MEETING RIMINI 2013

Waters: el deseo te saca del bunker

Cultura · Fernando de Haro
COMPARTIR ARTÍCULO Compartir artículo
| Me gusta 533
21 agosto 2013
9.000 personas han escuchado en el Meeting de Rimini a John Waters, el escritor y periodista, amigo del líder de U2.  Experto y protagonista del mundo del rock irlandés. La sala en la que ha hablado estaba llena media hora antes de que comenzase su intervención. Y para que todos lo pudieran oir, su imagen poco normalizada, melena larga partida por una calva que avanza, ha aparecido en las múltiples pantallas gigantes distribuidas por toda la Feria de Rimini. ¿De qué ha hablado Waters? Del título del Meeting, de la ´Emergencia Hombre´. Es decir de la vida del hombre del siglo XXI que busca en las compras la satisfacción del deseo, de su propia conversión, de por qué es razonable la adhesión a Cristo.

9.000 personas han escuchado en el Meeting de Rimini a John Waters, el escritor y periodista, amigo del líder de U2.  Experto y protagonista del mundo del rock irlandés. La sala en la que ha hablado estaba llena media hora antes de que comenzase su intervención. Y para que todos lo pudieran oir, su imagen poco normalizada, melena larga partida por una calva que avanza, ha aparecido en las múltiples pantallas gigantes distribuidas por toda la Feria de Rimini. ¿De qué ha hablado Waters? Del título del Meeting, de la ´Emergencia Hombre´. Es decir de la vida del hombre del siglo XXI que busca en las compras la satisfacción del deseo, de su propia conversión, de por qué es razonable la adhesión a Cristo.

La intervención de Waters arrancaba con la imagen que usó hace dos años Benedicto XVI en el Bundestag para ilustrar las consecuencias del racionalismo: el bunker. ´Este bunker domina la vida cotidiana, la cultura,  la política,  la educación.  Funciona con la lógica del positivismo. Todo tiene que ser demostrable, verificable. El búnker elimina la sorpresa, dentro de sus muros fingimos no ser criaturas´, explica Waters. El escritor utlizaba otra segunda metáfora para explicar la existencia del hombre contemporáneo. Un hombre que después de haber vivido toda la existencia en medio de la naturaleza con sentido de estupor, entra en un aeropuerto en el que ninguno se sorprende de las cosas extraordinarias que allí suceden. Todo se obtiene gracias al dinero. El visitador del aeropuerto decide quedarse en la zona de tránsito donde se siente seguro. El hombre moderno, para conquistar el control de la realidad, ha sofocado sus preguntas sobre su origen y su destino. El bunker  elimina la sabiduría del pasado y le da al hombre el falso sentido de superioridad que proporciona la teconología. Pero el deseo es ineliminable. ´ Hay una buena noticia en el bunker, el hombre que está allí dentro sigue deseando´, señala Waters.

Ese deseo, que es deseo de infinito, busca sustitutivos. Y para ilustrarlo el irlandés pone un ejemplo aparentemente tonto: lo que se experimenta cuando se va a un centro comercial a comprar un traje o un iPod. Lo compramos, la mayoría de las veces, no porque lo necesitamos sino porque queremos comprar un trozo de paraíso. Lo que importa no es el objeto que se adquiere sino el sueño de un futuro diferente. Pero el deseo sigue allí, insatisfecho.

Nuestra época, según Waters, parece exaltar la individualidad, pero en realidad vacía el yo, lo reduce. Y se pretende reconstruir con lo que poseemos. La consecuencia más grave de todo esto no es que se frivolice a Dios. Eso es dramático, pero hay algo peor, la reducción de la capacidad humana de razonar, de registrar los hechos. Es esta la verdadera ´Emergencia hombre´. Para superarla, según Waters, es necesario hacer visible el búnker, dandónos cuenta de que domina la vida. Y volver a mirar el infinito, que es mucho más real.

El escritor, que ha reencontrado la fe,  sostiene que al hombre contemporáneo no le faltan las razones para creer, sino la capacidad para reconocer los hechos que hacen esa fe razonable. Waters termina de hablar y estallan los aplausos. El hombre de largas melenas recibe con una sonrisa la respuesta de los que quieren salir del bunker.

Noticias relacionadas

Con la lámpara encendida
Cultura · Javier Mª Prades López
Publicamos la homilía de Javier Prades durante el funeral de Mikel Azurmendi el pasado 9 de agosto en la parroquia del Espíritu Santo de San Sebastián...
12 agosto 2021 | Me gusta 9