Soul Surfer

Cultura · Juan Orellana
COMPARTIR ARTÍCULO Compartir artículo
| Me gusta 0
19 abril 2012
El director televisivo Sean McNamara se embarca en la recreación de un hecho real sucedido en octubre de 2003 en Haway. Bethany Hamilton era una surfista de 13 años cuando un tiburón le arrancó el brazo izquierdo y aparentemente arruinó su carrera deportiva. Sin embargo, gracias a su determinación, el apoyo de su familia y su fe en Dios consiguió volver a la alta competición. La película es narrativamente convencional, muy clásica, y funciona correctamente, sin abusos melodramáticos, y sin recreaciones gore, ni siquiera en el ataque del tiburón. Nos brinda unas magníficas escenas de surf dignas del National Geografic.

La cinta recrea esta historia de fe y superación contando con la joven y eficaz actriz Anna Sophia Robb, a la que ya habíamos visto en Un puente hacia Terabithia o Charlie y la fábrica de chocolate. Sus entregados padres están encarnados por Helen Hunt y Dennis Quaid. La historia tiene un tono muy comercial, y es muy americana, sin embargo tiene un aire de autenticidad y frescura que la hace amable, creíble y entrañable. El tema de la fe -protestante-, tratado también muy a la americana, es limpio y espontáneo, y se relaciona con la solidaridad y la acción caritativa. Por último el retrato que hace de la familia es muy positivo, una familia unida en la fe, leal y respetuosa con la libertad de sus miembros.

Noticias relacionadas

EncuentroMadrid. Más allá del optimismo, la esperanza
Cultura · Elena Santa María
Decía recientemente J.Á. González Sainz en este periódico que lo llenamos todo de ruido, los bares, las tiendas, las calles… pero “un alma está hecha de preguntas y de voces interiores, y si el alma está ensordecida por el ruido el alma no respira”. ...
15 octubre 2021 | Me gusta 3
Wittgenstein y el sentido de la vida
Cultura · Costantino Esposito
Hace cien años se publicaba su Tractatus logico-philosophicus. El filósofo vienés ponía en el centro de su reflexión el límite o la imposibilidad del decir. Solo cuando se acepta el límite del conocimiento se abre el discurso al Misterio. ...
6 octubre 2021 | Me gusta 2