Volvió a ganar Mourinho

Cultura · Cristian Serrano
COMPARTIR ARTÍCULO Compartir artículo
| Me gusta 0
23 diciembre 2012
Nadie lo vaticinaba, nadie lo esperaba, un nuevo golpe, ¿buscando qué?, ¿a quién?, ¿por qué? Pasaban algunos minutos de las 16 horas del pasado sábado y allí estaba él descansando en su hotel sabiendo que iba a dar un nuevo golpe encima de la mesa, sabía que estaba haciendo historia, podía seguir escalando posiciones en un frío termómetro que como se intuía en los prolegómenos y así acabó con dieciséis grados bajo cero.

Mourinho obligó de nuevo a los madridistas a elegir. Le pasó a Jesús cuando Pilato le ubicó junto a Barrabas e hizo elegir al pueblo a quien liberar. ¡A Barrabas, a Barrabas! Remontando 2012 años después sin tanta trascendencia, gracias a Dios, Mourinho hizo de Pilato y de Barrabas a la vez. El segundo portero menos goleado de la liga española, capitán del Real Madrid, titular indiscutible durante las últimas diez temporadas, fue mandado al grupo de los castigados a reflexionar y a ver perder a un pobre equipo cuyo físico se quedó en EEUU en la pretemporada y cuya raza, empeño y hambre de gol sigue todavía en Cibeles después de la celebración de la liga pasada.

Incendio tras incendio y hasta donde Florentino permita, Mourinho hizo decidir a sus creyentes radicales entre él, el entrenador top, y Casillas, el madridismo en persona. ¿Hasta donde llegará José I el Absolutista? Sólo él lo sabe.

Ante la prensa, the special three ganó una nueva batalla, nadie habla del juego del Madrid, de su debilidad física, de los goles que encaja, de la horrible temporada que está haciendo, es decir, Mou consigue un día más y ahí le pongo un sobresaliente, llevar el debate a su terreno. Y si el penúltimo en liga te mete dos goles y rasca un empate en tu feudo, ¿por qué no iba a hacerlo el Málaga, uno de los equipos más regulares en liga y Champions?

Feliz Nochebuena y Navidad Mou: pide conciencia de saber en qué lugar trabajas, valóralo porque es único, cae en la cuenta de que has llegado al sitio que la mayoría aspira. Centra tus energías en dirigir lo mejor posible este Titanic, porque ya has rozado con una placa de hielo que te deja muy tocado, espero que en febrero no choques contra un iceberg llamado Manchester United.

Noticias relacionadas

EncuentroMadrid. Más allá del optimismo, la esperanza
Cultura · Elena Santa María
Decía recientemente J.Á. González Sainz en este periódico que lo llenamos todo de ruido, los bares, las tiendas, las calles… pero “un alma está hecha de preguntas y de voces interiores, y si el alma está ensordecida por el ruido el alma no respira”. ...
15 octubre 2021 | Me gusta 3
Wittgenstein y el sentido de la vida
Cultura · Costantino Esposito
Hace cien años se publicaba su Tractatus logico-philosophicus. El filósofo vienés ponía en el centro de su reflexión el límite o la imposibilidad del decir. Solo cuando se acepta el límite del conocimiento se abre el discurso al Misterio. ...
6 octubre 2021 | Me gusta 2