Solamente con la vida

España · Francisco Pou
COMPARTIR ARTÍCULO Compartir artículo
| Me gusta 0
17 mayo 2016
Este fin de semana se ha celebrado Punt BCN (Punt Barcelona), bajo el lema “No podemos revolucionar nada con palabras. Solo con la vida”. Dos días de encuentros, mesas redondas y espectáculos, durante los cuales también se ha presentado la biografía de Luigi Giussani con Alberto Savorana. Foto: Fran Pericas

Este fin de semana se ha celebrado Punt BCN (Punt Barcelona), bajo el lema “No podemos revolucionar nada con palabras. Solo con la vida”. Dos días de encuentros, mesas redondas y espectáculos, durante los cuales también se ha presentado la biografía de Luigi Giussani con Alberto Savorana.

Me lo contaba Andrea, al acabar la presentación de la biografía de Giussani. “Oír a Antoni Puigverd narrando su experiencia de encuentro a través de la biografía ha sido vivir otra vez, en directo, la reacción que teníamos de estudiantes al conocer la propuesta de Giussani”. Revivir, impactar… Antoni Puigverd, periodista de La Vanguardia, nos contaba sin ambages su reacción al leer la vida de Giussani. “Yo viví en mi carne la idea moderna de que el hombre no debe obedecer. El hombre ahora se cree Dios, y Dios no hace falta. Yo, educado en este mundo, escucho a alguien que deja esta frase: Yo siempre he obedecido. Es lo que más me ha enseñado la biografía de Giussani”. Puigverd seguía desgranando palabras de Giussani que le habían impactado, explicando cómo él mismo está en “una posición de búsqueda de la fe. Todavía no la he encontrado –decía–, influenciado por una educación de la fe como ideología. Comprobar con este libro que el punto de partida del cristianismo es un acontecimiento me ha impactado”.

Más de 80 voluntarios atendieron a centenares de personas durante dos días que culminaban con la presentación del libro “Luigi Giussani. Su vida” de Alberto Savorana. También las tres presentaciones de la exposición “De mi vida a la vuestra”, mostrando la huella real, viva, con ejemplos del mensaje de Giussani en Catalunya, y dos mesas redondas. Una, sobre la posición constructiva del hombre en su trabajo, en la que participaron Pilar Chiva, empresaria en la Comunidad Valenciana, Juan Guerrero, CFO de Daimler, y Jordi Casanovas, emprendedor de un grupo de restaurantes-escuela en Catalunya, moderados por Mariona Pericas, abogada en el sector financiero. En la segunda mesa redonda se habló de “Entrar en el río de la alegría”. Participaban Jesús de Alba, fundador de la obra de asistencia Bocatas, la trabajadora social Mercé Canet, y Giuseppe Vitrano, sacerdote salesiano de la Misión de la Esperanza y Caridad de Palermo, que enviaba su participación en un vídeo. Moderaba Jorge Martínez, profesor universitario. Enric Vendrell, director general de Asuntos Religiosos de la Generalitat de Catalunya, había introducido las jornadas.

Alberto Savorana, con su intervención que cerraba el encuentro de estos dos días, recogía y enlazaba con la experiencia personal que Antoni Puigverd había relatado en primera persona. “Puigverd, como Dostoyevski, nos ha descubierto la pregunta del hombre moderno, del hombre europeo. La propuesta de Giussani va dirigida al hombre moderno que no ha considerado interesante para él la propuesta de la Iglesia antigua. En un momento determinado el hombre moderno dice no. Antoni Puigverd ha advertido que el hombre dice no porque siente la obediencia como una violencia. Toda la modernidad se construye en torno a la palabra libertad. La vida de Giussani ha reconciliado las palabras libertad y obediencia”.

Soplos de vida en Barcelona

Voluntarios de todas las edades en la cocina y el bar, en el montaje o atendiendo los actos. Familias enteras. Y muchas historias que arrancaban en este encuentro. Es el caso de Jordi. Jordi es un emprendedor de cuatro restaurantes-escuelas abiertos ya en Puigcerdá. Con una inquietud educativa por los alumnos-cocineros y camareros que tiene, Jordi llega por un encuentro “casual” con un cliente en su establecimiento. Y descubre un sentido a su inquietud educativa y una posibilidad de compañía. En vez de regresar al acabar el acto al que estaba invitado, Jordi se queda a dormir en Barcelona para “seguir mirando”, como decía, a pesar del día “punta” que es un sábado en sus restaurantes. Al día siguiente, encuentra nuevos amigos que comparten iniciativas semejantes de acompañamiento a jóvenes en situación de exclusión a través de la formación en restauración.

Punt BCN ha sido en Barcelona un soplo de vida que se ha hecho pública en la calle. Un punto de arranque de nuevas historias que se encadenan y siguen sucediendo, generando acontecimientos de vida, de descubrimiento y encuentro.

Noticias relacionadas

Joseba Arregi. Un abrazo para la eternidad
España · Juan Carlos Hernández
“Todos compartimos esa base de debilidad, de sufrimiento, de dolor, de ser contingentes, de tener que morir. Desde ahí podemos encontrarnos unos a otros”. Hace unos meses escribía esto para nuestro periódico nuestro querido amigo Joseba Arregi, que ha fallecido en Bilbao tras una larga y dura...
15 septiembre 2021 | Me gusta 3
El estado anímico del votante
España · Javier Folgado
A pesar de todas sus diferencias ideológicas, a María, Jesús, Daniel, Laura les preocupan más o menos las mismas cosas en su día a día....
2 julio 2021 | Me gusta 6
Un perdón real y verdadero genera memoria democrática
España · Francisco Medina
En este mundo en que vivimos, el espacio intermedio en el que cada uno de nosotros hace acto de presencia, inter-accionamos. Ejercemos nuestra posibilidad de actuar, fruto de una decisión nuestra, y podemos generar un mundo más humano… o no. Para bien o para mal, nuestras acciones pueden generar...
1 julio 2021 | Me gusta 6