge. Debemos distinguir entre la ideología del mal, que es la ideología política islámica encarnada en los Hermanos Musulmanes, y el deseo de los musulmanes de verdad.

¿Existe algún tipo de conexión entre el atentado de Manchester y el de Egipto?

El kamikaze de Manchester ha sido autor de una acción política. Esta persona estuvo en Libia, en Turquía, estaba marcada por su comunidad y su mezquita. Por tanto, el problema no es quién viene a Europa, el problema es una ideología que todos sabemos quién la financia y quién la propaga, Arabia Saudí.

Pero los líderes occidentales se guardan mucho de decir esto.

Pero dicen que una ciudad como Londres es el paraíso de la integración, cuando todos los meses hay un atentado. Hace poco discutía con un profesor danés que vive en Inglaterra. Me decía que ellos tienen un gran nivel de integración porque no tienen a la Iglesia católica. Yo le respondí que la religión no es parte del problema sino la solución, pero él seguía razonando según estereotipos abstractos, añadiendo que la historia de la Europa moderna nace del intento de liberarse de las religiones.

Pero los resultados están a la vista.

Intenté explicarle lo falso que es decir que en Inglaterra hay integración, que son solo palabras abstractas porque son razonamientos a partir de estereotipos. Pero volviendo al asesino de Manchester, su ejemplo confirma lo que digo: personas solas, no integradas, que miran a la gente sin verla, pero que tampoco saben mirarse a sí mismos, y que caen en manos de la ideología política del islam.

Noticias relacionadas

Marruecos. Crecen las ganas de laicidad
Mundo · Alessandro Balduzzi
Aunque el islam sigue influyendo de manera significativa en la vida política y social del país magrebí, desde hace años varias voces disidentes rechazan el papel de la religión y piden un estado laico...
12 mayo 2021 | Me gusta 1
El “regalo” que una generación de jóvenes pide a la política
Mundo · Filippo Campiotti
Esta carta se publicó originalmente en Il Sussidiario el 23 de marzo. Es la carta de un joven ingeniero que propone una nueva forma de hacer política. Aunque se refiere a la política italiana, lo que dice es muy pertinente también para la política española....
6 abril 2021 | Me gusta 3
El realismo de la fraternidad
Mundo · Michele Brignone
La visita del Papa a Iraq ha sido una inyección de esperanza para una población probada durante décadas de guerra. Frente a los males del país, Francisco ha señalado el camino del desarme de los corazones...
24 marzo 2021 | Me gusta 3
El Papa y el islam. Tres pilares de un magisterio
Mundo · Andrea Tornielli
Un hilo conductor une los discursos de Bakú, El Cairo y Ur, señalando la necesidad de una auténtica religiosidad para adorar a Dios y amar a los hermanos, y de un compromiso concreto por la justicia y la paz...
21 marzo 2021 | Me gusta 2