The Imitation Game (Descifrando Enigma)

Cultura · Víctor Alvarado
COMPARTIR ARTÍCULO Compartir artículo
| Me gusta 586
2 febrero 2015
“La persona a la que nadie imagina capaz de nada es la que hace cosas que nadie imagina”. Todavía se puede encontrar en las salas de proyección de varias ciudades españolas la película “The Imitation Game (Descifrando Enigma)”, que vuelve a ser noticia, a pesar de haberse estrenado en navidades, al haber recibido varias nominaciones a los Oscar, entre ellas a mejor película. Ésta y “La teoría del todo” son mis preferidas de momento de entre las estrenadas en España para la esperada gala.

“La persona a la que nadie imagina capaz de nada es la que hace cosas que nadie imagina”. Todavía se puede encontrar en las salas de proyección de varias ciudades españolas la película “The Imitation Game (Descifrando Enigma)”, que vuelve a ser noticia, a pesar de haberse estrenado en navidades, al haber recibido varias nominaciones a los Oscar, entre ellas a mejor película. Ésta y “La teoría del todo” son mis preferidas de momento de entre las estrenadas en España para la esperada gala.

Todos los años por estas fechas se estrena alguna que otra cinta relacionada con la Segunda Guerra Mundial. En este mes de enero han aparecido en cartelera “Corazones de acero”, “La conspiración del silencio” y la película en cuestión.

“The Imitation Game (Descifrando Enigma)” es una producción británica de Morten Tyldum (Headhunters) que ha recibido el premio del público en el Festival de Toronto. No es la primera vez que se habla en el cine de la importancia de las comunicaciones en periodos bélicos, ya lo pudimos comprobar en largometrajes como Enigma y Windtalkers. Su director ha contado la historia de unos hombres que fueron capaces de descifrar el código secreto con el que se comunicaban los alemanes, que fue determinante para que Hitler no obtuviera la ansiada victoria. Muchas veces hemos criticado el indiscriminado uso del flashback por parte de algunos cineastas. En este caso son necesarios para conocer por qué el protagonista actúa de determinado modo y han sido utilizados en el momento oportuno.

El actor Benedict Cumberbatch, al que todos recordarán por su papel de Sherlock Holmes, representa a un héroe marginado por su orientación sexual, que explicó a Fotogramas las características de su personaje: “Su rostro debería aparecer en los billetes o en las postales de los libros de texto, ya que su trabajo secreto evitó la muerte de 14 millones de personas. Este científico, Alan Turing, era un hombre gay, un atleta, un ser humano sensible, inteligente, que fue destruido por la sociedad que él contribuyó a salvar”.

Tras el visionado de la película, uno puede reflexionar sobre el horror de la guerra y el valor incalculable de la vida, invitando a pensar en la dignidad de la persona sea cual sea su condición. No obstante, los líderes de la ideología de género utilizarán esta cinta como propaganda. Por último, no podemos olvidar resaltar que todos recibimos dones que debemos de poner al servicio de los demás.

Noticias relacionadas

Un Hemingway inglés
Cultura · Silvia Guidi
Se acaban de cumplir treinta años de la muerte de Graham Greene, un escritor que sabía ver “la belleza que existe de verdad, no imaginaria, en lo que todos, convencionalmente, consideran y llaman feo, torcido, desagradable”....
6 mayo 2021 | Me gusta 0
La dificultad para ver a Cristo
Cultura · Angelo Scola
El nuevo dios con minúscula nos domina hasta tal punto que corremos el riesgo de volvernos incapaces de captar el misterio. Pero hay una alternativa...
8 abril 2021 | Me gusta 5