Todo en juego

Mundo · Venezuela Actual
COMPARTIR ARTÍCULO Compartir artículo
| Me gusta 0
21 noviembre 2008
Ha pasado un año desde la primera y clamorosa derrota electoral de Chàvez el pasado 4 de diciembre de 2007, y el próximo 23 de noviembre Venezuela volverá nuevamente a las urnas. Diecisiete millones de venezolanos elegirán a 22 gobernadores y a los 326 alcaldes. El décimo proceso electoral en diez años de chavismo, entre elecciones presidenciales, municipales, regionales y varios referéndum. El clima está incandescente, el precio de lo que está en juego es muy alto. El presidente Chávez, aun con su índice de popularidad, que sigue alto, se está jugando el futuro de la revolución, cada vez más autorreferencial, cada vez más dirigido hacia el fracaso.

En el estado petrolero del Zulia, en el noroeste del país, el chavismo parece no tener ninguna opción de victoria. Mientras que en el rico e industrializado estado de Carabobo, en la zona central del país, la oposición parece tener todas las cartas en regla para ganar y volver a gobernar, después de la ineficiente y burocrática gestión chavista. Según las últimas encuestas, la oposición podría elegir entre 8 y 12 gobernadores, y más de la mitad de los alcaldes en las diferentes municipalidades. Esto sin tener en cuenta la posible victoria en el estado de Sucre por parte de la disidencia interna del chavismo: el así llamado "chavismo sin Chávez", una fractura interna, por parte de ciertas franjas del chavismo light, que no se ha querido adherir al Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV).

Hasta el día de hoy, según las principales encuestas, la posibilidad de que Chávez pueda ganar en 14 estados sobre un total de 22 parece muy remota. Si llegara a tener una victoria contundente, en cambio, podría modificar la constitución de manera más socialista, sin pasar por el mecanismo referendario. Esto significaría la anulación de cualquier residuo de democracia representativa todavía presente en la Constitución.

Según muchos analistas políticos, el lento declive de Hugo Chávez podría verse afectado por la crisis financiera global, con el precio medio del petróleo a 53,28 dólares el barril y una inflación galopante, del 27%. En efecto, son justamente países como Venezuela, Bolivia o el mismo Irán, en donde la libertad económica es sofocada por una asfixiante presencia del Estado, los que pagan el mayor precio de la crisis. La economía venezolana estaría al borde del colapso si el precio del petróleo bajara de los 30 dólares el barril. La enorme máquina burocrática bolivariana, con sus dispendiosos programas asistenciales, resultaría económicamente insostenible a medio y largo plazo. Por no hablar de los 3.000 millones de petrodólares gastados en estos últimos años en armamentos comprados principalmente a Rusia y China. En estos días en el Mar Caribe se han efectuado los primeros ejercicios navales y aéreos conjuntos entre la Marina venezolana y la rusa. Maniobras militares confirman el regreso de Rusia a la región latinoamericana, casi 20 años después del desplome del Imperio Soviético, y se está hablando de un impacto nuclear ruso justo en la región del Zulia.

Chávez se está jugando el todo por todo, apoyado en primera persona por los candidatos del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) y violando las reglas del Consejo Nacional Electoral y de la misma Constitución. "Los golpistas deben recordar que la revolución está armada". Ésta es la frase leitmotiv de toda la campaña electoral. Una frase que sigue las muchas amenazas a los candidatos de oposición y a la misma disidencia chavista. Si permiten que la oligarquía (…) regrese a la Gobernación de Carabobo, sostiene el caudillo de Caracas, "a lo mejor voy a terminar sacando a los tanques de la Brigada Blindada para defender al Gobierno revolucionario y para defender al pueblo"; o de no hacer llegar los financiamientos estatales a los neo gobernadores antichavistas: "porque sería como financiar a los que quieren destruir a la revolución". Pero esta vez la violencia verbal de Chávez no es fruto de la jactancia que muy a menudo le caracteriza, sino de la certeza de que la unidad ideológica y política, e incluso el futuro mismo de la revolución, dependerán del resultado electoral del próximo 23 de noviembre.

Después de diez años de su subida al poder, el rey parece desnudo. La derrota referendaria del 4 de diciembre de 2007 ha sido el punto de no retorno de la revolución bolivariana. Es difícil prever cuándo la parábola política del chavismo se agotará, después de que los Estados Unidos han elegido a Barak Obama, el primer presidente afroamericano en la historia de América. Una novedad que no deja en la indiferencia a los principales líderes políticos latinoamericanos, como Chávez y Morales: los primeros que han aplaudido la victoria de Obama. El presidente venezolano ha expresado mucha satisfacción por la histórica elección, manifestando la esperanza para un regreso a las relaciones bilaterales entre los dos países, deterioradas bruscamente con la expulsión del embajador americano en Venezuela el pasado mes de septiembre. Pero muy pronto la victoria de Obama se podría transformar en un impredecible boomerang político para Chávez poniendo en evidencia aún más las grandes contradicciones internas de su régimen personalista.

En estos años la política se ha reducido a un fetiche ideológico en nombre de la idolatría revolucionaria. La política del bien común ha dejado el lugar al odio de clase, al asistencialismo paternalista en donde la iniciativa privada ha sido puesta al margen de la sociedad. El valor de la persona y la libertad en su aceptación plural puede generar una sociedad más libre, más justa y más humana. Don Luigi Sturzo recuerda que "los pueblos bajo dictadura anhelan la libertad; si no hay ese anhelo se borra el sentido de la personalidad, el deseo del progreso, el valor de la iniciativa, los pueblos que progresan se afirman en la libertad y para la libertad".

Noticias relacionadas

Tratados, Constitución y cómo evitar un Polexit
Mundo · Miguel de Haro Izquierdo
En el tablero de las relaciones internacionales se diseña y está en juego una importante partida sobre la primacía, a corto y medio plazo, sobre qué región y qué país van a poder dominar el mundo de los negocios, la economía, la cultura, el desarrollo tecnológico, la geopolítica, las...
13 octubre 2021 | Me gusta 4
Elecciones en Alemania. “Willkommen” al futuro
Mundo · Ángel Satué
Cuando pienso en la política alemana, siempre alcanzo a recordar a Helmut Kohl. También me saltan a la memoria Margaret Thatcher, Mitterrand y González, al que el tiempo mejoró. Los cuatro son parte del pasado político de Europa, y piezas fundamentales. ...
1 octubre 2021 | Me gusta 3
El reloj de la historia no ha vuelto atrás
Mundo · Giuseppe Di Fazio
El reloj de la historia no ha vuelto atrás, a pesar de que las señales que nos llegan desde Afganistán parecen querer devolvernos a los momentos de odio y miedo ligados al atentado kamikaze del 11-S....
29 septiembre 2021 | Me gusta 2