Tres monos

España · Juan Orellana
COMPARTIR ARTÍCULO Compartir artículo
| Me gusta 0
3 octubre 2013
El cineasta turco Nuri Bilge Ceylan vuelve a esa estética tan personal que le entronca con Robert Bresson, y que demostró en Lejano y Los climas, sus anteriores largometrajes. En esta ocasión, Tres monos tiene mucho de melodrama bergmaniano, en palabras de su director, y nos cuenta la historia de una familia que censura demasiadas cosas para intentar mantener una sólo aparente normalidad. Eyup es el chófer de un político que se presenta a las elecciones en Turquía. Su jefe atropella sin querer a un peatón, y le pide a Eyup que se inculpe falsamente a cambio de dinero. Al salir de la cárcel y volver a casa con su hijo y su mujer, sospecha un adulterio entre ella y su corrupto jefe.

Nuri Ceylan se centra en cuatro personajes para desarrollar cuestiones como el perdón, el poder, la religiosidad, el adulterio… y lo hace con sobriedad y una puesta en escena austera, excepto en un momento en el que el director deja entrar acentos más melodramáticos. La película se concibe con muchos primeros planos, bruscas elipsis y sobre todo silencios. Los personajes no hablan, no analizan, no discuten. Sus gestos, sus acciones y sobre todo sus miradas son el único recurso con el que cuentan para sugerir al espectador lo que está sucediendo. A ello hay que añadir una fotografía desaturada en postproducción que da al film un aire expresionista que refuerza el lado oscuro de la condición humana. La interpretación de actores es excelente, y destaca el trabajo de Yavuz Bingol.

La película no propone una tesis clara, y a pesar de los gestos redentores no se puede hablar de optimismo. Más bien se trata de una exposición existencial en la que el director se interroga sobre las grandezas y miserias del hombre, sus luces y sombras. Triunfa por tercera vez en el Festival de Cannes, llevándose en esta ocasión la Palma de Oro al mejor director.

Noticias relacionadas

Joseba Arregi. Un abrazo para la eternidad
España · Juan Carlos Hernández
“Todos compartimos esa base de debilidad, de sufrimiento, de dolor, de ser contingentes, de tener que morir. Desde ahí podemos encontrarnos unos a otros”. Hace unos meses escribía esto para nuestro periódico nuestro querido amigo Joseba Arregi, que ha fallecido en Bilbao tras una larga y dura...
15 septiembre 2021 | Me gusta 3
El estado anímico del votante
España · Javier Folgado
A pesar de todas sus diferencias ideológicas, a María, Jesús, Daniel, Laura les preocupan más o menos las mismas cosas en su día a día....
2 julio 2021 | Me gusta 6
Un perdón real y verdadero genera memoria democrática
España · Francisco Medina
En este mundo en que vivimos, el espacio intermedio en el que cada uno de nosotros hace acto de presencia, inter-accionamos. Ejercemos nuestra posibilidad de actuar, fruto de una decisión nuestra, y podemos generar un mundo más humano… o no. Para bien o para mal, nuestras acciones pueden generar...
1 julio 2021 | Me gusta 6