Trump y los católicos decepcionados

Mundo · Massimo Borghesi
COMPARTIR ARTÍCULO Compartir artículo
| Me gusta 1.651
17 abril 2017
La decepción, palpable, de los católicos trumpianos con el presidente de los USA debería ser motivo de reflexión. Hasta hace unas semanas, eran paladines entusiastas del emperador contra el “papa obamiano”. Ahora parece que Trump también se ha vuelto “obamiano”. La explicación es que ha cedido al “aparato” militar-industrial-neocon. No ha estado a la altura. Pero entonces también Obama, tan criticado en parte justamente dada su desastrosa política en Oriente Medio, habría cedido al “aparato”.

La decepción, palpable, de los católicos trumpianos con el presidente de los USA debería ser motivo de reflexión. Hasta hace unas semanas, eran paladines entusiastas del emperador contra el “papa obamiano”. Ahora parece que Trump también se ha vuelto “obamiano”. La explicación es que ha cedido al “aparato” militar-industrial-neocon. No ha estado a la altura. Pero entonces también Obama, tan criticado en parte justamente dada su desastrosa política en Oriente Medio, habría cedido al “aparato”.

¿Cuál es la diferencia –preguntemos a los entusiastas decepcionados– entre Trump y Obama si el “aparato” lo decide todo? Bien entendido, el aparato existe pero la capacidad de un presidente consiste en manejarlo y no dejarse manejar por él. En cualquier caso, a la luz de los hechos, ¿acaso no tenía razón monseñor Parolin cuando, en nombre del Papa, declaraba, en relación con Trump, que había que esperar a los hechos antes de juzgar? Los católicos que tanto se jactaban de un Papa a merced del cambio histórico mundial, del eje Trump-Putin, tienen ahora un motivo para reflexionar. Esperamos que lo hagan, por su bien.

Es una invitación a ser más críticos con los poderes del mundo. Tanto entusiasmo por los emperadores, enfrentándose al Papa, resulta realmente embarazoso para los que se consideran tutores de la ortodoxia. La historia de la Iglesia debería enseñarnos algo. Estas sencillas observaciones valen también para aquellos que, aun habiendo apoyando lealmente a Francisco tras todos los vergonzosos ataques de los que ha sido objeto, han avalado igualmente la decisión de Trump sobre Siria.

Esos deberían recordar que fue el Papa, con su vigilia de oración en la plaza de San Pedro, quien ofreció apoyo a Putin como mediador en el momento mismo en que Obama, después de decir que se había cruzado la línea roja, se veía casi “obligado” a la guerra. Una guerra de resultados catastróficos. El Papa entonces estaba contra Obama. Así que no se entiende por qué hoy debería estar, ante la misma situación, a favor de Trump.

Noticias relacionadas

El “regalo” que una generación de jóvenes pide a la política
Mundo · Filippo Campiotti
Esta carta se publicó originalmente en Il Sussidiario el 23 de marzo. Es la carta de un joven ingeniero que propone una nueva forma de hacer política. Aunque se refiere a la política italiana, lo que dice es muy pertinente también para la política española....
6 abril 2021 | Me gusta 3
El realismo de la fraternidad
Mundo · Michele Brignone
La visita del Papa a Iraq ha sido una inyección de esperanza para una población probada durante décadas de guerra. Frente a los males del país, Francisco ha señalado el camino del desarme de los corazones...
24 marzo 2021 | Me gusta 3
El Papa y el islam. Tres pilares de un magisterio
Mundo · Andrea Tornielli
Un hilo conductor une los discursos de Bakú, El Cairo y Ur, señalando la necesidad de una auténtica religiosidad para adorar a Dios y amar a los hermanos, y de un compromiso concreto por la justicia y la paz...
21 marzo 2021 | Me gusta 2
Hablarse de corazón a corazón
Mundo · Giovanna Parravicini
La historia favorece un tiempo nuevo, sobre todo en el diálogo interreligioso. Un tiempo de encuentros donde se puede hablar de corazón a corazón...
5 marzo 2021 | Me gusta 3