Triunfalismo, pesimismo y realismo

España · Bernardo Moncada Cárdenas
COMPARTIR ARTÍCULO Compartir artículo
| Me gusta 0
30 septiembre 2012
Hace meses expreso a mis allegados querealismo y pesimismo no son equivalentes. Lo dice de otro modo un irónico amigochileno "no soy pesimista, sino optimista bien informado". De eso setrata. He criticado sin vacilaciones el triunfalismo tontarrón de ciertas vocesque adversan al gobierno. La realidad puede ser disecada ferozmente: es ciertoque hubo exponentes de la llamada "oposición" carentes de todo altruismo,que hasta ha poco pensaron estar jugando la misma patraña que nos llevó, en el98, a tener al apparatchik Alfaro Ucero y la Miss Universo Irene Sáez,alegremente, como principales contendientes,designados por los principales fuerzas políticas, frente a lo que se veía venircon potencia a los ojos de cualquiera que los abriese un poco.

Se puede criticar y hacerlocontundentemente. Cuidado, sin embargo, con demoler la estructura que ahora seve bien construida. Lo que vivimos y padecemos es el vórtice de un remolino quelos mismos venezolanos creamos y luego, voto a voto, consolidamospersistentemente.

Por una parte podría ser peor, si laineficiencia y la corrupción no fuesen una tara de este gobierno de funestos einsensatos planes e inmensos recursos, ya la destrucción de Venezuela sehubiera cumplido.

La clase media que forma la médula dequienes queremos superar esta situación parece creer que el heroísmo civil aque nos llama este propósito (lo que Franklin Brito mostró hasta inmolarse)reside en interminable emisión y repetición de mensajes de internet ycelulares. "Borra los remitentes y usa el CCO", dicen como si estebalbuceo vacuo constituyera verdaderamente un temible instrumento político. Lasúltimas predicciones de los astrólogos, rumores, falsas noticias, entre otrastonterías, congestionan buzones, desinforman, DISTRAEN. ¡Vaya heroísmo, repetir"cadenas" a menudo elaboradas en los laboratorios cubanos delrégimen! La catarsis en este caso implica muchos de los inconvenientes quePlatón denunciaba, evacúa nuestra fuerza, es un sedante.

El paso del 7 de octubre no es ELdesenlace de esta ya prolongada historia:es una etapa en la necesaria consolidación de una postura seria frente alporvenir de Venezuela. No se trata solamente de ganar las elecciones, se tratade afirmarnos en un camino que pasa por obtener votación respetable y obtenerlapor el acierto de las ideas y la articulación de voluntades. El oportunismo,los infiltrados saboteadores y venales politiqueros los damos por descontados,ahí estarán pero también ¡Por favor! Demos por descontados los arrojados,altruistas y positivamente habilidosos que también están. Y transmitamos unamoral que lleve a cada uno a hacer lo que modestamente puede: contra esta moralno toleremos nada; evitemos transmitir la desmoralización.

Nunca faltarán los avisados que, sinquerer queriendo, siembran la desbandada como únicaopción al triunfalismo. Se los distingue por la sonrisita autosuficienteconque, en los medios, aparecen propalando terribles presagios. También los doypor descontados.

El desánimo, el cinismo, el pesimismo, noson lo opuesto al triunfalismo, y no necesitamos ninguno de éstos. ¡Faltabamás!

BernardoMoncada Cárdenas, arquitecto y presidente de la Asociación UNIVERSITRAMA

Noticias relacionadas

El estado anímico del votante
España · Javier Folgado
A pesar de todas sus diferencias ideológicas, a María, Jesús, Daniel, Laura les preocupan más o menos las mismas cosas en su día a día....
2 julio 2021 | Me gusta 5
Un perdón real y verdadero genera memoria democrática
España · Francisco Medina
En este mundo en que vivimos, el espacio intermedio en el que cada uno de nosotros hace acto de presencia, inter-accionamos. Ejercemos nuestra posibilidad de actuar, fruto de una decisión nuestra, y podemos generar un mundo más humano… o no. Para bien o para mal, nuestras acciones pueden generar...
1 julio 2021 | Me gusta 5
Nacionalismo, Freud y principio de realidad
España · Ángel Satué
Ser español. Una identidad nacional que es premisa fundamental en mi persona. Verdadera. Compruebo que me corresponde. Como respirar y comer, como amar y soñar. ...
25 junio 2021 | Me gusta 3