Un pacto entre generaciones

Mundo · Giacomo Galeazzi, Río de Janeiro
COMPARTIR ARTÍCULO Compartir artículo
| Me gusta 122
23 julio 2013
Un pacto entre generaciones para detener el declive. Francisco abre su peregrinaje brasileño proponiendo una alianza entre jóvenes y ancianos para contrarrestar la “cultura del deshecho”. En la ceremonia de bienvenida con las autoridades en el Palacio de Guanabara, Bergoglio resumió el sentido de su viaje por Brasil hablando en portugués: « No tengo oro ni plata, pero traigo conmigo lo más valioso que se me ha dado: Jesucristo. Vengo en su nombre para alimentar la llama de amor fraterno que arde en todo corazón». Gracias a las nuevas generaciones, « entra la luz en nosotros».

Un pacto entre generaciones para detener el declive. Francisco abre su peregrinaje brasileño proponiendo una alianza entre jóvenes y ancianos para contrarrestar la “cultura del deshecho”. En la ceremonia de bienvenida con las autoridades en el Palacio de Guanabara, Bergoglio resumió el sentido de su viaje por Brasil hablando en portugués: « No tengo oro ni plata, pero traigo conmigo lo más valioso que se me ha dado: Jesucristo. Vengo en su nombre para alimentar la llama de amor fraterno que arde en todo corazón». Gracias a las nuevas generaciones, « entra la luz en nosotros».

« “Los hijos son la pupila de nuestros ojos. Hay que ofrecer espacio a los jóvenes, subrayó Francisco, tutelando «las condiciones materiales y espirituales para su pleno desarrollo». Es la tarea de «nuestra generación», advirtió, dar a los jóvenes «fudnamentos sólidos» sobre los que puedan construir la vida, garantizar la seguridad y la educación para que cada uno de ellos «llegue a ser lo que puede ser». Hay que transmitir valores duraderos por los que «valga la pena vivir» y entregarles la herencia de un mundo que corresponda a la medida de la vida humana.

«Que nadie se sienta excluido […] En efecto, he venido para la Jornada Mundial de la Juventud. Para encontrarme con jóvenes […] En este momento, los brazos del Papa se alargan para abrazar a toda la nación brasileña, en el complejo de su riqueza humana, cultural y religiosa. Que desde la Amazonia hasta la pampa, desde las regiones áridas al Pantanal, desde los pequeños pueblos hasta las metrópolis, nadie se sienta excluido del afecto del Papa».

Noticias relacionadas

El voto y la rabia
Mundo · Javier Folgado
Europa ha suspirado aliviada ante la victoria de Macron en Francia ante las dudas que suponía el europeísmo de Le Pen en un contexto marcado por la amenaza rusa. ...
11 mayo 2022 | Me gusta 2
Una lección desde Ucrania
Mundo · Giorgio Vittadini
Primero la crisis financiera, luego el peligro del terrorismo, después el Covid-19 y ahora, cuando la pandemia parecía menos agresiva, la guerra. Parece que los desastres colectivos nunca tienen fin, y traen una sensación de derrota casi inevitable....
5 mayo 2022 | Me gusta 3
Francia y el sentido posmoderno
Mundo · Ángel Satué
En la primera vuelta de las elecciones presidenciales francesas se palpa el sentir de la Nación francesa. Las primeras preferencias del ciudadano francés. En la segunda vuelta, en cambio, se piensa en términos de mal menor, algo no muy de la diosa Razón pero que coloca presidentes en el Elíseo....
22 abril 2022 | Me gusta 4
Ver la belleza despierta el corazón
Mundo · Emilia Guarnieri
Estamos hechos para la belleza. ¿Pero con qué ánimo podemos hablar de belleza en medio de la guerra de Ucrania? ¿Qué puede arrancarnos de la nada?...
20 abril 2022 | Me gusta 2