Sin crucifijo: un juez contra la libertad

Cultura · M.Medina
COMPARTIR ARTÍCULO Compartir artículo
| Me gusta 0
24 noviembre 2008
La cruz expulsada de un colegio de Valladolid, en contra de la voluntad de los padres. La sentencia que ha dictado el Juzgado de lo Contencioso Administrativo, con la que obliga al colegio público Macías Picabea a retirar el crucifijo, supone una vulneración de la libertad. El pasado mes de marzo el Consejo Escolar del colegio, en el que están representados los padres, decidió mantener los símbolos. La Junta de Castilla-León, con una sabia política, había delegado en este órgano la decisión.

La Asociación Cultura Escuela Laica de Valladolid, que vio derrotada su pretensión, lejos de respetar la decisión democrática se fue a los tribunales. Y han encontrado un juez que ha hecho ideología y que asegura en su sentencia que "la presencia de símbolos religiosos en las aulas y las dependencias comunes del centro educativo público en el que se imparte a menores que se encuentran en plena fase de formación de su personalidad vulnera el derecho fundamental del artículo 16 (de la Constitución), el que regula la libertad religiosa". Dicho de otro modo, los padres deciden, en un ejercicio de libertad, qué símbolos religiosos son los que quieren que sus hijos vean. Y el juez, todo para los ciudadanos pero sin los ciudadanos, les quita esa libertad en nombre de los derechos constitucionales.

Lo que ha sucedido en Valladolid es justo lo que está previsto en la ley del Estado de Baviera el 23 de diciembre de 1995. La norma determina en su artículo 7 que, "en consideración de la connotación histórica y cultural de Baviera, en cada aula escolar debe haber un crucifijo. Así se expresa la voluntad de realizar los supremos objetivos de la Constitución sobre la base de valores cristianos y occidentales, en armonía con la tutela de la libertad religiosa. Si la presencia del crucifijo es contestada (…), el director didáctico buscará un acuerdo amigable". Si ese acuerdo no se produce, dice la ley, se dictará una regla ad hoc que respete la libertad religiosa y las convicciones de todos los alumnos. En Valladolid había acuerdo.

La cruz es el símbolo, entre otras cosas, de la separación de Iglesia y Estado. En esa línea se pronunció el Tribunal Administrativo de Venecia (Tar Veneto) en una sentencia del pasado 17 de marzo de 2005, en la que afirmaba que "el crucifijo puede ser legítimamente colocado en las aulas de las escuelas públicas porque confirma el principio de la laicidad del Estado republicano". El argumento jurídico ha sido confirmado por un pronunciamiento del Consejo de Estado italiano de febrero de 2006. El crucifijo es en realidad la mejor defensa de una laicidad que estará cada vez más amenazada.

Noticias relacionadas

Otro milagro de primavera
Cultura · Elena Santa María
Aunque falta un mes para el cambio de estación, Machado vuelve a ser actualidad hoy: «Mi corazón espera / también hacia la luz y hacia la vida / otro milagro de la primavera»....
24 febrero 2021 | Me gusta 1
Lo que no cuadra
Cultura · Jesús de Alba
El episodio especial de Navidad de la serie Euphoria de HBO me ha hecho ver con especial claridad un aspecto central de nuestras vidas que no solo aparece tantas veces soterrado o escondido, sino que además, y esto es lo que desenmascara el capítulo, su omisión aparece tantas...
30 diciembre 2020 | Me gusta 103
¿El otro es un bien?
Cultura · PaginasDigital
Esta semana ha tenido lugar en el Obispado de San Sebastián, a iniciativa del obispo Munilla, una conversación a tres en la que él manifestaba la enorme dificultad de asegurar un proceso de reconciliación entre los vascos tras la convulsa reciente historia de terrorismo y...
30 diciembre 2020 | Me gusta 100
Dorothy Day, el sabueso del cielo
Cultura · Ivo Paiusco
Hace cuarenta años (el 29 de noviembre de 1980) se iba, a los 83 años de edad, Dorothy Day. Esta mujer fue una de las presencias más significativas de la vida social y cultural, y seguramente también eclesial, norteamericana en el siglo pasado. Day supo conjugar...
18 diciembre 2020 | Me gusta 55