Venezuela: empieza el cambio, empieza el trabajo

Mundo · Ricardo de la Fuente (Caracas)
COMPARTIR ARTÍCULO Compartir artículo
| Me gusta 0
27 septiembre 2010
Chávez había puesto toda la carne en el asador para barrer a la oposición en las elecciones legislativas de este domingo. Había modificado las circunscripciones para que a la oposición le resultara imposible arrebatarle la mayoría absoluta. Un diputado en las circunscripciones chavistas era más barato que un diputado en los territorios controlados por la oposición. Su presencia en los medios de comunicación, aunque parecía imposible, se había incrementado: salía todos los días en cadena de radio y TV, dio vueltas al país con sus candidatos. Se la ha jugado como si fuera un plebiscito. Su campaña ha pretendido invadir todo con los panfletos: "Hecho en Socialismo".

Algunas de las empresas expropiadas por el Gobierno en el día de reflexión ofrecieron jugos de fruta con corazones en los que se podía leer "Hecho en Socialismo". Pero la dimensión del fracaso se puede constatar en que antes de conocerse los resultados sus seguidores se concentraron en el palacio de Gobierno, montaron una tarima gigante con grupos de música. Una vez conocidos los votos obtenidos por la oposición Chávez no apareció.

Por primera vez en una elección (non referéndum) el chavismo pierde. El 52 por ciento de los votos son de la oposición. En estos 12 años de revolución, con 12 procesos electorales, Chávez sólo había perdido el referéndum de 2007 que pretendía implantar la dictadura oficialmente siguiendo el modelo cubano.

La participación ha sido del 67 por ciento, lo que para las elecciones parlamentarias es un récord. La modificación de las circunscripciones provoca que, a pesar de haber sacado el 52 por ciento de los votos, la oposición sólo logró el 36 por ciento de los diputados. El chavismo baja del 95 por ciento al 57 por ciento y no tiene la mayoría para la aprobación de las leyes más importantes.

Esto es el inicio de un cambio, la gente comienza a entender que la ideología y un poder ejercido de esa manera no sirven. Pero no todo está conseguido. El triunfalismo de la oposición no puede ocultar la división que hay en sus filas. Vendrán tiempos más difíciles, de radicalización, porque Chávez intentará por otros medios desarrollar su proyecto. Es por eso el momento del trabajo, de no conformarse con respuestas ideológicas.

Noticias relacionadas

El voto y la rabia
Mundo · Javier Folgado
Europa ha suspirado aliviada ante la victoria de Macron en Francia ante las dudas que suponía el europeísmo de Le Pen en un contexto marcado por la amenaza rusa. ...
11 mayo 2022 | Me gusta 2
Una lección desde Ucrania
Mundo · Giorgio Vittadini
Primero la crisis financiera, luego el peligro del terrorismo, después el Covid-19 y ahora, cuando la pandemia parecía menos agresiva, la guerra. Parece que los desastres colectivos nunca tienen fin, y traen una sensación de derrota casi inevitable....
5 mayo 2022 | Me gusta 3
Francia y el sentido posmoderno
Mundo · Ángel Satué
En la primera vuelta de las elecciones presidenciales francesas se palpa el sentir de la Nación francesa. Las primeras preferencias del ciudadano francés. En la segunda vuelta, en cambio, se piensa en términos de mal menor, algo no muy de la diosa Razón pero que coloca presidentes en el Elíseo....
22 abril 2022 | Me gusta 4
Ver la belleza despierta el corazón
Mundo · Emilia Guarnieri
Estamos hechos para la belleza. ¿Pero con qué ánimo podemos hablar de belleza en medio de la guerra de Ucrania? ¿Qué puede arrancarnos de la nada?...
20 abril 2022 | Me gusta 2