Termina el Meeting de Rímini con más de 700.000 visitas

Cultura · PaginasDigital
COMPARTIR ARTÍCULO Compartir artículo
| Me gusta 0
1 septiembre 2008
Los organizadores, en un comunicado de conclusión, aseguran que el encuentro que durante la última semana de agosto se ha celebrado en la ciudad del Adriático ha sido el intento de responder, de forma positiva, a la pregunta que se hacía el poeta Eliot: "¿es la Iglesia la que ha abandonado a la humanidad o la humanidad la que ha abandonado a la Iglesia?".

Ha concluido el Meeting de Rímini, organizado por personas vinculadas a Comunión y Liberación, que desde el domingo 24 de agosto hasta el sábado 30 se ha celebrado en la ciudad del Adriático con más de 700.000 visitantes. Los organizadores han hecho público un comunicado en el que valoran lo sucedido en los últimos días. Dicen en este texto  que "en una época en la que parece que nada puede ser interesante, el Meeting ha demostrado que la gente no parte de discursos y de ideas abstractas, le llama la atención una presencia". Recuperan el mensaje que les envió Benedicto XVI al comienzo de esta edición y afirman que "el mensaje del Papa ha sido el signo de una presencia familiar para el pueblo del Meeting y ha indicado la hipótesis de trabajo de toda la semana". Retoman así la frase del Santo Padre que afirmaba que "el Meeting quiere poner en evidencia que sólo Cristo puede desvelar al hombre su verdadera dignidad y comunicarle el auténtico sentido de su existencia".

Los organizadores resaltan los encuentros del ciclo "Se puede vivir así". A esos testimonios de presos y enfermas de SIDA que se han encontrado la experiencia cristiana o de misioneros que trabajan en Brasil y en Paraguay han asistido más  de 30.000 personas. Han sido, explican, los testimonios "de personas apasionadas por  su humanidad, que en el encuentro cristiano han descubierto la respuesta al deseo de infinito de su corazón y que por eso se han convertido en protagonistas. Estas personas han quedado en el corazón y en la razón de la gente porque testimoniaban una claridad de mirada sobre la vida hasta el reconocimiento de Cristo como una presencia real. El decir sí al Misterio les ha hecho protagonistas y esto está en el origen del cambio social que han documentado".

Los responsables del Meeting de Rímini también destacan en su conclusión "las intervenciones de personalidades de la Iglesia, del cardenal Bagnasco al cardenal Tauran, a monseñor Mamberti, pasando por los obispos Pezzi, Fisichella, Negri y  Hinder. Esas intervenciones han hecho evidente que la apertura hacia el otro nace de la conciencia de la propia identidad y que la fe católica pone en las condiciones óptimas para encontrarse con cualquiera, como ha ocurrido con los anglicanos Hauerwas y Milbank, con los ortodoxos Mescrinov y Polujanov, con el  buddista Habukawa y con el judío Weiler". Todos ellos también presentes en el Meeting de Rímini.

El comunicado final añade que "en un momento en que la situación internacional es confusa y está llena de tensiones, el Meeting, fiel a su historia, ha sido un lugar de diálogo por la paz, los derechos del hombre y la convivencia entre los pueblos con personalidades internacionales como la embajadora de los Estados Unidos en la Santa Sede, Mary Ann Glendon, o el secretario de la Liga Árabe". Los organizadores están  satisfechos de que en las mesas redondas dedicadas a la política "este año hayan estado en primer plano los temas del federalismo, la subsidiariedad, el Estado del Bienestar" y no el enfrentamiento entre los adversarios. "En el Meeting -añaden sus responsables- se ha renovado el encuentro con los intelectuales y los escritores que han documentado que la cultura no es un fenómeno de la academia, sino que nace de una pertenencia y se documenta como conciencia crítica y sistemática de una experiencia" Entre los intelectuales que han participado en el Meeting se encontraban  Aaharon Appelfeld, Michael O'Brien, John Waters, Gianpaolo Pansa, Javier Prades, Enzo Bettiza e Ivanovna Ljudmila Saraskina.

Concluye el comunicado recordando que "el espectáculo inicial ha repropuesto Los Coros de la Roca, obra maestra de T.S. Eliot, con la dramática pregunta: "¿Es la Iglesia la que ha abandonado la humanidad o ha sido la humanidad la que ha abandonado la Iglesia?". "A esa pregunta la semana del Meeting -dicen sus organizadores- ha intentado responder positivamente con la realidad de 4.000 voluntarios y de más de 700.000 visitantes, que han mostrado la realidad de un pueblo para el que la fe es una experiencia de satisfacción porque corresponde al deseo de todo hombre y es el inicio de un recorrido de la conciencia que hace entrar, cada vez más, en la realidad como protagonistas". Se ha anunciado que el título del Meeting de Rímini de 2009 será: "La conciencia es siempre un acontecimiento".

Noticias relacionadas

Un Hemingway inglés
Cultura · Silvia Guidi
Se acaban de cumplir treinta años de la muerte de Graham Greene, un escritor que sabía ver “la belleza que existe de verdad, no imaginaria, en lo que todos, convencionalmente, consideran y llaman feo, torcido, desagradable”....
6 mayo 2021 | Me gusta 6
La dificultad para ver a Cristo
Cultura · Angelo Scola
El nuevo dios con minúscula nos domina hasta tal punto que corremos el riesgo de volvernos incapaces de captar el misterio. Pero hay una alternativa...
8 abril 2021 | Me gusta 5