Antoine llora la muerte de su esposa Hélène

´Vuestra derrota es nuestro hijo´

Mundo · Mauro Leonardi
COMPARTIR ARTÍCULO Compartir artículo
| Me gusta 169
18 noviembre 2015
El mundo se conmueve con Antoine Leiris, cuya esposa fue asesinada el viernes por la noche en París. Se ha quedado solo con su hijo de 17 meses y ha publicado en Facebook un breve post, breve porque tiene que darse prisa para dar de merendar a Mervil. “No os haré el regalo de odiaros”, dice, y continúa explicando cómo su esposa le acompañará todos los días de su vida hasta que puedan reencontrarse en ese paraíso de almas libres donde los terroristas nunca podrán entrar. “Si este Dios por el que ciegamente matáis nos ha hecho a su imagen, cada una de las balas del cuerpo de mi mujer habrá sido un herida en su corazón. Por eso no os haré el regalo de odiaros. Sería ceder a la misma ignorancia que ha hecho de vosotros lo que sois”.

El mundo se conmueve con Antoine Leiris, cuya esposa fue asesinada el viernes por la noche en París. Se ha quedado solo con su hijo de 17 meses y ha publicado en Facebook un breve post, breve porque tiene que darse prisa para dar de merendar a Mervil. “No os haré el regalo de odiaros”, dice, y continúa explicando cómo su esposa le acompañará todos los días de su vida hasta que puedan reencontrarse en ese paraíso de almas libres donde los terroristas nunca podrán entrar. “Si este Dios por el que ciegamente matáis nos ha hecho a su imagen, cada una de las balas del cuerpo de mi mujer habrá sido un herida en su corazón. Por eso no os haré el regalo de odiaros. Sería ceder a la misma ignorancia que ha hecho de vosotros lo que sois”.

Pocas palabras con las manos preparando una merienda infantil. Es la actitud de quien atraviesa la costra del mundo de las personas libres y heridas. Mientras leía estas palabras, pensaba que este mensaje es la respuesta a todos esos que al menos una vez en la vida han dicho que las palabras no sirven de nada. Tal vez ya no sirvan las palabras “habladas”, quizás estemos ya cansados de discursos. Pero las palabras del corazón, palabras verdaderas, como las escritas en una carta como esta, esas no cansarán nunca. De hecho, dan descanso. No eliminan ningún dolor pero llaman a las cosas por su nombre. Las afronta, las mira a la cara.

Son palabras para los que piensan que el dolor debilita el alma y que el miedo aniquila nuestras fuerzas. Es el odio lo que debilita y aniquila, aunque parezca vencedor. “Juntos somos más fuertes que todos los armamentos del mundo”, dice un poco más adelante. “Nosotros que perdonamos somos más fuertes que los que nos odian”. “Nosotros” son él y su hijo: la unión hace la fuerza y el amor une. El amor vence siempre, incluso cuando parece que ha perdido.

Para los que piensan que París es el principio del fin, esta carta servirá para descubrir en cambio que siempre se puede volver a empezar: por nuestros hijos, por nosotros mismos, pero también por los inocentes que han muerto. Se puede y se debe. Escribir, rezar, callar. Y luego ir a preparar la merienda. Porque para empezar, ¿qué hay que hacer? ¿Qué puedo hacer yo? La merienda.

Noticias relacionadas

Marruecos. Crecen las ganas de laicidad
Mundo · Alessandro Balduzzi
Aunque el islam sigue influyendo de manera significativa en la vida política y social del país magrebí, desde hace años varias voces disidentes rechazan el papel de la religión y piden un estado laico...
12 mayo 2021 | Me gusta 2
El “regalo” que una generación de jóvenes pide a la política
Mundo · Filippo Campiotti
Esta carta se publicó originalmente en Il Sussidiario el 23 de marzo. Es la carta de un joven ingeniero que propone una nueva forma de hacer política. Aunque se refiere a la política italiana, lo que dice es muy pertinente también para la política española....
6 abril 2021 | Me gusta 3
El realismo de la fraternidad
Mundo · Michele Brignone
La visita del Papa a Iraq ha sido una inyección de esperanza para una población probada durante décadas de guerra. Frente a los males del país, Francisco ha señalado el camino del desarme de los corazones...
24 marzo 2021 | Me gusta 3
El Papa y el islam. Tres pilares de un magisterio
Mundo · Andrea Tornielli
Un hilo conductor une los discursos de Bakú, El Cairo y Ur, señalando la necesidad de una auténtica religiosidad para adorar a Dios y amar a los hermanos, y de un compromiso concreto por la justicia y la paz...
21 marzo 2021 | Me gusta 2