Un pacto entre generaciones

Mundo · Giacomo Galeazzi, Río de Janeiro
COMPARTIR ARTÍCULO Compartir artículo
| Me gusta 122
23 julio 2013
Un pacto entre generaciones para detener el declive. Francisco abre su peregrinaje brasileño proponiendo una alianza entre jóvenes y ancianos para contrarrestar la “cultura del deshecho”. En la ceremonia de bienvenida con las autoridades en el Palacio de Guanabara, Bergoglio resumió el sentido de su viaje por Brasil hablando en portugués: « No tengo oro ni plata, pero traigo conmigo lo más valioso que se me ha dado: Jesucristo. Vengo en su nombre para alimentar la llama de amor fraterno que arde en todo corazón». Gracias a las nuevas generaciones, « entra la luz en nosotros».

Un pacto entre generaciones para detener el declive. Francisco abre su peregrinaje brasileño proponiendo una alianza entre jóvenes y ancianos para contrarrestar la “cultura del deshecho”. En la ceremonia de bienvenida con las autoridades en el Palacio de Guanabara, Bergoglio resumió el sentido de su viaje por Brasil hablando en portugués: « No tengo oro ni plata, pero traigo conmigo lo más valioso que se me ha dado: Jesucristo. Vengo en su nombre para alimentar la llama de amor fraterno que arde en todo corazón». Gracias a las nuevas generaciones, « entra la luz en nosotros».

« “Los hijos son la pupila de nuestros ojos. Hay que ofrecer espacio a los jóvenes, subrayó Francisco, tutelando «las condiciones materiales y espirituales para su pleno desarrollo». Es la tarea de «nuestra generación», advirtió, dar a los jóvenes «fudnamentos sólidos» sobre los que puedan construir la vida, garantizar la seguridad y la educación para que cada uno de ellos «llegue a ser lo que puede ser». Hay que transmitir valores duraderos por los que «valga la pena vivir» y entregarles la herencia de un mundo que corresponda a la medida de la vida humana.

«Que nadie se sienta excluido […] En efecto, he venido para la Jornada Mundial de la Juventud. Para encontrarme con jóvenes […] En este momento, los brazos del Papa se alargan para abrazar a toda la nación brasileña, en el complejo de su riqueza humana, cultural y religiosa. Que desde la Amazonia hasta la pampa, desde las regiones áridas al Pantanal, desde los pequeños pueblos hasta las metrópolis, nadie se sienta excluido del afecto del Papa».

Noticias relacionadas

Tratados, Constitución y cómo evitar un Polexit
Mundo · Miguel de Haro Izquierdo
En el tablero de las relaciones internacionales se diseña y está en juego una importante partida sobre la primacía, a corto y medio plazo, sobre qué región y qué país van a poder dominar el mundo de los negocios, la economía, la cultura, el desarrollo tecnológico, la geopolítica, las...
13 octubre 2021 | Me gusta 4
Elecciones en Alemania. “Willkommen” al futuro
Mundo · Ángel Satué
Cuando pienso en la política alemana, siempre alcanzo a recordar a Helmut Kohl. También me saltan a la memoria Margaret Thatcher, Mitterrand y González, al que el tiempo mejoró. Los cuatro son parte del pasado político de Europa, y piezas fundamentales. ...
1 octubre 2021 | Me gusta 3
El reloj de la historia no ha vuelto atrás
Mundo · Giuseppe Di Fazio
El reloj de la historia no ha vuelto atrás, a pesar de que las señales que nos llegan desde Afganistán parecen querer devolvernos a los momentos de odio y miedo ligados al atentado kamikaze del 11-S....
29 septiembre 2021 | Me gusta 2