Vuelve el drama migratorio a las costas italianas

España · PaginasDigital
COMPARTIR ARTÍCULO Compartir artículo
| Me gusta 1.774
7 abril 2016
Cuando aún no se ha resuelto el problema de los refugiados (la solución pactada con el gobierno turco no es más un parche que de momento hace aguas), y una vez que comienzan a subir las temperaturas y llegar el buen tiempo, el Gobierno italiano se ve obligado a afrontar, de nuevo, un problema que le es ya muy conocido: la inmigración ilegal que procede de las costas del norte de África, donde no sólo hay libios o tunecinos, sino también subsaharianos. Y como Libia sigue marcada por el desgobierno y el resto de países del Magreb tampoco presentan mucha mejor situación, parece que volveremos a ver más de lo mismo (tragedia tras tragedia en el Canal de Sicilia y en la isla de Lampedusa) . La pregunta es si ello llevará a nuevos encontronazos del Gobierno italiano con las ayudas europeas, cuya respuesta ha sido, por lo general, que este era un problema básicamente italiano. 

Ya en la penúltima semana de marzo fueron rescatados con vida 4.827 inmigrantes en aguas cercanas a las costas italianas. Otros cinco perdieron la vida en distintas embarcaciones. Entre los rescatados hay mujeres y menores de edad. La mayoría proceden de Nigeria, Costa de Marfil, Malí y Guinea. Llegaron desde distintos países africanos hasta el norte de Libia. Desde ahí, con ayuda de las mafias de traficantes de personas, embarcaron hacia Italia, puerta de entrada a la Unión Europea. Una fragata de la Armada española trasladó el sábado a más de 650 inmigrantes a un puerto de Cerdeña.La calma vivida en las dos últimas semanas, sin las ya habituales operaciones de rescate, se rompió el martes, cuando fueron socorridos 950 inmigrantes. A partir de entonces, los salvamentos, coordinados por la Guardia Costera italiana desde su centro operativo en Roma, no han cesado. A los casi mil rescatados el martes se sumaron el miércoles otros 1.467, que viajaban en una docena de embarcaciones. Fue el miércoles cuando se registraron los tres primeros fallecidos.

El jueves no hubo operaciones de los guardacostas italianos pero el viernes otros dos inmigrantes fueron encontrados sin vida en una jornada en la que los guardacostas italianos rescataron a 729 personas. El sábado las cifras de la semana continuaron en aumento. Las autoridades italianas rescataron a 910 migrantes que fueron socorridos en cuatro operaciones de salvamento distintas. Además,el mismo sábado, la fragata de la Armada Española F-83 Numancia recogió a más de 650 inmigrantes rescatados por patrulleras de Frontex (agencia de fronteras europea) frente a la costa de Libia, en el marco de la operación europea Sophia, según informó el Ministerio de Defensa en un comunicado. Los inmigrantes fueron llevados al puerto de Cagliari, en Cerdeña.

Este domingo, la Marina Militar italiana rescató a otros 120 inmigrantes que iban en una lancha neumática. Las elevadas cifras han impactado en Italia después de un periodo bastante largo sin rescates en un país en el que se repetían casi a diario. La última gran operación de socorro había sido hace casi un mes, el pasado 23 de febrero. Es, precisamente, la fecha de la última tragedia que vivió el Canal de Sicilia. Murieron cuatro inmigrantes y fueron rescatados más de 700.

Los intentos de llegar a las costas italianas durante esta semana hacen temer que las cifras aumenten de cara a la primavera y al verano, un temor compartido por la Organización Internacional de las Migraciones. El año pasado, esta organización calificó el canal de Sicilia, que conecta Libia con Italia, como la ruta migratoria más peligrosa. Y, aunque por un momento parecía que había quedado relegada a un segundo plano por la mayor presión en la ruta greco-turca, el portavoz de la OIM en Italia, Flavio Di Giacomo, entiende que se trata de dos fenómenos migratorios diferentes y la ruta del Canal de Sicilia se mantendrá como una de las principales vías de entrada a la Unión Europea.

Todavía no hay un recuento cerrado de marzo, pero las cifras de enero y febrero ya superan las del año pasado. La Organización sostiene que en los dos primeros meses del año pasado llegaron a las costas italianas 7.882 migrantes. En el mismo periodo de este año, ya son 9.100.

El primer ministro de Italia, Matteo Renzi, teme que las llegadas masivas solo hayan comenzado. Precisamente por eso eligió la isla de Lampedusa, escenario habitual de tragedias migratorias y ´que está más al sur que Túnez´ para hacer una visita el pasado viernes, antes de celebrar la pascua. Fue un gesto simbólico con el que Renzi quiso llamar a la Unión Europea a ´seguir siendo humana´. ´Lampedusa es el corazón de Italia y de Europa, porque enseña a todos que hay que actuar con grandes valores humanitarios´, dijo Renzi. Al mismo tiempo, pidió a la Unión Europea a ´no hacer como si no pasara nada´ frente a la ´gran emergencia´ que supone la migración.

La alcaldesa de la isla, Giusi Nicolini, socialdemócrata y ecologista, insiste en repetir que los cientos de personas que llegan en las embarcaciones solo son ´hombres, mujeres y niños que arriesgan sus vidas en el mar para huir de la pobreza y de la guerra´. Un discurso bien distinto al de la xenófoba Liga Norte, que critica la política migratoria de Italia e insiste en afirmar que existe una conexión entre migrantes, crisis económica, criminalidad e, incluso, terrorismo.

 

Noticias relacionadas

Joseba Arregi. Un abrazo para la eternidad
España · Juan Carlos Hernández
“Todos compartimos esa base de debilidad, de sufrimiento, de dolor, de ser contingentes, de tener que morir. Desde ahí podemos encontrarnos unos a otros”. Hace unos meses escribía esto para nuestro periódico nuestro querido amigo Joseba Arregi, que ha fallecido en Bilbao tras una larga y dura...
15 septiembre 2021 | Me gusta 3
El estado anímico del votante
España · Javier Folgado
A pesar de todas sus diferencias ideológicas, a María, Jesús, Daniel, Laura les preocupan más o menos las mismas cosas en su día a día....
2 julio 2021 | Me gusta 6
Un perdón real y verdadero genera memoria democrática
España · Francisco Medina
En este mundo en que vivimos, el espacio intermedio en el que cada uno de nosotros hace acto de presencia, inter-accionamos. Ejercemos nuestra posibilidad de actuar, fruto de una decisión nuestra, y podemos generar un mundo más humano… o no. Para bien o para mal, nuestras acciones pueden generar...
1 julio 2021 | Me gusta 6