Un repaso por Twitter

Sociedad · Elena Santa María
COMPARTIR ARTÍCULO Compartir artículo
| Me gusta 5
16 junio 2021
Hacer orden de los archivos digitales es mucho más complejo que ordenar papeles o libros en una estantería.

El recurso más rápido es pensar en cuándo y con quién lo has compartido, probablemente siga en la bandeja de enviados. O si era algo especial, que te ha llamado la atención por cualquier razón, aparecerá en tus perfiles de redes sociales.

Es un desorden totalmente evitable, pero que se acumula y se va haciendo una gran bola. Y te hace perder una mañana entera bajando el timeline de Twitter. O también encontrarte. Esta vida frenética que llevamos es muy traicionera con la memoria, y de repente descubres que a lo largo de tus años twitteros ha pesado más todo aquello que es un canto a la alegría y a la belleza que lo reivindicativo, lo ideológico o incluso lo estrictamente profesional.

Voy del final al principio. Recientemente he compartido un artículo de Cristina García Casado en La Opinión de Zamora, mi último descubrimiento. Escribe lo que ha sido para ella estar un año alejada del mar –qué tendrá el mar–. Otro ejemplo, lo que escribe Esperanza Ruiz en La Iberia a raíz de unas declaraciones rutinarias de Cuca Gamarra en el Congreso: “Al fin y al cabo, eso, escribir, publicar selfies, asumir una portavocía política, cocinar, meter la pata o hacer declaraciones de dudosa consistencia intelectual también lo hacemos para que nos quieran”.

Entre medias aparecen también algunas preocupaciones: precariedad laboral, el alarmante aumento de casos de problemas de salud mental, alguna reivindicación feminista. Alguna queja a @cercaniasmadrid por el retraso de los trenes. Una portada de Vanity Fair con el único titular: “L’amore vince tutto”. Alabanzas a los vecinos que han agarrado una pala y se han echado a las calles a retirar los restos de Filomena. Certificación de la llegada de los Reyes Magos.

O un poema de Silvio Rodríguez que aparece en el diario de Yoyes: “Esta extraña tarde desde mi ventana trae la brisa vieja de por la mañana. No hay nada aquí, sólo unos días que se prestan a pasar, sólo una tarde en que se puede respirar, un diminuto instante inmenso en el vivir. Después mirar la realidad y nada más”. Hoy Twitter ha sido la ventana. Mirar la realidad y nada más. Qué ciegos estamos a veces.

Noticias relacionadas

Cultura católica y sentido común
Sociedad · Joan Mesquida Sampol
Joan Mesquida Sampol responde al artículo publicado en estas páginas por Costantino Esposito sobre la tensión entre tradición y novedad cristiana. Para Mesquida Sampol la secularización no supone dificultades insalvables para creer en Dios, pero sí que hace prácticamente imposible creer en...
13 junio 2024 | Me gusta 4
Taylor Swift y el deseo infinito de amar y ser amado
Sociedad · Isabella García-Ramos Herrera
El huracán de The Era’s Tour llega esta semana a Madrid, trayendo consigo a miles de fans (swifties) a las puertas del Santiago Bernabéu para disfrutar del espectáculo de más de tres horas durante los días 29 y 30 de mayo. Frente a semejante fenómeno, vale la pena preguntarse ¿quién es...
28 mayo 2024 | Me gusta 8
La verdad es adecuación a la realidad
Entrevistas · Juan Carlos Hernández
Entrevistamos al autor de "El dilema de Neo" (Rialp). La lucidez sirve para buscar la verdad y solo la encuentran quienes se enamoran de ella, aunque entrañe sacrificios, pero a la vez conlleva satisfacciones. La lucidez y el asombro van juntos....
27 mayo 2024 | Me gusta 0
El pistolero Abel, la bandera blanca y el reposo en el pecho del Maestro
Sociedad · Pierluigi Banna
"Descubrir que no estás a la altura da miedo". Son  palabras que pronuncia el protagonista de la última novela de Allesandro Baricco, el intrépido pistolero Abel Crow (Abel). Le confiesa a su maestro que siente un inextirpable poso de miedo: es como una piedra que intenta esconder en el fondo de...
23 abril 2024 | Me gusta 3