ENTREVISTA CON LA ESCRITORA TURCA NIHAL BATDAL

´Una derrota para Erdogan´

Mundo · I.S.
COMPARTIR ARTÍCULO Compartir artículo
| Me gusta 1.656
17 abril 2017
“Habrá una única bandera, una única nación y sobre todo un único pueblo”, dijo Erdogan al cerrar las urnas, pero los votos del domingo son una bofetada para el hombre que quería para sí toda la nación turca. La reforma constitucional pasa con el 51,3% de votos afirmativos, apenas un millón más que los negativos, mayoritarios en tres de las principales ciudades del país, como Estambul, Ankara y Esmirna. En su discurso, el presidente ha invocado el respeto al resultado, diciendo que “sobre todo los países que consideramos aliados deberían respetar nuestras decisiones”. Una declaración en cierto modo preocupante, que no elimina del todo el miedo a nuevas tensiones en Turquía y que invita a la cautela en los países europeos.

“Habrá una única bandera, una única nación y sobre todo un único pueblo”, dijo Erdogan al cerrar las urnas, pero los votos del domingo son una bofetada para el hombre que quería para sí toda la nación turca. La reforma constitucional pasa con el 51,3% de votos afirmativos, apenas un millón más que los negativos, mayoritarios en tres de las principales ciudades del país, como Estambul, Ankara y Esmirna. En su discurso, el presidente ha invocado el respeto al resultado, diciendo que “sobre todo los países que consideramos aliados deberían respetar nuestras decisiones”. Una declaración en cierto modo preocupante, que no elimina del todo el miedo a nuevas tensiones en Turquía y que invita a la cautela en los países europeos.

Con la victoria del Sí, Turquía abandona el sistema parlamentario establecido por Mustafa Kemal en 1924 y adopta un sistema presidencial que concede amplísimos poderes al jefe del Estado. La reforma abole el cargo de primer ministro y transfiere sus poderes al presidente, que se convierte así en jefe de Estado y de gobierno. El presidente nombra a los ministros y a los altos funcionarios, sin necesidad de consultar con el parlamento ni obtener su aprobación, nombra a cuatro de los trece miembros del Consejo Superior de jueves y ministerios públicos, así como al ministro de Justicia y a su secretario de Estado, decide el nombramiento de los rectores universitarios y puede disolver las cortes en cualquier momento.

“Turquía se ha roto en dos –dice al teléfono la escritora turca Nihal Batdal—. Este resultado demuestra que el pueblo no está contento con una campaña electoral tan agresiva y destructiva, y Erdogan tendrá que medirse con este enfoque que ha elegido”.

El presidente refuerza sus poderes. Con la nueva reforma constitucional podrá seguir en el poder hasta el año 2034.

Creo que aún no hay certezas sobre esa fecha, pero es evidente que con tales poderes no será fácil que Erdogan deje pronto su cargo de presidente.

¿Turquía sigue siendo una democracia?

Depende de la definición que se dé a la democracia. Si se entiende como el poder de la mayoría, sí. Pero si la entendemos también como separación de poderes, entonces no, ya no será un país democrático.

“Es un sí a una nación, una bandera, una patria, un estado”, ha dicho Erdogan. ¿Cómo debemos entender esta declaración?

Me parece más bien un eslogan para convencer al electorado del movimiento nacionalista y tener a todos contentos, defendiendo la unidad nacional.

¿Quién es en este momento el principal adversario de Erdogan?

Los dos principales partidos de la oposición sostienen que el sistema presidencial abrirá el camino a un régimen de un solo hombre al mando. El referéndum ha demostrado que todavía hay mucha gente que apoya a la oposición.

Los defensores del No han denunciado actos de violencia e intimidación, ¿es cierto?

Más allá de la violencia y la intimidación, está también el hecho de que un número elevado de certificados electorales no llevan el timbre oficial, y sin embargo se han considerado votos regulares. Erdogan saludó a sus simpatizantes celebrando la victoria antes incluso de conocerse los resultados oficiales.

¿Cómo cambiará la articulación del islam y el poder político en Turquía después de la reforma?

Creo que de ahora en adelante Erdogan, al no haber obtenido en las urnas el éxito que esperaba, hará todo lo posible por consolidar su posición e incrementar sus apoyos. Solo con el 51% no creo que, al menos al principio, haya cambios drásticos.

Con un Erdogan todavía más dueño de Turquía, ¿cambiará algo en el panorama medioriental?

La política exterior de Turquía ha fracasado y Erdogan siempre ha utilizado la excusa de que no tenía suficiente autoridad para hacer lo que tenía que hacer. Ahora veremos si su “Turquía más fuerte” es capaz de mantener una posición firme ante el Isis y reelaborar sus relaciones con Siria.

¿Y con Europa?

Erdogan ha visto que enfrentarse con Europa no le compensa en términos electorales y por tanto creo que, al menos hasta que no obtenga más apoyos, apostará por mejorar las relaciones con los países europeos.

Noticias relacionadas

Política, un salto al vacío
Mundo · Giorgio Vittadini
Ante la crisis de gobierno en Italia, me viene a la mente una canción de Enzo Jannacci que dice: “Sigue adelante, Pascual, que la dignidad y la infamia quedan muy lejos”. ...
28 julio 2022 | Me gusta 0
Alianza reforzada
Mundo · Ángel Satué
Hace tiempo que han dejado de sonar las sirenas en la capital temporal de la Alianza Atlántica por un par de días, Madrid. ...
13 julio 2022 | Me gusta 0
La incertidumbre tiene un nombre
Mundo · Ángel Satué
Gran Bretaña se acostó esta semana desunida en torno a un problema más. Es increíble la capacidad de Boris Johnson de generar problemas, y tratar de resolverlos, generando uno mayor. ...
8 julio 2022 | Me gusta 3
Europa carnívora
Mundo · Gonzalo Mateos
Fue Luuk van Middelaar, habitual analista de la realidad europea, a quien en una de las conferencias almuerzo en el Bozar de Bruselas le oí decir algo que he recordado muchas veces después: “una Europa herbívora no puede sobrevivir en un universo de animales carnívoros”. ...
6 julio 2022 | Me gusta 3